Cómo tapizar un sillón paso a paso

Muchas veces tenemos un mueble favorito en nuestro hogar. Pero con el tiempo, es inevitable que se vaya deteriorando y que llegue la hora de restaurarlo. Si tu intención es conservarlo, puedes planificar tapizarlo tú mismo, convirtiendo esta tarea en tu siguiente proyecto personal.

En Ideas en 5 minutos te ofrecemos instrucciones para tapizar un sillón paso a paso. Así podrás darle una nueva apariencia a tu mueble y otorgarle un toque más personal.

Necesitarás

  • 1 sillón individual

  • 1 cuchillo de papelería (cúter)

  • 1 par de guantes anticortes

  • 1 par de gafas transparentes

  • 1 cepillo de cerdas de metal (eléctrico) o podrías utilizar lija para madera

  • Pintura antióxido en aerosol

  • Pegamento de contacto transparente

  • Cinta elástica de látex

  • Espuma para tapizar (las medidas dependerán del tamaño y la forma de tu mueble)

  • Tela para forrar el sillón (puede ser del material y el color que desees, las medidas dependerán del tamaño y la forma de tu mueble)

Instrucciones

  • Antes de empezar a trabajar, colócate el equipo de protección. Utiliza guantes y gafas durante el procedimiento de tapizado.

1. Coloca el sillón sobre un área cómoda para trabajar. Ponlo boca abajo y remueve sus patas. Si están en buen estado, las puedes reutilizar. Retira delicadamente la tela del tapizado utilizando un cuchillo; si tiene grapas, sácalas con un destornillador plano. Reserva estas piezas porque más adelante te servirán a la hora de moldear la nueva tela que usarás.

2. A medida que vayas removiendo las distintas capas que cubren el mueble, es esencial que te fijes de qué manera están colocadas las telas, los elásticos y las espumas o esponjas.

3. Al quitar todas las telas, notarás que solo queda el elástico. Con una tijera o un cuchillo, córtalo y retíralo. Fíjate muy bien cómo ha sido colocado previamente, te ayudará más adelante cuando uses el elástico nuevo.

4. Si la estructura es de metal, es importante lijar y remover el óxido antes de pintarla con aerosol o brocha. En caso de que sea de madera, revisa que esté en buenas condiciones, líjala y aplica una capa de barniz y pintura para madera.

5. Coloca pegamento sobre el metal, fija un extremo de la cinta elástica, dóblala y cósela. Utiliza varias puntadas para que quede bien apretada y segura. Luego, pasa el elástico de arriba abajo en zigzag. Trata de seguir el mismo patrón con el que estaba cuando la desarmaste. Lo importante es que cubra en su totalidad el espaldar. Haz lo mismo en la zona del asiento, como si estuvieras tejiendo, pásalo una línea sobre la otra.

6. Forra el sillón con tela para rellenar muebles y fíjala con el pegamento. Hazlo en los laterales, el espaldar y el asiento.

7. La siguiente capa con la que cubrirás el mueble será de esponja para tapizar. Moldéala según la estructura y fíjala con abundante pegamento. Con el cuchillo o una tijera, corta los sobrantes que queden fuera de lugar. Permite que se seque el material para que quede bien adherido.

8. Utiliza las piezas de tela que retiraste al empezar el proyecto. Recorta la tela de acuerdo al patrón y el modelo de tu mueble; según el tipo de tapiz que elijas, podrías coserla o utilizar grapas para ajustarla al sillón.

9. Coloca pegamento sobre la esponja y fija la tela sobre ella. Asegúrate de estirarla bien antes de pegarla.

10. Hazlo por partes: primero el espaldar, luego los brazos y al final el asiento. Lo importante es que la tela quede sin arrugas y bien adherida.

11. Una vez que hayas completado la restauración de la parte superior del mueble, permite que se seque el pegamento durante un par de horas. Si lo utilizas de inmediato, podrías arrugar y desprender la tela.

12. Mientras tanto, encárgate de restaurar las patas. Si están en buenas condiciones, líjalas y échales barniz o sellador de madera. En caso de que las patas originales estén estropeadas, puedes comprar unas nuevas o hacerlas cortando madera de forma similar para que encaje en la estructura. Píntalas del color que mejor combine con tu nuevo sillón.

Compartir este artículo