Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo usar los calcetines viejos

Todos perdemos calcetines y tenemos un montón de ellos tirados por la casa o metidos en diferentes bolsas, esperando a ser emparejados. Y aunque es probable que estos calcetines no encuentren nunca a su pareja, aun así los seguimos guardando.

Como nos cuesta tanto tirarlos, en Ideas en 5 minutos hemos decidido mostrar varias formas de aprovechar los calcetines viejos.

1. Almohadilla térmica

Las almohadillas térmicas pueden ayudarnos a entrar en calor los días que no nos sentimos bien. Una de las maneras más sencillas de hacerlas es reutilizando calcetines viejos. Elige un calcetín y llénalo con arroz crudo. Ten cuidado de no llenarlo demasiado para que puedas atar o coser la parte superior. Mételo en el microondas durante 1-2 minutos y luego comprueba la temperatura en la parte interior del brazo. Así, evitarás el calor excesivo y posibles quemaduras.

Bono: Si quieres, puedes echar aceites esenciales en el arroz y removerlo para que huela mejor.

2. Bolsitas antipolillas

Mete bolas de naftalina o cristales antipolillas dentro de un calcetín limpio y cuélgalo en la barra del armario, colócalo en una estantería o guárdalo con tu ropa de invierno. Para contrarrestar el olor de las bolas de naftalina, añade un calcetín relleno con popurrí.

3. Fundas para jarrones

Si quieres darles una nueva vida a los viejos jarrones y macetas, prueba a reutilizar calcetines viejos. Elige el color que creas que iría mejor con el resto de tu decoración. Con ayuda de unas tijeras, corta la parte superior del calcetín. Después, mete la maceta dentro de él y dobla los bordes.

Este truco DIY no solo es económico y muy sencillo de hacer, sino que además no requiere de ningún tipo de habilidad manual.

4. Base antimanchas para botellas

A veces, en la cocina, encontramos manchas dejadas por las botellas de aceite o de salsa. Para evitarlas, podemos hacer protectores de calcetines para estas botellas. Toma un calcetín de tu elección y córtalo por la mitad. Mete la botella dentro de la mitad inferior del calcetín que tiene el fondo. La tela absorberá los derrames y mantendrá limpias las botellas y las superficies.

5. Relleno para botas

Mientras están en el sótano o se guardan para la siguiente temporada, las botas pueden perder su forma y empezar a doblarse y arrugarse. Para evitarlo, prueba a utilizar rellenos artesanales para las botas. Elige un par de calcetines largos y rellénalos con algodón o tela vieja. Usa una pistola de silicona para pegar el borde abierto del calcetín y evitar que el material se salga.

6. Rodilleras para bebés que gatean

Para que las aventuras de nuestro bebé sean más seguras, podemos utilizar calcetines viejos como rodilleras. Suavizarán las superficies duras y protegerán sus rodillitas del daño causado por las pequeñas cosas que se encuentran en el piso. Puedes elegir dos calcetines y cortarlos por la mitad. Ponlos en las rodillas del bebé y ya está.

7. Trapeador

Puedes hacer un trapeador casero con tus calcetines viejos y mullidos. Toma uno de tus calcetines y colócalo en el trapeador. Humedécelo con una mezcla casera compuesta por 3 tazas de agua y ½ taza de vinagre. Puedes añadir aceites esenciales para mejorar el olor.

¿Alguna vez has probado alguno de estos trucos? Cuéntanos lo que sueles hacer con tus calcetines viejos o sin pareja.

Imagen de portada Emojipedia, Emojipedia
Ideas En 5 Minutos/Hazlo tú mismo/Cómo usar los calcetines viejos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos