Manualidades de plastilina ligera

Modelar con plastilina ligera es una gran actividad tanto para niños como para adultos. El material blando y moldeable permite crear cualquier cosa, y también puede ser útil para realizar ejercicios de desarrollo de la motricidad fina de las manos. Las artesanías hechas con este material se secan rápidamente, lo que las hace fáciles de almacenar.

Ideas en 5 minutos te contará cómo hacer cosas sencillas con dicha plastilina y, al mismo tiempo, aprender algunos trucos que te serán útiles cuando trabajes con este material.

Caracol

Paso n.º 1. Enrolla un trozo de plastilina formando una salchicha larga. Dóblala en espiral. Para indicar la cabeza del caracol, separa ligeramente el extremo de la espiral.

Paso n.º 2. Usa un objeto afilado para cortar ese extremo en el lugar donde estarán los cuernos con los ojos. Haz otro corte para la boca. Usa un palito con un extremo redondeado para hacer orificios para los ojos.

Paso n.º 3. Haz dos bolitas de plastilina negra. Usa unas pinzas para colocarlas en los agujeros de los ojos.

Paso n.º 4. El caracol está listo. Su caparazón se puede decorar adicionalmente con flores y hojas de plastilina.

Rana

Paso n.º 1. Haz una bola de plastilina verde y presiónala un poco. Este será el cuerpo de la rana. Agrega patas a los lados: haz un par de salchichas finas, dóblalas por la mitad y pégalas al cuerpo de la rana.

Paso n.º 2. Coloca 6 bolitas debajo del vientre de la rana.

Paso n.º 3. Haz ojos con plastilina blanca. Colócalos sobre el cuerpo en el lugar indicado. Usa un marcador negro para dibujar las pupilas.

Paso n.º 4. Usa un palillo de dientes para cortar la boca. Usa plastilina roja para hacer un par de panqueques pequeños y pégalos a cada lado de la boca en el lugar de las mejillas.

Mariquita

Paso n.º 1. Para hacer el cuerpo de una mariquita, haz una bola de plastilina roja y presiónala ligeramente.

Paso n.º 2. Haz 6 bolitas de plastilina negra y pégalas a la espalda de la mariquita: 3 a cada lado, simétricamente entre sí.

Paso n.º 3. Haz una pequeña salchicha de plastilina negra con bordes alargados y fíjala a la parte superior del cuerpo. Esta será la cabeza. Con cualquier herramienta que tengas a mano, presiona ligeramente las bolitas para que se conviertan en puntos planos en la espalda del insecto.

Paso n.º 4. Con un palillo de dientes u otro objeto delgado y afilado, dibuja una línea en el medio de la espalda.

Pasos n.º 5 y n.º 6. La mariquita está lista. Puedes poner la artesanía en un clip, convirtiéndola en un marcador original.

Trozo de queso

Paso n.º 1. Aplasta un trozo de plastilina hasta convertirlo en una hoja delgada. Recorta los bordes y dale forma de triángulo.

Paso n.º 2. Usa un popote grande para bebidas para hacer agujeros en el trozo de queso.

Paso n.º 3. Luego repite usando popotes más pequeños.

Paso n.º 4. El trozo de queso está listo.

Oruga

Paso n.º 1. Haz varias bolas de diferentes colores.

Paso n.º 2. Coloca las bolas una junto a la otra y presiónalas con el dedo.

Paso n.º 3. Coloca las bolas aplanadas una encima de la otra. Para una fijación adicional, puedes colocar las bolas en un palillo o alambre.

Paso n.º 4. Pega los ojos de plastilina blanca a la cabeza de la oruga y luego dibuja las pupilas con un marcador negro.

Paso n.º 5. Usa un palillo para hacer la boca de la oruga.

Paso n.º 6. Con plastilina rosa moldea las mejillas de la oruga y fíjalas a la cabeza. Si lo deseas, el cuerpo se puede torcer o se pueden agregar más bolas para alargar la oruga.

Rosa (opción n.º 1)

Paso n.º 1. Haz una bola de plastilina rosa.

Paso n.º 2. Usa una cuchara para presionar un borde y formar un pétalo.

Paso n.º 3. Haz otros pétalos de manera similar, cambiando su tamaño y su forma, y ​​luego júntalos en un capullo de rosa.

Paso n.º 4. La rosa está lista. Siéntete libre de experimentar. Por ejemplo, intenta presionar suavemente los bordes de los pétalos para que se vean tan delgados como una flor real. Las flores confeccionadas se pueden pegar a una horquilla.

Rosa (opción n.º 2)

Paso n.º 1. Haz 6 bolitas de plastilina. Colócalas una al lado de la otra y aplástalas para formar panqueques, apilados uno encima del otro.

Paso n.º 2. Enróllalos en un rollo pequeño.

Paso n.º 3. Con un objeto afilado, divide el rollo en dos piezas para hacer dos capullos de rosa pequeños. Para que se vean más espectaculares, se pueden unir hojas verdes a la base de cada flor. También puedes pegarlos a unos aretes: obtendrás una decoración colorida y original.

Frambuesa

Paso n.º 1. Haz una bola de plastilina.

Paso n.º 2. Presiónala ligeramente de un lado para darle forma de baya.

Paso n.º 3. Haz un agujero en el centro superior. Haz bolas más pequeñas y pégalas a la baya, simulando la textura de una frambuesa. Puedes poner la baya en un palillo de dientes; es más cómodo colocar las bolitas de esta manera.

Paso n.º 4. Presiona ligeramente las bolitas alrededor de los bordes de la baya. ¡Listo! Una baya así se puede colocar en un alambre para crear un colgante o una pulsera.

Pez

Paso n.º 1. Forma una gota grande con una bola de plastilina. Este será el cuerpo del pez. Haz una salchicha fina con plastilina de color contrastante y divídela en 3 partes. Pégalas a la espalda del pez presionando.

Paso n.º 2. Haz las aletas con dos bolas más pequeñas. Dales una textura como la de la foto, presionándolas con un palillo. Haz surcos en los lados del cuerpo e inserta los extremos de las aletas en ellos.

Paso n.º 3. De la misma forma, haz la aleta de la espalda.

Paso n.º 4. Haz ojos con plastilina blanca y pinta las pupilas con un marcador. Usa un palillo de dientes para cortar la boca.

Corazón tejido

Paso n.º 1. Haz muchos cordones finos de plastilina. Si no tienes un dispositivo especial para esto, puedes usar una máquina para hacer pasta o una prensa de ajo.

Paso n.º 2. Trenza con cuidado dos de los cordones juntos.

Paso n.º 3. Haz lo mismo con los demás. Coloca las trenzas resultantes una al lado de la otra, como en la foto de arriba. Puedes presionarlas ligeramente para que se toquen, formando un lienzo.

Paso n.º 4. Coloca un cortador de galletas en forma de corazón sobre las trenzas.

Paso n.º 5. Mientras sostienes las trenzas, corta la forma de corazón y quita los bordes sobrantes de la pieza de trabajo.

Paso n.º 6. Retira el cortador y coloca cordones retorcidos en espiral alrededor de los bordes del corazón. Puedes pegar el corazón terminado a la base de unos clips, convirtiéndolo en un arete.

Pulpo

Paso n.º 1. Haz una bola con plastilina y presiónala un poco.

Paso n.º 2. Estírala, presionando en el medio para darle forma de mancuerna.

Paso n.º 3. Aplasta la mitad de la mancuerna para obtener una hoja plana ovalada. Este será el cuerpo.

Paso n.º 4. Utiliza un objeto afilado para cortar la hoja en tiras. Gira sus extremos en espiral, moviéndote hacia arriba, como se muestra en la foto.

Paso n.º 5. En la cabeza, haz con un palito los agujeros para los ojos. Haz ojos blancos con pupilas negras con plastilina e insértalos en los agujeros.

Paso n.º 6. Agrega un agujero para la boca. Coloca un círculo plano rosa en él y presiónalo en el medio para hacer un agujero. Agrega una flor a uno de los tentáculos.

Bagre

Paso n.º 1. Haz una forma parecida a la de una berenjena con plastilina para formar el cuerpo del bagre. Presiona hacia abajo un extremo con un peine y divídelo por la mitad, formando una cola.

Paso n.º 2. Para hacer la aleta dorsal, levanta y aprieta la plastilina con los dedos, formando una línea irregular, que se extienda desde la cabeza hasta la cola.

Paso n.º 3. Estira un poco la plastilina desde el lado derecho para hacer dos aletas laterales. Usa un objeto afilado o una cuchara para marcarlas. Repite del lado izquierdo.

Paso n.º 4. Corta y separa con cuidado dos líneas pequeñas alrededor del borde de la cabeza del bagre para hacer un bigote. Dóblalo un poco.

Paso n.º 5. Haz hendiduras en la cabeza para los ojos y las fosas nasales. Usa un popote para darle al cuerpo una textura similar a la de unas escamas, como se muestra en la foto de arriba.

Paso n.º 6. Inserta ojos blancos con pupilas negras en las hendiduras de la cabeza. ¡Listo!

Brócoli o árbol

Paso n.º 1. Haz un cilindro de plastilina y divide un extremo en varias ramas con un palillo.

Paso n.º 2. Estira con cuidado las ramas con los dedos y dales la apariencia de ramas gruesas.

Paso n.º 3. Inserta unos palillos de dientes en las ramas y coloca bolas en sus extremos. Los palillos de dientes proporcionan una sujeción más estable.

Paso n.º 4. Fija las bolas en las ramas y presiona un poco hacia abajo para que se asienten con mayor firmeza. Luego usa un palillo de dientes para perforar las bolas y darles textura.

Paso n.º 5. Trabaja toda la corona de esta manera. Presiona con cuidado el tallo de la planta y sus ramas para que las líneas sean suaves.

Paso n.º 6. Dibuja los ojos con un marcador y corta la boca con un palillo.

Arcoíris con sol

Paso n.º 1. Haz una tira larga y gruesa de plastilina morada. Dobla el extremo en espiral.

Paso n.º 2. Repite con una tira azul y otra celeste, colócalas junto a la morada. Los extremos de las tiras se pueden doblar en diferentes direcciones.

Paso n.º 3. Repite agregando una tira verde y otra amarilla a la composición.

Paso n.º 4. Haz una tira naranja y otra roja de la misma manera. ¡El arcoíris está listo!

Paso n.º 5. Haz 3 tiras pequeñas de plastilina blanca y enróllalas en espirales, luego fíjalas en la base del arcoíris. Serán las nubes.

Paso n.º 6. Haz un círculo solar de la misma manera. En la imagen de arriba está moldeado con piezas de plastilina de dos colores para que tenga manchas.

Queda agregar pequeños rayos del sol, y la imagen está lista. Puedes esperar a que se seque y colocar un alfiler grande con pegamento en la parte posterior, convirtiendo la artesanía en un broche.

Oveja en una granja (pintura de plastilina)

Paso n.º 1. Toma plastilina azul y blanca, mezcla las dos piezas en una.

Paso n.º 2. Estírala con un rodillo para hacer una hoja rectangular plana con manchas azules y blancas. Esto creará el cielo como fondo de la imagen.

Paso n.º 3. Coloca un marco encima. Haz una bola de plastilina blanca, conviértela en un óvalo y fíjala en el centro de la imagen: este será el cuerpo de la futura oveja. Extiende plastilina marrón en una hoja de pequeño grosor y forma dos tablas de valla con ella. Colócalas como en la foto de arriba. Usa un objeto afilado para tallar ranuras en las tablas y simular una superficie de madera.

Paso n.º 4. Agrega dos tablas horizontales más. Usa un palo con un extremo redondeado para hacer orificios en las intersecciones con las otras tablas.

Paso n.º 5. Haz la cabeza de la oveja como en la foto de arriba.

Paso n.º 6. Haz muchas bolitas blancas y colócalas en el cuerpo de la oveja. Agrega las patas.

Haz hierba con plastilina verde y agrega bolas de colores para simular las flores.

Consejos útiles para trabajar con plastilina ligera

  • Las artesanías terminadas o sus partes se pueden unir adicionalmente entre sí con pegamento PVA.

  • La plastilina seca se puede pintar con cualquier pintura.

  • Usando moldes para modelar o moldes infantiles, puedes crear elementos decorativos extremadamente livianos a partir de plastilina y luego fijarlos con pegamento en cualquier superficie, por ejemplo, para decorar de esta manera las paredes de una habitación.

  • Si la plastilina ligera se ha secado, no la tires: simplemente humedécela con agua o envuélvela con un paño húmedo y ponla en un paquete durante la noche para que recupere su plasticidad.

Cómo crear diferentes texturas en la plastilina

Para obtener un caracol acanalado, presiona una tira de plastilina con un peine recto común y luego dóblala formando una espiral.

Se les puede dar un relieve adicional a las manualidades si las apoyas en diferentes superficies convexas. Por ejemplo, la hoja de la foto de arriba parece más realista después de haber sido presionada contra el mango de una navaja de afeitar común. También puedes usar un rallador de alimentos, vasos facetados, un patrón de figuras de porcelana o un simple colador.

Tocar ligeramente la plastilina con un cepillo rígido puede crear una superficie irregular. Esta textura hace que tu artesanía de galletas o cupcakes se vea más realista.

Para agregarles volumen y “esponjosidad” a las formas, puedes pellizcarlas con unas pinzas.

Si no tienes el tono correcto de plastilina a mano, intenta mezclar piezas de diferentes colores. Así, con azul y rojo puedes obtener morado, y el amarillo y el azul se convertirán en verde.

Imagen de portada 5-Minute Crafts / YouTube
Compartir este artículo