Cómo armar un cubo de Rubik

Existen varios métodos para armar un cubo de Rubik de 3×3. El método de Jessica Fridrich se puede considerar como el más habitual y es utilizado con frecuencia por personas que se dedican al speedcubing, un deporte en donde se debe armar el cubo en el menor tiempo posible. Pero para los principiantes es muy complicado. Por eso es mejor elegir una variante más sencilla. No le tengas miedo a los esquemas y algoritmos: solo a primera vista parecen incomprensibles. Si profundizamos e investigamos un poco, entonces te darás cuenta de que esto es muy sencillo.

Ideas en 5 minutos ha escrito detalladamente todas las etapas del armado de un cubo de Rubik de 3×3 para que todos puedan vencer este complicado enigma.

Bases para un armar un cubo de Rubik

Principales denominaciones de las partes de un cubo que vale la pena recordar:

  • Caras. Son seis: blanca, amarilla, roja, azul, verde, naranja.

  • Centros. Nunca cambian su posición. Siempre formarán las siguientes parejas en lados opuestos: blanco — amarillo, rojo — naranja y azul — verde. El color del centro determina el color de toda la cara.

  • Aristas. Tienen dos colores. Se sitúan entre los vértices del cubo.

  • Esquinas. Tienen 3 colores. Se forman con los vértices del cubo.

Etapa preliminar

Al armarlo tendremos que aprender algunas pequeñas fórmulas para comprender el algoritmo. Las caras se representan por una letra:

  • U (Up): Cara superior

  • R (Right): Cara derecha

  • L (Left): Cara izquierda

  • F (Front): Cara frontal

Si ves en el esquema de armado una letra, esto significa que la cara correspondiente se tiene que girar 90º en el sentido de las manecillas del reloj. Hay ocasiones en donde frente a la letra se encuentra un número, esto significa el número exacto de giros que debes dar. A veces, a las letras se la agrega el apóstrofo (’). Esto significa que debes girar la cara en sentido contrario a las manecillas del reloj.

Etapa 1: ensamblado de la “flor” y cruz blanca

1. En un principio, en la cara superior se debe de armar una “flor” blanca con centro amarillo. Encuentra el centro amarillo en el cubo y colócalo de tal manera que quede viendo hacia arriba. Después localiza las aristas de color blanco y colócalas fuera del centro amarillo formando una cruz.

Para que sea más fácil de hacer, puedes colocar las aristas en la segunda capa y girarlas hacia arriba. Previamente comprueba que no hayas quitado un elemento blanco colocado en la parte superior. En caso de que sea así, gíralo hacia cualquier lado para despejar el lugar.

2. Cuando hayas obtenido la “flor”, gira la cara superior hasta que el color de una arista coincida con el color del centro de la cara frontal. Después gira la cara frontal dos veces. El color blanco debe de quedar abajo. Haz lo mismo con cada una de las aristas de la “flor”. Como resultado verás una cruz blanca en la cara inferior.

Etapa 2: armado de la primera capa

1. Ahora armaremos las esquinas de la cara blanca. Pon la cruz blanca hacia abajo. Encuentra las esquinas de color blanco en la tercera capa (no importa en qué cara se encuentren). Mira los otros colores de la esquina y gira la capa de tal manera que coincida con su centros. Por ejemplo, si la esquina además del color blanco tiene los colores rojo-verde, entonces tienes que colocarla entre los centros rojo y verde.

2. Luego utiliza el esquema de la etapa preliminar y realiza los movimientos R U R’ U’. Repite este proceso hasta que el color blanco quede en su lugar en la cara inferior.

Cuando un elemento blanco se encuentre en la esquina inferior, pero no en su cara, gírala hacia arriba usando el mismo esquema. Después nuevamente coloca la esquina haciéndola coincidir con los centros según su color y repite el algoritmo. Haz lo mismo con cada esquina blanca en la cara superior. Como resultado la capa inferior (blanca) estará completada.

3. Si has tenido suerte, entonces la primera capa estará armada. Si hay pequeñas discrepancias en los colores, no te desesperes, esto es fácil de resolver. Gira la esquina inferior que no corresponda hacia arriba aplicando la fórmula ya conocida. Posteriormente gira la cara superior hasta que uno de los colores de la esquina corresponda con su color en el centro y repite el algoritmo. Haz esto con cada esquina que no esté en su posición. Si has hecho todo correctamente, entonces la primera capa estará armada.

Etapa 3: armado de la segunda capa

Encuentra en la capa superior la arista que no tenga un color amarillo. Júntala con el centro de cualquier cara de tal manera que coincidan en color. Mira el color de la arista superior y determina hacia qué lado debería moverse con relación a la cara frontal.

1. Si la arista tiene que ir a la derecha. Gira la cara superior en dirección opuesta de donde debería quedar. Realiza nuestros movimientos ya conocidos con la mano derecha (R U R’ U’). Posteriormente gira el cubo una cara en dirección a las manecillas del reloj. Y realiza la fórmula conocida pero con la mano izquierda (L’ U’ L U).

2. Si la arista tiene que ir a la izquierda. Gira la cara superior en dirección opuesta de donde debería quedar. Realiza nuestra fórmula conocida con la mano izquierda (L’ U’ L U). Gira el cubo una cara en dirección contraria a las manecillas del reloj. Y completa los movimientos del algoritmo con la mano derecha (R U R’ U’).

3. Si en la capa superior todas las aristas tienen color amarillo. Simplemente realiza los movimientos conocidos de tal manera que puedas conseguir una arista de otro color. De esta manera podrás aplicar el esquema, dependiendo a qué lado tenga que ir la arista.

Al realizar correctamente este esquema, ya habrás completado la segunda capa, queda muy poco.

Etapa 4: armado de la cruz amarilla en la cara superior

La cruz amarilla se forma con la siguiente coherencia: punto — media cruz (9 en punto) — banda (3 elementos del mismo color) — cruz. Al realizar los movimientos anteriores puede que ya tengas armada la cruz, si es así, simplemente pasa al siguiente punto. En caso contrario, es muy fácil de conseguir.

  1. Si solo tienes una banda. Gira el cubo de tal manera que la banda quede horizontalmente. Al mismo tiempo no es importante si al lado hay otros elementos de color amarillo, lo principal es que tengas 3 puntos en una fila. Posteriormente aplica la fórmula F R U R’ U’ F’. Al realizar estos pasos conseguirás la cruz.
  2. Si solo tienes la media cruz. Gira el cubo de tal manera que la media cruz marque las nueve en punto. Después aplica la fórmula F 2(R U R’ U’) F’. Es decir, se debe gira la cara frontal una vez en dirección a las manecillas del reloj, repetir nuestro movimiento base con la mano derecha dos veces y después girar la cara frontal en dirección contraria a las manecillas del reloj.
  3. Si solo tienes un punto. Une los dos algoritmos anteriores. Primero aplica el esquema F 2(R U R’ U’) F’. De esta manera obtendrás una banda amarilla, no olvides colocarla horizontalmente. Después continúa girando con la fórmula simplificada F R U R’ U’ F’. La cruz estará lista.

Etapa 5: armado de las esquinas de la capa superior

Las esquinas se encuentran en su posición correcta cuando los colores de sus centros se ubican en los lados concordantes. Es decir, si la esquina es amarilla — naranja — verde, entonces se debe de encontrar entre las caras amarilla, naranja y verde. Al mismo tiempo no es importante hacia dónde miren los lados de la esquina. Ahora solo es importante que se encuentren en relación con su color. Veamos dos situaciones:

1. Si solo coinciden 2 esquinas adyacentes. En tal caso sitúalas en tu mano izquierda. Posteriormente aplica el siguiente esquema 3(R U R’ U’) + vuelta de una cara en dirección a las manecillas del reloj + 3(L’ U’ L U).

2. Si solo coinciden correctamente las esquinas diagonalmente adyacentes entre sí. Empieza con el esquema del primer punto. Después gira la capa superior hasta que dos esquinas coincidan de un solo lado. Sitúalas en tu mano izquierda. Repite el algoritmo una vez más.

Etapa 6: armado de la cara amarilla

Gira el cubo de tal manera que la cruz amarilla quede viendo hacia ti. Encuentra la esquina amarilla en la parte superior derecha.

1. Utiliza el algoritmo que ya conoces con un orden ligeramente modificado U R’ U’ R hasta que la esquina amarilla quede en su lugar.

2. Una vez que esa esquina esté lista, comienza a trabajar con la siguiente. Para esto aplica F, es decir, una vuelta a la cara frontal en dirección a las manecillas del reloj, hasta obtener la esquina amarilla en la parte superior derecha, y repite el algoritmo modificado.

Tienes que realizar estos pasos con todas las esquinas amarillas hasta completar la cara. Y gira la cara frontal hasta que todos los colores coincidan.

Etapa 7: final

En este momento todo debe de estar en su lugar, a excepción de las aristas de la capa superior. Es hora de ordenar este caos.

  1. Si una de las caras restantes (azul, naranja, roja, verde) está completamente armada. Coloca la cara armada viendo hacia ti. Aplica el algoritmo de la mano derecha (R U R’ U’) + algoritmo de la mano izquierda (L’ U’ L U) + 5(R U R’ U’) + 5(L’ U’ L U).
  2. Si todas las aristas no están en su lugar. Aplica el mismo algoritmo del primero punto. Así conseguirás completar una cara. Gira la cara armada viendo hacia ti y repite todo el algoritmo.

¡Felicidades, has armado el cubo de Rubik!

Compartir este artículo