Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo guardar los juguetes

El secreto para guardar los juguetes de tus hijos no solo está en saber clasificarlos o encontrar espacio para todos ellos, sino en hacerlo de una forma divertida, estratégica y fácil para que tu hijo pueda encontrar su juguete en cualquier momento y colocarlo de nuevo sin hacer un desastre en la casa.

1. Clasifica tus juguetes según tus necesidades

Cuando necesitas organizar un montón de juguetes de forma que sea fácil de manejar tanto para ti como para tu hijo, no tienes más remedio que pensar en un método a seguir. En este caso, es muy recomendable etiquetar los contenedores, independientemente del método. La forma más fácil sería separar los juguetes en grupos de la manera que creas que puede funcionar para ti.

  • Color: organiza los juguetes por colores: puede tratarse de legos u otros juguetes pequeños con un color predominante. Incluso puedes colocar los libros infantiles en las estanterías haciendo una gradación de colores, ya que es divertido y estético. Solo tienes que etiquetar cada cajón con un color y colocar allí el juguete correspondiente. También puedes utilizar contenedores de plástico transparentes para guardar los ladrillos Lego, que no necesitarán ser etiquetados.
  • Tamaño: cuanto más pequeño es el juguete, más grande es el grupo. Coloca los juguetes pequeños en contenedores de almacenamiento que luego se colocan en contenedores más grandes. Otra opción, por ejemplo, puede ser utilizar cajas de calzado que luego se pueden almacenar en algún lado, ofreciendo mucho espacio en la habitación. Las bolsas de cordones también son una buena solución.
  • Número: si asignas a cada juguete un número, luego podrás colocarlos en las cestas u otros contenedores correspondientes.
  • Tipo: intenta clasificarlos en grupos, como “peluches”, “juguetes de coche”, “muñecas”, “legos”, “juguetes de madera”, o lo que les parezca lógico a ti y a tu hijo. De este modo, siempre sabrás a qué pertenece cada juguete.

2. Instala muebles adecuados

Contar con muebles adecuados es una excelente idea, ya que están diseñados para ahorrar espacio a la vez que son elegantes y multifuncionales.

  • Aconsejamos considerar la posibilidad de fabricar/comprar muebles de esquina con espacio para sentarse o banquetas, así como estanterías incorporadas en las camas de cucheta.
  • Utiliza ganchos para los sombreros y los trajes de los niños.
  • Considera instalar los muebles en forma de cubo, ya que pueden quedar bastante bien si añades algunas cestas de colores para que parezcan menos sobrecargados.
  • Las hamacas especiales para guardar juguetes permiten colgar juguetes sobre la cama del niño, ya que son divertidos y accesibles
  • Utiliza peluches como relleno para un sillón de peluche. Este es un consejo genial porque tu hijo puede utilizar el sillón de peluche tanto para sentarse como para guardar sus juguetes.
  • Un planeta de flores colgante puede parecer inusual, pero puede servir como decoración y espacio de almacenamiento bastante interesante para los peluches en la habitación de tu hijo.
  • Un tablero de clavijas puede servir para colgar los materiales de manualidades. Un tablero de clavijas junto a un escritorio puede ser muy práctico para guardar los materiales de manualidades de tu hijo. Además de proporcionar espacio de almacenamiento, esta original idea puede hacer que las paredes de tus hijos tengan un aspecto muy original.
  • Un “estacionamiento” hecho con material en forma de tubo es una idea original para colocar sus coches de juguete.

3. Utiliza contenedores de juguetes

Los contenedores de juguetes pueden ser atractivos a la vista y también espaciosos.

  • Utiliza cestas. Para el almacenamiento de juguetes, nos referimos a cestas de cualquier material, ya sean cestas de plástico, cestas de lona o cestas tejidas (perfectas para los peluches).
  • Utiliza cubetas y recipientes. Las cubetas de plástico, de tela, con tapa, los cajones y otros recipientes también son muy prácticos. Coloca los juguetes con los que tu hijo apenas juega en contenedores de plástico y guárdalos en el garaje o en el depósito. Después podrás regalarlos o incluso volver a utilizarlos.
  • Utiliza frascos y cajas transparentes para controlar el número de materiales artísticos que tienes en stock. Las cajas de utensilios también son perfectas para los lápices de colores.
  • Los cajones/contenedores de plástico, los estuches de lápices y los cubos de metal son estupendos para guardar los juguetes más pequeños que suelen ser fáciles de perder y difíciles de encontrar.

4. Utiliza todo tipo de estanterías

Puede utilizar diversos tipos de estanterías para almacenar los juguetes. Por ejemplo, las estanterías sencillas o las modulares flexibles están diseñadas para que sean fáciles de configurar y volver a armar según tus necesidades, o las estanterías flotantes en forma de nubes pueden usarse en las habitaciones de los bebés. No dudes en añadir cestas de diferentes colores para que la estantería tenga un aspecto divertido.

¡Atención! Asegúrate de que las estanterías o los armarios sean lo suficientemente bajos para evitar que los juguetes pesados caigan sobre los niños.

  • Utiliza una simple estantería como “garaje” para coches de juguete. Coloca los coches de juguete en una simple estantería por colores, tamaños o tipos. De este modo, tu hijo podrá tener su propio garaje de juguetes a disposición de todos.
  • Los bloques de cuchillos magnéticos (u otras piezas imantadas) pegados a la pared pueden servir para mantener los coches de juguete de tus hijos organizados y agradables a la vista.
Ideas En 5 Minutos/Juguetes/Cómo guardar los juguetes
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos