3 Recetas que puedes preparar utilizando tofu

El tofu, elaborado a base de soja, es un alimento rico en proteína vegetal. Es frecuentemente utilizado en la gastronomía japonesa y por quienes consumen comidas veganas o vegetarianas. Su textura absorbe muy bien los condimentos o aliños que se le añadan, lo que permite darle el sabor que desees. Ideas en 5 minutos te da a conocer algunas recetas para preparar platillos con tofu, y al final del artículo, te contamos más sobre este producto.

1. Palitos de tofu horneados

Ingredientes:

  • 250 g de tofu firme escurrido

  • 2 huevos batidos

  • 1 taza de coco rallado

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 200 ºC. Corta el tofu previamente escurrido en tiras del grosor de dos dedos aproximadamente.

  2. Sumerge cada pieza en los huevos batidos. Mójalas bien.

  3. Luego, rebósalas con el coco rallado. Trata de que queden completamente cubiertas.

  4. Colócalas en una bandeja para hornear cubierta de papel encerado, procura que queden separadas al menos 2 centímetros. Hornéalas a 200 ºC durante 30 minutos.

  5. Retira del horno, permite que se enfríen unos minutos. Sirve los palitos acompañados de salsa de tomate o de la salsa que más te guste.

2. Tofu salteado con verduras

Ingredientes:

  • 300 g de tofu firme

  • 2 tazas de vegetales crudos (puedes usar brócoli, zanahorias, espárragos)

  • 100 g de chícharos enlatados (o congelados)

  • 2 cdas. de cebolla picada

  • 2 cdas. de aceite de oliva

  • 1 cda. de orégano fresco (opcional)

  • 3 cdas. de salsa de soya (opcional)

  • Es importante que antes de comenzar a preparar esta receta, escurras el tofu.

  • Retíralo de su empaque y colócalo en un colador o una rejilla para permitir que drene el exceso de líquido durante al menos 1 hora, dependiendo del tamaño del producto.

  • Después, sécalo con toallas de papel absorbente, apretando firmemente.

Preparación:

  1. Corta el tofu en porciones cuadradas o rectangulares de 2 cm de grosor; es preferible que todas las porciones queden del mismo tamaño.

  2. Sofríe la cebolla en una sartén con un chorrito de aceite. Añade los cubos de tofu, saltéalos al menos unos 5 minutos a llama baja, puedes añadir sal al gusto y unas hojas de orégano fresco.

  3. Voltéalos para que se doren de cada lado. Cuando se hayan cocinado, retíralos y déjalos reposar sobre un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

  4. Cocina los vegetales al vapor junto con los chícharos. Podrías también saltearlos en la misma sartén si prefieres, pero procura utilizar muy poco aceite para que no se sobrecocinen.

  5. Sirve el tofu junto con los vegetales cocidos. Acompaña el plato con una porción de arroz y salsa de soya.

Puedes conservar el tofu frito en la nevera como máximo durante dos días.

3. Ensalada fresca

Ingredientes:

  • 100 g de tofu firme cocinado

  • 2 cdas. de cuscús cocido (puedes reemplazarlo por arroz integral o quinoa cocida)

  • ½ taza de rúcula fresca

  • 2 cdas. de maíz dulce

  • 2 cdas. de chícharos

  • 2 cdas. de pepino rebanado

  • 1 cda. de aceite de oliva

  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. En un recipiente de vidrio, vierte el aceite de oliva. Añade el cuscús, el maíz dulce y los chícharos.
  2. Si deseas, puedes marinar el tofu desde el día anterior con un chorrito de salsa de soya. Córtalo en cubos pequeños e incorpóralo. Agrega sal y pimienta al gusto.
  3. Coloca el pepino y al final la rúcula para que no se estropee y se mantenga fresca. Puedes variar con los vegetales que más te gusten. Si comes proteína animal, también puedes agregar a la ensalada pollo troceado o jamón cortado en cuadritos. Bate bien el frasco antes de consumir.

Mantén el envase tapado herméticamente en la nevera durante 24 horas.

Bono: Beneficios del tofu

  • Las isoflavonas presentes en la soja pueden ayudar a mantener la piel radiante y a afinar las arrugas.

  • Es un alimento rico en fibra. Consumirlo mantiene el corazón sano y reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

  • Aporta una gran cantidad de calcio y vitamina D, por lo que su ingesta ayuda a mantener saludables nuestros huesos.

  • Al ser un producto vegetal, es más fácil de digerir que las proteínas animales, lo cual es recomendable para personas que padecen problemas digestivos.

  • Es bajo en calorías y puede ayudar a disminuir los niveles de colesterol malo.

Compartir este artículo