Cómo cocinar arroz

El arroz es un producto nutritivo, asequible y fácil de cocinar que puede convertirse en la base de casi cualquier platillo. Pero necesitas conocer la técnica de cocción correcta para que este quede esponjoso y tierno. En Ideas en 5 minutos estamos listos para compartir este procedimiento contigo.

Lo que necesitarás

Para realizar un perfecto arroz esponjoso, necesitarás:

  • 1 taza de arroz blanco de grano largo. Puedes remojarlo en agua fría durante 30 minutos para que se cocine de manera más uniforme. Además, puedes usar cualquier otro tipo de arroz que desees; el principio básico de cocción seguirá siendo el mismo.

  • 2 tazas de agua para el arroz de grano. Para el integral, necesitarás 6 tazas de agua por una de arroz.

  • 1/2 cucharadita de sal.

  • 1 cucharada de mantequilla o aceite (opcional).

  • Una cacerola con tapa.

  • Un colador.

  • Un tenedor.

Paso 1. Lava bien el arroz con agua fría

  • Coloca el arroz en el colador y enjuágalo con agua corriente fría hasta que esta salga clara. Necesitas lavarlo para deshacerte de cualquier almidón polvoriento que pueda hacer que este se vuelva pegajoso y gomoso.

Nota: no es necesario que enjuagues el arroz de grano corto si vas a usarlo para preparar risotto, arroz con leche o cualquier otro platillo donde se supone que este ingrediente debe estar cremoso.

Paso 2. Vierte agua en una cacerola y déjala hervir

Paso 3. Agrega el arroz

  • Agrega arroz, sal y mantequilla o aceite (opcional), y revuelve bien para asegurarte de que todos los ingredientes se distribuyan uniformemente.

Nota: si estás cocinando arroz integral, no agregues sal y mantequilla aún.

  • Asegúrate de no revolver el arroz más de una vez para no arruinar la textura de tu próximo platillo.

Paso 4. Cubre la cacerola con una tapa y deja que los ingredientes hiervan a fuego lento

  • Coloca la cacerola a fuego lento y mantenla tapada. Es mejor abrir la tapa solo al final del tiempo de cocción.

Nota: no tapes la cacerola si estás cocinando arroz integral.

  • Al terminar de cocinar, el agua debe haberse absorbido por completo (excepto si optaste por arroz integral).

  • El tiempo de cocción depende del tipo de arroz que elijas. Para el de grano largo, debes mantener la cacerola a fuego lento durante unos 18 minutos; para el de grano corto, 15 minutos; y para el arroz integral, de 30 a 35 minutos.

Paso 5. Retira la cacerola del fuego y deja reposar el arroz durante otros 10 minutos

  • Asegúrate de que la cacerola esté cubierta con una tapa.

Nota: para el arroz integral, primero deberás drenar el exceso de agua.

Paso 6. Abre la tapa y encrespa el arroz con un tenedor para hacerlo más esponjoso

Nota: agrega sal y mantequilla o aceite si preparaste arroz integral.

Paso 7. Sirve el arroz de inmediato o déjalo enfriar y colócalo en el refrigerador para usarlo más tarde

  • Puedes mantener el arroz cocido en el refrigerador en un recipiente hermético hasta por 5 días.

Compartir este artículo