Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos
Cómo cocinar las verduras para que queden deliciosas

Cómo cocinar las verduras para que queden deliciosas

Las verduras son un acompañamiento ideal y saludable para muchos platillos. Gracias a las tecnologías de congelación rápida, podemos comerlas durante todo el año. Pero ¿cómo cocinarlas para que queden sabrosas y no pierdan los nutrientes?

En Ideas en 5 minutos decidimos cocinar verduras de 7 maneras diferentes. En algunos casos, obtuvimos un delicioso platillo. En otros, la comida resultó acuosa e insípida. Compartimos contigo cómo cocinar las verduras para que conserven su textura y su sabor.

1. Verduras al horno

  1. Precalentar el horno a 200 °C.
  2. Mezclar las verduras con 1 cucharada de aceite de oliva en un recipiente. Agregar sal y pimienta al gusto.
  3. Cubrir la bandeja con papel pergamino para hornear y colocar las verduras. Poner los trozos en una capa.
  4. Hornear hasta que las verduras queden ligeramente doradas por los bordes, aproximadamente de 20 a 25 minutos.

Resultado: Las verduras resultan sabrosas, aromáticas y crujientes. Lo principal es no perder el momento y no dejar que se sequen demasiado en el horno. Este método de cocción es adecuado si tienes suficiente tiempo libre para preparar el platillo.

2. Verduras blanqueadas

  1. Preparar un recipiente con agua helada y colocarlo junto a la estufa.
  2. Poner a hervir agua en una cacerola grande. Agregar 1 cucharada de sal, luego meter las verduras y cocinar durante 1-2 minutos. Si prefieres vegetales más tiernos, puedes cocinarlos más tiempo. Ten cuidado de no cocinarlos demasiado.
  3. Retirar las verduras con una espumadera y sumergirlas de inmediato en agua helada para detener el proceso de cocción. Una vez retiradas del agua, las verduras estarán listas para servir.

Resultado: Las verduras resultan insípidas y no muy sabrosas.

3. Verduras fritas

  1. Calentar 1 cucharada de aceite vegetal en una sartén. Agregar las verduras y una pizca de sal. Revolver.
  2. Freír durante 8-10 minutos, revolviendo constantemente, hasta que las verduras queden tiernas y ligeramente doradas.

Resultado: Con este método de cocción, se obtienen unas verduras deliciosas y crujientes.

4. Verduras al vapor

  1. Verter agua en una cacerola e insertar una canasta de vapor en ella. El agua no debe llegar al fondo de la canasta de vapor.
  2. Llevar el agua a ebullición. Colocar las verduras en la canasta de vapor, cubrir y cocinar hasta que estén blandas, alrededor de 4-5 minutos.
  3. Agregar a las verduras cocidas un poco de aceite de oliva, sal y pimienta. Si quieres, puedes rociar las verduras preparadas con jugo de limón.

Resultado: Las verduras salen insípidas. Esto es fácil de arreglar agregando especias y aceite de oliva después de cocinar. El lado positivo es que este es uno de los mejores métodos de cocción para conservar los nutrientes.

5. Verduras al microondas

  1. Colocar las verduras en un recipiente apto para microondas y cubrir con ¼ de taza de agua. No agregar más agua: las verduras deben cocinarse al vapor, no hervirse.
  2. Cubrir con una tapa adecuada y poner a funcionar el microondas a alta potencia durante 3-4 minutos. Retirar con cuidado la tapa y verificar las verduras. Deben estar tiernas. En caso de estar duras, prender el microondas durante 1-2 minutos más.
  3. Agregar a las verduras cocidas un poco de aceite de oliva, sal y pimienta.

Resultado: La principal ventaja de este método es la rapidez. Unos 3-5 minutos, y puedes ir sirviendo la comida. El platillo sabe a verduras al vapor.

6. Verduras guisadas

  1. Calentar unas cucharadas de aceite vegetal en una sartén profunda a fuego medio.
  2. Verter las verduras en la sartén y cocinar, revolviendo ocasionalmente, hasta que se doren en algunas partes, aproximadamente 4 minutos.
  3. Agregar unas cucharadas de agua y tapar la sartén para cocinar las verduras a fuego lento durante unos 3 minutos hasta que estén blandas. Salpimentar el platillo al gusto.

Resultado: Las verduras resultan tiernas y deliciosas: el acompañamiento perfecto para una variedad de platillos. Lo principal, en primer lugar, es no excederse con la cantidad de agua que se añade, para que las verduras fritas no se ablanden. Y en segundo lugar, detener el proceso de guisado de las verduras a tiempo. De lo contrario, en lugar de una hermosa guarnición, se obtendrá una gacha similar a un puré visualmente poco estético.

7. Verduras cocidas

1. Poner a hervir agua en una cacerola grande.

2. Agregar 1 cucharada de sal, luego verter las verduras y cocinar hasta que queden blandas, unos 2-3 minutos. No cocinar demasiado. Retirar las verduras cocidas con una espumadera.

Resultado: Este es uno de los métodos menos convenientes para cocinar verduras, ya que se vuelven aguadas y los cogollos del brócoli y la coliflor quedan demasiado blandos. Además, cuanto más tiempo estén las verduras en el agua hirviendo, más nutrientes perderán.

Ideas En 5 Minutos/Recetas/Cómo cocinar las verduras para que queden deliciosas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos