Cómo cocinar un “shakshuka”

El shakshuka es un plato de huevos fritos en salsa de tomate, al que se le agrega pimiento morrón, cilantro, ajo, cebolla y especias. Existen diferentes versiones de la receta en distintos países; por ejemplo, en Turquía, el shakshuka se basa en una salsa de verduras y carne o hígado picados, y en Túnez, el platillo se elabora agregando un gran número de especias diferentes. Normalmente se utilizan platos de metal para cocinarlo, en los que el shakshuka se sirve inmediatamente a la mesa.

Ideas en 5 minutos te mostrará cómo hacer un clásico shakshuka de huevos, verduras y especias en una sartén. La principal ventaja de esta receta es que puedes cambiar cualquier cosa fácilmente sobre la marcha.

Ingredientes

Qué necesitarás:

  • 4 huevos.

  • 1 pimiento morrón.

  • 4 tomates.

  • 2 cucharadas grandes de salsa de tomate.

  • 1/2 cebolla.

  • 1 diente de ajo.

  • 1 cucharadita de comino molido.

  • 1 cucharadita de pimentón.

  • 1 cucharadita de pimiento picante.

  • Pimienta negra y sal al gusto.

  • 1 cucharada de aceite de oliva.

  • Cilantro fresco.

Modo de preparación

Paso 1. Corta las cebollas, los tomates y el pimiento, y pica finamente el ajo.

Paso 2. Pon la sartén a fuego medio. Espera a que se caliente y luego agrega aceite. Reduce el fuego y coloca las especias y el ajo en el aceite durante 30 segundos. Incorpora la cebolla y fríela hasta que se vuelva transparente, mezclándola con todo lo demás.

Paso 3. Pon el pimiento en la sartén. Mueve constantemente mientras cocinas durante unos 5 minutos. Luego agrega los tomates y revuelve. Déjalos reposar por unos minutos colocando la tapa. Agrega la salsa de tomate y vuelve a revolver bien.

Consejo: si la salsa tiene un sabor agrio, puedes añadir una pizca de azúcar o un poco de miel.

Paso 4: Tan pronto como la mezcla empiece a espesarse, convirtiéndose en una salsa, hazle 4 agujeros con una espátula y agrega los huevos. Puedes mezclar suavemente las claras con la salsa. Luego agrega la pimienta y sal al platillo, y cúbrelo con una tapa durante 10 o 15 minutos, reduciendo el fuego al mínimo. No te olvides de adornar el shakshuka con cilantro picado. ¡Y listo!

Trucos útiles

  • Prueba diferentes combinaciones de especias, como la nuez moscada, la cúrcuma y el clavo.

  • Si no te gusta el ajo, simplemente aplasta 1 o 2 dientes, fríelos en aceite y luego sácalos de la sartén. De esta manera obtendrás un aceite aromático con especias sin un fuerte sabor a ajo.

  • Este platillo no perderá su sabor si usas tomates en su propio jugo y algunos pimientos morrones frescos en lugar de salsa y tomates.

  • El shakshuka puede ser cocinado en el horno. Para ello, caliéntalo a 190 °C. En la sartén, fríe las especias y las verduras en aceite, como se mencionó anteriormente, para hacer una salsa. Si la sartén no es apta para el horno, vierte la salsa en un molde, agrega los huevos, revuelve ligeramente sin tocar la yema y coloca todo en el horno durante 10 minutos. Decora el shakshuka terminado con hierbas y queso fresco. ¡Y listo!

Compartir este artículo