Cómo hacer aros de cebolla crujientes

Los aros de cebolla son deliciosos tanto para botanear como para acompañar algunas comidas, como hamburguesas o alitas. Pueden parecer un antojo que solo se puede saborear en restaurantes, pero en realidad son fáciles y económicos de preparar. Con solo unos ingredientes y en poco tiempo, puedes disfrutarlos crujientes y sabrosos.

Ideas en 5 minutos te muestra cómo hacerlos en 7 pasos.

Ingredientes

  • 1 cebolla blanca

  • 1 taza de harina de trigo

  • 1 taza de leche

  • 1 cdta. de levadura

  • 1 cdta. de sal

  • 1 cda. de aceite de oliva

  • 1 yema de huevo

  • 1 taza de aceite vegetal

Paso 1

  • Pela la cebolla y córtala en aros de 1 centímetro de grosor aproximadamente.

  • Separa bien los aros de cebolla que se desprenden del corte.

Paso 2

  • Coloca los aros en un recipiente de agua fría.

  • Déjalos reposar 10 minutos.

Paso 3

  • Bate la yema de huevo.

  • Añade la leche despacio y continúa batiendo.

Paso 4

  • Tamiza la harina, la levadura y la sal de forma que los ingredientes se puedan mezclar mejor y sin grumos.

  • Agrega el aceite de oliva y revuelve la mezcla.

Paso 5

  • Añade la mezcla obtenida con la yema de huevo y la leche a los ingredientes tamizados.

  • Bate hasta que los ingredientes queden bien incorporados sin grumos.

Paso 6

  • Escurre muy bien los aros de cebolla.

  • Calienta una sartén a fuego alto.

  • Cuando la sartén esté caliente, reboza los aros de cebolla con la mezcla obtenida y fríe a fuego medio hasta que se doren.

Paso 7

  • Saca los aros y colócalos en papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

  • Sírvelos solos o acompañados de tu salsa favorita.

Compartir este artículo