Cómo hacer mousse de chocolate cremoso con 2 ingredientes

Si te cuesta imaginar una vida sin chocolate, tal vez este postre te lo haga aún más difícil.

Ideas en 5 minutos te enseña cómo preparar paso a paso un cremoso mousse de chocolate de manera fácil y rápida. Comparte esta receta con tus amigos y familiares, que seguramente pedirán una porción extra.

Ingredientes

  • 250 g de chocolate negro semiamargo para derretir

  • 1 taza de crema de leche (mantén la mitad a temperatura ambiente y la otra mitad resérvala en la nevera)

  • 1-2 cdas. de azúcar blanca (opcional)

  • 2-4 cdas. de chocolate rallado, nueces o maní picado (opcional para decorar)

Preparación

1. Trocea finamente la barra de chocolate.

2. Derrite el chocolate a baño María: calienta una olla grande con agua, y encima coloca un tazón de vidrio. Cuando el agua hierva, echa el chocolate en el interior del tazón. Podrías utilizar también chispas de chocolate para derretir. Mételas en un recipiente al microondas durante dos minutos, retira y remuévelas.

3. Vierte la mitad de la taza de crema de leche a temperatura ambiente sobre el chocolate.

4. Remueve constantemente hasta que los ingredientes tomen una consistencia cremosa y homogénea. Retira el recipiente de la estufa y permite que se enfríe a temperatura ambiente.

5. Vierte la crema de leche fría en un recipiente hondo y bátela a velocidad media durante 2 minutos o hasta que esté a medio montar. Agrega la cantidad de azúcar que desees. En este paso, también podrías utilizar una varilla de mano, pero ten en cuenta que es muy importante que la velocidad con la que batas sea constante hasta lograr que la crema quede esponjosa.

6. Con la ayuda de una cuchara sopera, añade el chocolate previamente derretido, poco a poco, mientras continúas mezclando con la batidora.

7. Sigue batiendo delicadamente. Es muy importante mantener la constancia del movimiento al mezclar para que el chocolate derretido no se solidifique con la crema fría.

8. Una vez que hayas obtenido una consistencia cremosa y esponjosa, lleva el mousse a una manga pastelera y sírvelo en copas individuales para postre.

  • Decora tu mousse rallando chocolate sobre cada presentación individual, o podrías echar nueces o maní picado.

  • Si no lo vas a consumir inmediatamente, puedes mantenerlo refrigerado hasta 2 días.

Compartir este artículo