Cómo hacer pastel volteado de piña

Cuando sientes la tentación de comer algo dulce pero no quieres pasar mucho rato en la cocina, el pastel volteado de piña es una excelente opción. Este postre une el toque fresco de la fruta con el dulzor del caramelo, y para completar, un bizcocho esponjoso que se deshace en la boca. Todo en uno.

Ideas en 5 minutos te enseña el paso a paso para preparar este delicioso postre sin mucha complicación, pero con mucho sabor.

Ingredientes

  • 1 taza de harina

  • 1 taza de azúcar

  • 1 cucharadita de polvo de hornear

  • 4 huevos

  • 4 cucharadas de mantequilla

  • 1 taza de azúcar morena

  • Rodajas de piña en almíbar c/n

  • Cerezas en almíbar (o al marrasquino)

  • 1 pizca de sal

  • Esencia de vainilla al gusto

Procedimiento

1. Coloca la mantequilla en una sartén y llévala a fuego lento hasta que se derrita. Agrega el azúcar morena.

2. Mezcla para que se integre y disuelva. Cocina hasta que se forme un caramelo oscuro.

3. Enmanteca un molde para pastel y luego distribuye el caramelo en la base.

4. Acomoda las rodajas de piña sobre el caramelo como si fuera una flor. En el centro de cada rodaja coloca una cereza. Reserva.

5. Casca los huevos en un recipiente y vierte el azúcar en forma de lluvia.

6. Bate ambos ingredientes hasta obtener el punto letra. Es decir, hasta que la mezcla aumente su volumen, se vea esponjosa y de un color amarillo suave.

7. Incorpora la harina, el polvo de hornear y la pizca de sal. Por último, añade unas gotas de esencia de vainilla.

8. Integra todo muy bien, con movimientos envolventes para no bajar el volumen creado por el batido.

9. Vuelca con cuidado el batido en el molde que tenías reservado. Empareja la superficie con una espátula, si es necesario.

10. Hornea el pastel a temperatura moderada a baja (175° C) durante 30 minutos aproximadamente. Una vez listo, deja reposar durante 10 a 15 minutos.

11. Pasa el cuchillo por el borde interior del molde para despegar el pastel. Luego, cubre con un plato y voltea con cuidado.

12. Ya tienes listo tu pastel volteado de piña. El caramelo de azúcar morena le da ese color oscuro y un sabor delicioso.

13. Puedes servir el pastel aún tibio. También puedes realizar la misma receta con otras frutas como manzanas, peras y duraznos.

Compartir este artículo