Cómo hacer un flan napolitano a baño María

Este postre cremoso, ligero y gelatinoso es una buena alternativa dulce para disfrutar después de una comida. Aunque los ingredientes primordiales para su preparación son los huevos y la leche, puede complementarse con varios sabores como vainilla, café, chocolate, entre otros.

Ideas en 5 minutos te explicará el paso a paso para preparar este delicioso flan.

Equipamiento

  • Molde.

  • Licuadora.

  • Taza medidora.

  • Vaporera o charola honda para horno.

Ingredientes

  • 380 g de leche condensada.

  • 340 ml de leche evaporada.

  • 3/4 de taza de azúcar.

  • 190 g de queso crema.

  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla.

  • 5 huevos.

Procedimiento

1. Coloca las leches condensada y evaporada en la licuadora.

2. Agrega el queso crema, los huevos y la esencia de vainilla.

3. Licúa hasta que se integren bien todos los ingredientes y reserva.

4. Para hacer el caramelo, coloca el molde en la estufa y vierte el azúcar. Cocina a fuego lento hasta que se derrita. Muévelo de vez en cuando para evitar que se queme.

5. Una vez que el azúcar esté derretido por completo, con mucho cuidado y con la ayuda de un guante de horno o trapos mojados, mueve el molde para que el caramelo cubra todo el borde.

6. Vierte la mezcla del flan en el molde.

7. Cocínalo a baño María durante 30 o 40 minutos, o hasta que introduzcas un palillo y salga seco. Si tu molde no tiene tapa, puedes cubrirlo con papel aluminio.

  • Si no tienes una vaporera, puedes usar una charola honda con agua (que no rebase el molde) y cocinar en el horno.

8. Una vez que esté listo, destápalo y deja que se enfríe durante un par de horas. Cuando ya no esté caliente, refrigéralo para servirlo frío.

9. Desmóldalo en un plato, pártelo y disfruta.

Compartir este artículo