Cómo hacer un huevo de chocolate grande con sorpresa con tus propias manos

Las copias gigantes de tus postres favoritos son uno de los mejores regalos para los amantes de los dulces, especialmente cuando se trata de un huevo de chocolate. Prepararlo toma poco más de una hora, y los ingredientes principales son los productos familiares para todos: un par de kilogramos de chocolate seleccionado, mantequilla de nueces y leche condensada.

Ideas en 5 minutos invita a todos a hacer un enorme huevo de chocolate con una sorpresa en su interior, siguiendo nuestras instrucciones.

Qué se necesita para hacer un huevo de chocolate

  • chocolate con leche

  • chocolate blanco

  • molde grande de plástico para chocolate en forma de medio huevo

  • cuencos de vidrio

  • cacerola

Cómo hacer un huevo de chocolate

Paso n.º 1. Toma alrededor de un kilogramo de buen chocolate con leche en barras comunes, rómpelo en trozos pequeños y ponlo en un bol de vidrio.

Paso n.º 2. Derrite el chocolate en un baño de agua. Caliéntalo a fuego medio, revolviendo constantemente.

Paso n.º 3. Toma un molde con forma de huevo y vierte una pequeña cantidad de chocolate con leche derretido en él.

Paso n.º 4. Gira el molde en tus manos para que el chocolate cubra sus paredes en una capa uniforme. Agrega más chocolate gradualmente según sea necesario. Luego lleva el molde al refrigerador para que la capa de chocolate se endurezca.

Paso n.º 5. Derrite un kilogramo de chocolate blanco en un baño de agua. Saca el molde de chocolate con leche enfriado del refrigerador y vierte el chocolate blanco encima.

Paso n.º 6. Al hacerlo, gira el molde de tal forma que el chocolate blanco se extienda uniformemente por sus paredes. Luego vuelve a colocar el molde en el refrigerador.

Para obtener un huevo de chocolate hueco, repite todo el proceso, haciendo la otra mitad del huevo con el chocolate restante. Cuando las mitades estén duras, coloca dulces o un juguete en una de ellas y únelas usando más chocolate derretido. Luego vuelve a colocarlo en el refrigerador hasta que endurezca.

¡Listo!

Cómo hacer un huevo grande de chocolate con otro dulce dentro

Necesitarás:

  • chocolate con leche

  • chocolate blanco

  • leche condensada

  • mantequilla de nueces de chocolate

  • waffles

  • nueces picadas

  • moldes de silicona en forma de bola

  • cuencos de vidrio

  • cacerola

Paso n.º 1. Para este postre, prepara las mitades de un huevo de chocolate con anticipación, pero no las unas entre sí. Prepara el relleno: vierta chocolate con leche derretido en un molde de silicona para crear bolitas, de tal forma que cubra uniformemente sus paredes.

Paso n.º 2. Rompe los waffles en trozos pequeños y colócalos dentro de los moldes de chocolate.

Usa pinzas para colocar los waffles en el centro de los moldes cuidadosamente.

Paso n.º 3. Llena los moldes con un poco de mantequilla de nueces de chocolate calentada en microondas, luego refrigera para endurecer las capas de chocolate y la pasta.

Paso n.º 4. Retira con cuidado las mitades de los moldes de silicona y unta la superficie de las mitades de las bolas con más mantequilla de nueces de chocolate tibia: eso ayudará a pegar las mitades entre sí.

Paso n.º 5. Une las mitades para formar una bola. Aplica una capa de chocolate con leche derretido encima, prestando especial atención a la costura de unión de las mitades.

Paso n.º 6. Sin esperar a que el chocolate se seque, sumerge la bola en la mezcla de nueces trituradas. Es necesario que la capa de nueces sea uniforme, así que haz rodar la bola por la mezcla varias veces.

Paso n.º 7. Ahora, toma una mitad del huevo de chocolate y vierte mantequilla de nueces de chocolate tibia en el fondo. Esta será la primera capa de crema de nueces de chocolate.

Paso n.º 8. Rompe un par de barras de chocolate blanco y agrega 300 ml de leche condensada. Calienta la mezcla en el microondas, luego revuelve. Viértela en el medio huevo de chocolate para crear una segunda capa lechosa.

Paso n.º 9. Sin esperar a que la masa empiece a solidificarse, coloca las bolitas de chocolate y nueces para que queden medio sumergidas en la capa de leche.

Refrigera para solidificar el chocolate. ¡Listo!

Compartir este artículo