Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo hornear muffins de modo que queden esponjosos y bien cocidos por dentro

Los muffins se consideran un producto horneado bastante simple que cualquiera puede preparar, dado que solo se necesita mezclar todos los ingredientes en una sola masa para verterla posteriormente en un molde y meterlo a hornear. Aquí no se necesita batir las claras hasta obtener una espuma voluminosa o mezclar mantequilla con azúcar. Sin embargo, incluso los cocineros experimentados pueden toparse con dificultades inesperadas al preparar esta receta.

En Ideas en 5 minutos decidimos verificar empíricamente debido a qué errores en la receta o tecnología de preparación no salen bien los muffins.

Tomamos una receta básica y sencilla de muffins y usamos ingredientes que se pueden encontrar en cualquier cocina. Por ejemplo, huevos, leche, harina, bicarbonato de sodio o agente leudante, azúcar, aceite vegetal y sal. Usamos grosella negra para el relleno, pero también puedes escoger otras bayas, pasas o chocolate.

Para que los muffins subieran hasta el borde del molde, en nuestro caso, uno de papel y no la bandeja para hornear en sí, necesitamos llenarlo en 2/3. A continuación, te presentamos ejemplos de lo que pasó cuando hicimos pequeñas modificaciones en la receta principal, aumentando poco a poco la cantidad de uno u otro ingrediente.

Aceite vegetal en exceso

Debido al exceso de aceite vegetal, la masa salió más líquida y viscosa. Al hornearlos, los muffins casi no aumentaron de tamaño y la parte media salió mal cocida.

Bicarbonato de sodio y agente leudante en exceso

Aumentar la cantidad de bicarbonato de sodio o agente leudante hizo que los muffins incrementaran de tamaño rápidamente, pero había demasiados agujeros por dentro y la masa adquirió un regusto desagradable.

Harina en exceso

Por fuera, tales panecillos se distinguían por una corteza más oscura, pero por dentro resultaban demasiado secos y densos.

Leche en exceso

Al agregar la leche en exceso, obtuvimos una masa líquida que se pegaba a la batidora y a las paredes del tazón. Los muffins listos no aumentaron bien en tamaño y por dentro permanecieron húmedos.

Proporción adecuada de todos los ingredientes

En la imagen superior hay un ejemplo de muffin que se preparó según todos los pasos de la receta. Por dentro era agradable, poseía un sabor ligeramente dulce y una parte superior semicircular uniforme.

Otros posibles errores a la hora de hornear muffins

  • Amasar por mucho tiempo

Los muffins buenos suelen tener una textura ligera y esponjosa. Si la masa se revuelve demasiado y por mucho tiempo, le saldrán burbujas de aire y los panecillos no quedarán esponjosos.

  • No engrasar el molde ni utilizar papeles especiales

Como resultado, los muffins se pegarán al molde y será difícil sacarlos por completo de allí.

  • Verter mucha masa en el molde

En este caso, la masa subirá, se inflará y se saldrá del molde. Por lo tanto, tendrás que olvidarte de un muffin parejo y bonito.

  • Dejar los muffins en el horno durante mucho tiempo o viceversa

Si sacas los muffins antes, entonces no se cocinarán bien en el centro. Pero si los mantienes en el horno durante al menos 5 minutos, el interior ya estará seco.

  • Dejar enfriar los muffins en moldes calientes

Después de sacar los muffins del horno, no los dejes en el molde por mucho tiempo; de lo contrario, se secarán. Déjalos por un par de minutos, luego sácalos y colócalos en una rejilla para que se enfríen.

Ideas En 5 Minutos/Recetas/Cómo hornear muffins de modo que queden esponjosos y bien cocidos por dentro
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos