Cómo preparar chilaquiles

Los chilaquiles son una comida que tradicionalmente se sirve para el desayuno, pero también puede ser ofrecido para el almuerzo o cena ya que se puede preparar de muchas maneras. Por ejemplo, se pueden acompañar con carne de res, huevo, pollo, o simplemente servirse con una buena cantidad de queso.

Ideas en 5 minutos te trae una receta rápida y fácil de este plato clásico mexicano.

Necesitarás:

Para la salsa:

  • 3 jitomates

  • 1/3 de cebolla blanca grande (o una cebolla chica)

  • 2 chiles guajillo

  • 1 diente de ajo

  • 1 taza de agua

  • Sal a gusto

  • 4 cdas. de aceite

Para servir:

  • 150 g de totopos de maíz

  • 30 g de nata

  • Queso rallado al gusto

  • Cebolla cortada en plumas

  • 2 huevos

  • Un puñado de cilantro picado

Preparación:

1. Limpia los chiles quitándoles las semillas y las venas.

2. En una olla con agua coloca los jitomates, la cebolla y los chiles. Deja que hierva hasta que todos los ingredientes estén bien blandos, aproximadamente 8 minutos.

3. Una vez cocidos los jitomates, la cebolla y los chiles, pásalos a una licuadora. Agrega un diente de ajo y una taza de agua. Licua bien todos los ingredientes.

4. En una sartén calienta el aceite y vierte la mezcla de la licuadora. Cuando rompa el hervor baja el fuego y cocina la salsa hasta que tome consistencia espesa. Luego sazona al gusto y apaga el fuego.

5. Prepara los huevos fritos y reserva.

6. Pon los totopos de maíz en un plato hondo y cúbrelos con la salsa. Luego la crema ácida, la cebolla cortada en plumas, y el cilantro picado. Agrega el queso fresco rallado y, para finalizar, los huevos fritos. ¡Buen provecho!

Bono: dale variedad a tus chilaquiles

  • También puedes preparar unos chilaquiles verdes. Para hacerlo sigue la receta anterior, solo reemplaza los jitomates por los tomatillos verdes y agrega chile serrano al gusto.

  • Una vez lista la salsa verde, arma el plato acompañándolo también con carne o pollo, huevo y queso.

Compartir este artículo