Cómo preparar galletas de avena fácilmente

La avena es uno de los ingredientes más utilizados en las preparaciones saludables por su alto contenido de fibra. Es por esto que las galletas de avena suelen ser una excelente opción como bocadillo o para acompañar el desayuno.

Ideas en 5 minutos te trae una receta fácil que se puede preparar en tan solo 30 minutos.

Ingredientes

Para preparar de 10 a 12 galletas, necesitarás:

  • 1 taza de avena

  • 1 taza de harina integral o de avena

  • 1 huevo o 1 cucharada de chía o linaza activada

  • 2 cucharadas de aceite de oliva o mantequilla

  • 2 cucharadas de azúcar blanca o rubia

  • ½ cucharada de esencia de vainilla (opcional)

  • ½ cucharada de polvo de hornear o levadura (opcional)

  • 50 ml de agua

  • Trozos de cacao o berries deshidratadas (opcional)

Paso 1

  • Mezcla los ingredientes en un bol, excepto los nibs de cacao y las berries, hasta obtener una mezcla homogénea.

  • Los ingredientes opcionales se pueden agregar más adelante para obtener galletas con distintos sabores, pero también puedes añadirlos a la mezcla en este paso.

Paso 2

  • Agrega agua a la mezcla hasta que esté húmeda pero no demasiado. Es normal que la masa se pegue a los dedos si la tocas con las manos.

  • Si la mezcla queda demasiado acuosa, agrega un poco más de avena o harina.

Paso 3

  • Con una cuchara, coloca las porciones sobre una bandeja con papel de horno o una capa de mantequilla.

  • Añade sobre las galletas los nibs de cacao o las berries deshidratadas.

  • Lleva al horno precalentado unos 5 minutos antes y cocina de 15 a 20 minutos a 180 ºC.

Paso 4

  • Retira del horno y, con ayuda de un cuchillo, despega las galletas del papel o de la bandeja. Esto evitará que se partan.

Recomendaciones

  • Para conservar tus galletas, guárdalas en un contenedor plástico o en un recipiente tapado en el refrigerador hasta por una semana.

  • Para hacer la alternativa vegana de esta receta, reemplaza la mantequilla por la misma cantidad de aceite de oliva, canola o maravilla, y el huevo por 1 cucharada de chía o linaza, o un plátano entero.

  • Si no encuentras harina de avena en el supermercado, puedes hacerla fácilmente en casa procesando copos de avena en la licuadora durante unos segundos.

Compartir este artículo