Cómo preparar postres sencillos para Navidad

Los postres bonitos siempre completan muy bien cualquier cena. Para su creación, no hay que invertir mucho esfuerzo y tiempo. Frecuentemente, es suficiente tomar los productos ya preparados y dejar volar tu imaginación.

Ideas en 5 minutos te recomienda probar unas recetas sencillas que rápidamente te causarán un interés y amor por la repostería.

Arbolito de cono de wafle y crema batida

1. Derrite chocolate blanco y agrega colorante comestible verde.

2. Toma un cono de wafle vacío y sumérgelo en chocolate.

3. Adórnalo con virutas de azúcar de color. Se pueden usar virutas de coco o glaseado. Espera a que se seque.

4. Rellena el cono con crema batida.

Los arbolitos preparados pueden servirse en un plato o colocarse sobre un pastel. Adórnalos con azúcar glas.

Papá Noel hecho de magdalenas, crema y virutas de coco

1. Adorna las magdalenas preparadas con crema de mantequilla encima y sumérgelos en virutas de coco.

2. Gira la magdalena para que las virutas cubran su superficie de manera uniforme y gruesa.

3. Haz un gorro de fondant de color rojo y fíjalo a un lado de la magdalena.

4. Haz unas piernas con palos de caramelo y mételas en el lado opuesto. En las puntas de los palos, pon unos zapatos de fondant.

Falta hacer tres bolitas: dos pequeñas de fondant negro que imitarán los ojos y una grande de color rojo para la nariz. Fija las bolas en la magdalena.

Consejo: para que el gorro no se caiga, se puede mejorar su fijación con palillos colocados previamente y después fijarlo en la magdalena.

Muñecos de nieve hechos de galletas y glaseado

1. Coloca en el pincho tres galletas con relleno de crema: al principio, dos grandes y luego una pequeña. Esta será la base para el cuerpo del futuro muñeco de nieve.

2. Al sostener el pincho, sumérgelo en glaseado blanco. Deja secar.

3. Con ayuda del glaseado de color, dibuja botones, ojos y nariz.

4. Al servir, se pueden colocar unos palillos a los lados que imitarán las manos.

Consejo: es más cómodo dibujar los pequeños detalles con ayuda de lápices de azúcar.

Corona de chocolates

1. Envuelve el dulce con dos hojas de papel de regalo de color rojo por abajo y fíjalas con una liga de la misma forma que se muestra en la foto anterior. Obtendrás una flor. Haz entre 20 y 25 flores de este tipo (guíate por el tamaño de la base de la corona).

2. Toma una base para la corona. Puedes cortarla de un cartón o tomar un círculo hecho de espuma de plástico. Con ayuda de pegamento, fija todas las flores.

3. Pega un moño dorado. ¡Listo!

Con esta corona puedes adornar la mesa de la cena, colgarla en la puerta de la entrada o usarla como un regalo.

Renos hechos de rollos de chocolate y pretzels

1. Toma un rollo de chocolate y sumerge una parte de él en chocolate derretido.

2. Mientras el chocolate está pegajoso, pega dos mini malvaviscos encima. Con ayuda de unas pinzas, coloca dos bolitas de fondant negro para obtener los ojos.

3. Haz una bola de fondant rojo y colócala debajo de los ojos para que obtengas una nariz. En lugar de cuernos, pega unos pretzels.

4. Deja que el chocolate se seque y sirve los renos en un plato.

Arbolitos con crema de mantequilla y dulces

1. Toma una magdalena y adorna la parte superior con crema de mantequilla.

2. Pon unos dulces de colores en la parte interna del cono del wafle y únelo con la magdalena de tal manera que la punta del cono mire hacia arriba.

3. Agrega colorante comestible de color verde a la crema de mantequilla y aplícala con ayuda de una bolsa pastelera con boquilla de punta de estrella (para merengue).

4. Mueve tu mano de abajo hacia arriba en forma de espiral al aplicar la crema verde. Cuida que el arbolito tenga forma.

Antes de servir, con ayuda de un colador, vierte azúcar glas cuidadosamente encima del arbolito para imitar la nieve.

Dulces en forma de regalos navideños cubiertos con glaseado

1. Corta una barra de chocolate en pequeños cubos del mismo tamaño.

2. Sumerge cada uno de ellos en glaseado de color rojo.

3. Con ayuda de un tenedor, sumerge el cubo hasta el fondo y luego ponlo a secar. Colócalo en un plato.

4. Con ayuda de glaseado, dibuja cintas y moños para que el cubo parezca un pequeño regalo. Usa glaseado de diferentes colores.

Consejo: antes de servir, mete los dulces al refrigerador por unos minutos.

Galleta de masa de color

1. Prepara dos tipos de masa para las galletas: una normal y otra de color rojo (agrega colorante comestible al momento de mezclar todos los ingredientes líquidos). Estira la masa roja y córtala en tiras iguales.

2. Mueve las tiras de izquierda a derecha tal y como se muestra en la foto anterior.

3. Corta unas tiras de masa blanca. Toma una de ellas y colócala en la orilla izquierda de la masa roja, y luego tápala con ayuda de las tiras rojas.

4. Repite hasta que todas las tiras estén entrelazadas.

5. Pon papel encerado encima de la masa entrelazada y, sobre él, estira la masa con un rodillo de cocina para que sea homogénea, pero a su vez, conserve el dibujo.

6. Con ayuda de moldes para hornear, crea galletas con esta masa. Tómalas con una espátula desde abajo.

7. Colócalas sobre papel encerado. Toma en cuenta que las galletas aumentarán de tamaño, por eso no las pongas muy cerca.

8. Hornéalas hasta que estén listas.

Compartir este artículo