Cómo preparar sopa de cebolla francesa

Desde la época del Imperio Romano, la humanidad conoce la sopa de cebolla. Los franceses han modernizado el método de preparación de esta sopa. Combinaron cebolla caramelizada con caldo de res, pan tostado y queso para crear una verdadera obra maestra culinaria.

Ideas en 5 minutos comparte contigo una receta sencilla y muy deliciosa para que prepares una sopa de cebolla francesa.

Necesitarás

Ingredientes:

  • 1 kg de cebolla
  • 5 cdas. de aceite de oliva
  • 6 ramas de tomillo (también puedes usar tomillo seco)
  • 1-1,5 litros de caldo de res
  • Una baguete
  • 200-250 g de queso gruyer u otro tipo de queso duro (el parmesano también sería una buena opción)
  • Sal al gusto

Utensilios:

  • Sartén grande
  • Cuchillo
  • Tabla de picar
  • Cacerola
  • Tazones o platos hondos para hornear
  • Bandeja para hornear
  • Papel para hornear

Preparativos

1. Prepara el caldo de res. Para esto, cocina un pequeño pedazo de carne de res en 1-1,5 litros de agua con sal. Si usas un pedazo de carne de res con hueso, el caldo quedará aún más sabroso.

2. Quita la cáscara de la cebolla y pícala en tiras finas.

3. Vierte el aceite de oliva en la sartén y pon la cebolla.

4. Revuélvela periódicamente, fríe la cebolla hasta que esté más blanda y se caramelice ligeramente (alrededor de 20-30 minutos).

5. Después del tiempo indicado, vierte 300 ml de caldo y agrega el tomillo. Fríe la cebolla de modo que se evapore poco a poco el líquido.

6. Cuando la masa de la cebolla se espese lo suficiente, al revolverla, agrega más caldo (nuevamente unos 300 ml) y continúa evaporándola.

7. Cuando el líquido se haya evaporado lo suficiente nuevamente, vierte el resto del caldo en la olla. Revolviendo rara vez, espera hasta que la sopa adquiera la consistencia deseada para ti.

8. Prepara rebanadas de baguete tostadas. Para esto, corta la baguete en rebanadas pequeñas, coloca el papel para hornear en la bandeja y pon las rebanadas de pan encima. Llévalas al horno precalentado a 180 grados durante un par de minutos.

9. Mientras se hornea el pan, sirve la sopa en los tazones o platos hondos para hornear. Ralla el queso.

Ojo: No viertas la sopa en el plato hasta arriba, deja 1-1,5 cm del borde.

10. Pon una cantidad generosa de queso sobre la sopa en cada plato, cubre con rebanadas de pan y ponle queso nuevamente.

11. Mete la sopa en el horno precalentado a 180 grados durante un par de minutos para que el queso se derrita lo suficiente.

12. Adorna tu platillo con el tomillo y sírvelo en la mesa.

Compartir este artículo