Cómo preparar una juliana de pollo y champiñones

Los chefs de todo el mundo conocen la palabra “juliana” como un término que indica la técnica de cortar verduras en tiras finas. Pero la mayoría de la gente ni siquiera ha oído hablar de ella. Sin embargo, hay algunos que conocen la juliana como un platillo de champiñones aromáticos con salsa y una fina corteza de queso. Tan tierno que cada bocado se derrite en tu boca.

Ideas en 5 minutos tiene una receta simple y deliciosa para preparar una juliana de pollo y champiñones.

Lo que necesitarás

Ingredientes:

  • 350-400 g de champiñones
  • 1 pechuga de pollo
  • 2 cebollas
  • 150 g de queso duro
  • 150 g de mantequilla
  • 2 cdas. de aceite vegetal
  • 50 g de harina
  • 500 ml de leche
  • ½ cdta. de nuez moscada
  • Sal y pimienta negra a gusto

Utensilios:

  • Tabla de cortar
  • Cuchillo
  • Sartén
  • Tenedor o batidor
  • Cuenco profundo
  • Cazuela para hornear

Procedimiento

1. Corta los champiñones en rodajas finas. Pica las cebollas. Corta el pollo en trozos pequeños.

2. En el aceite vegetal, fríe la cebolla hasta que esté transparente. A continuación, añade el pollo y los champiñones y fríelos hasta que estén medio cocidos.

3. Prepara la salsa. Para ello, derrite la mantequilla en el fuego o en el microondas, añade la harina y mezcla. A continuación, removiendo constantemente con un batidor o un tenedor, vierte la leche en la salsa, añade sal, pimienta y nuez moscada.

4. Vierte la salsa preparada en una sartén con el pollo, los champiñones y la cebolla y calienta la mezcla durante 2 o 3 minutos hasta que la salsa comience a espesarse.

5. Ralla el queso con un rallador grueso o córtalo en cubos pequeños.

6. Pon el contenido de la sartén en una cazuela para hornear y espolvorea con queso.

7. Coloca la juliana en un horno precalentado a 180 °C y hornea de 10 a 15 minutos hasta que se forme una costra de queso.

Opción: Dependiendo de la receta, los ingredientes principales se pueden hornear en crema, crema agria o salsa bechamel. Puedes probar las tres opciones para ver cuál te gusta más. Además, al servir, el platillo terminado se puede decorar con hierbas frescas a tu gusto.

Imagen de portada Бери и Делай
Compartir este artículo