Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo usar huevos al hornear

Los huevos son esenciales en muchas recetas de repostería. Desempeñan un papel importante en la adición de color, textura, sabor y valor nutricional al producto final, además de crear su estructura y afectar la cantidad de humedad que contiene. Algunas recetas requieren solo yemas o claras, mientras que otras implican el uso de huevos enteros. De cualquier manera, siempre hay algunos trucos que aprender para asegurarte de que tus creaciones resulten sabrosas y atractivas.

En Ideas en 5 minutos creamos una amplia guía que seguramente te ayudará al momento de hornear.

El papel de las yemas de huevo

Las yemas de huevo tienen propiedades suavizantes, así como la capacidad de unir líquidos y grasas, lo que ayuda a crear una emulsión que no se separa. De esta forma conseguirás masas suaves, natillas y cuajadas que quedarán cremosas. Agregar yemas a tus productos horneados te ayudará a crear una textura aterciopelada y más suave con un sabor rico y pronunciado.

🍰 Las yemas de huevo se usan comúnmente en natillas, cremas pasteleras, pasteles, helados, crème brûlée y cuajada.

El papel de las claras de huevo

Las claras de huevo tienen un sabor neutro, por lo que en realidad no contribuyen al sabor de tus productos horneados. Batirlas significa que les incorporas muchas burbujas de aire. Agregar claras de huevo a la masa hará que el producto final sea más ligero y aireado. Además, estas contienen mucha agua y nada de grasa, por lo que tienden a brindar un efecto de secado en los productos horneados.

🍰 Las claras de huevo se usan comúnmente en diferentes pasteles, suflés, merengues, pavlova, pasteles de gasa, macarrones, malvaviscos, crema de malvavisco y glaseados.

Cómo usar claras de huevo en tus productos horneados

Al hornear con claras de huevo, diferentes recetas pueden requerir distintas formas de picos en ellas. Para lograrlos, puedes usar un batidor, una batidora de mano o una batidora de pie.

🥚 Sin picos: mezcla durante unos minutos, hasta que las claras comiencen a adquirir una textura espumosa y opaca que no mantenga la forma y aún esté muy líquida.

🥚 Picos suaves: voltea el batidor para comprobar la textura. Debería empezar a sostenerse. Los picos deben ser suaves y derretirse después de un segundo.

🥚 Picos firmes: los picos se sujetarán al batidor, sus crestas serán más nítidas y no se derretirán.

🥚 Picos rígidos: cuando des vuelta el batidor, los picos apuntarán hacia arriba y no se romperán. La textura será muy cremosa y espesa.

🥚 Sobrebatido: ¡has exagerado! La textura será granulada y opaca, con los picos colapsando.

Si la receta requiere claras de huevo batidas hasta tener picos rígidos, presta mucha atención al proceso. Asegúrate de no batirlas demasiado, de lo contrario, las claras se romperán y desinflarán después de agregarlas a la mezcla. Como resultado, tu pastel se cuajará.

🥧 Consejo: Para evitar batir demasiado, agrega cremor tártaro durante el proceso. La cantidad ideal es 1/8 de cucharadita de este producto por 1 clara de huevo (30 gramos).

El papel de los huevos enteros

Dado que los huevos contienen proteínas, grasas y agua, tienen varios efectos sobre los productos horneados:

🥚 Ayudan a estructurar y fortalecer los productos horneados, ya que unen los ingredientes.

🥚 Ayudan a leudar y aligerar los productos horneados, así como a hacer que la textura sea más tierna y húmeda.

🥚 Añaden sabor y color, haciéndolos más ricos.

Cómo usar huevos enteros en los productos horneados

🍰 Batir los huevos: al igual que con las claras, trata de no batir demasiado los huevos enteros. Por ejemplo, si haces un bizcocho, los huevos demasiado batidos harán que el producto terminado se hunda. Si bates los huevos hasta que formen espuma, es posible que la masa no suba y tenga grietas después de hornearla.

🍰 Temperatura: Generalmente se recomienda utilizar huevos a temperatura ambiente. En recetas como la de bizcocho es necesario, porque los huevos fríos pueden romper la emulsión de mantequilla y azúcar. Además, si deseas batir las claras de huevo para crear espuma, es mejor hacerlo a temperatura ambiente.

Consejo: para que los huevos alcancen la temperatura ambiente, sumérgelos en agua tibia durante un par de minutos.

🍰 Tamaño del huevo: antes de hornear, verifica qué tamaño de huevos requiere la receta. Si no se especifica nada, usa unos grandes. Si eliges huevos del tamaño incorrecto, podría afectar la textura del producto final. Por ejemplo, si no agregas suficiente producto, tu masa no podrá mantener su estructura y el producto final resultará seco y denso. Si agregas demasiado, habrá un exceso de líquido y la textura se volverá gomosa con un fuerte sabor a huevo.

🍰 Frescura: para obtener la mejor textura del producto final, es necesario utilizar huevos lo más frescos posible.

Consejo: puedes realizar una prueba de flotación para comprobar la frescura de tus huevos. Simplemente vierte un poco de agua en una olla o tazón y coloca el huevo allí. Cuanto más tiempo tenga el producto, tantos más poros tendrá su cáscara y entrará más aire. Entonces, aquellos que no estén tan frescos flotarán.

🍰 Separar las yemas de las claras: es mejor hacerlo mientras los huevos aún están fríos. De esta manera, hay menos posibilidades de que las yemas se rompan y será más fácil separarlas.

Ideas En 5 Minutos/Recetas/Cómo usar huevos al hornear
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos