Cómo teñir tus prendas con ingredientes naturales

Teñir ropa es una de las mejores maneras de darles vida a prendas algo viejas y que ya han perdido su color, o de renovar ciertos modelos para obtener piezas únicas y coloridas. Y, por suerte, podemos recurrir a productos de la naturaleza para hacerlo.

Ideas en 5 minutos quiere enseñarte cómo teñir tus prendas con elementos naturales, además de mostrarte cómo se ven los resultados finales con algunos de ellos y darte más opciones para que experimentes y te diviertas.

Qué telas pueden teñirse con elementos naturales

Para que los pigmentos se adhieran mejor a la prenda o tela, usa piezas de fibras textiles naturales, como lino, seda, algodón, lana y esparto, entre otras.

Preparación de la tela

Antes de teñir la tela, es necesario prepararla para el proceso y dejarla reposar en un líquido fijador. Para hacerlo, necesitarás:

  • Un recipiente grande

  • Sal de mesa

  • Agua fría

  • Una cuchara o un utensilio para revolver

  • Guantes de látex (estos deben ser utilizados durante todo el proceso de teñido para evitar mancharte las manos)

Procedimiento

La proporción que utilizaremos para hacer el fijador será: media taza de sal de mesa cada 8 tazas de agua fría. Basándote en esto y teniendo en cuenta el tamaño de la prenda o la cantidad de telas que vas a teñir, duplica o triplica la fórmula. Debes tener en cuenta que la pieza debe quedar sumergida por completo, sin que ninguna parte quede fuera del agua.

  1. Pon el agua fría en el recipiente (su tamaño dependerá de la cantidad de telas que vayas a teñir).

  2. Agrega la sal de mesa.

  1. Revuelve el agua con una cuchara hasta que la sal se disuelva por completo.

  2. Sumerge las prendas o las telas que quieres teñir en el recipiente.

  3. Con las manos o con una cuchara, remoja bien las prendas para que absorban el agua y queden completamente sumergidas.

  4. Deja reposar las telas en el preparado durante una hora. Luego, saca las piezas del recipiente y enjuágalas con agua fría.

Nota: también puedes hacer el fijador utilizando una parte de vinagre blanco cada cuatro de agua fría. El proceso de reposo será el mismo que con la fórmula de agua con sal.

Cómo teñir las prendas

  1. Toma el producto que vas a utilizar para teñir las prendas (en este caso, remolacha), lávalo bien y córtalo en trozos. Si tiene cáscara, quítasela, pero no la deseches. También servirá para darle color a la prenda.

  2. Pon agua en una olla y llévala a la estufa. Ponla a fuego alto hasta que hierva.

  3. Agrega los trozos del producto a la olla y cocínalos durante una hora a fuego bajo o hasta que el agua adquiera el color deseado. Pasado ese tiempo, retira todos los pedazos del producto y sumerge la prenda en el agua de la olla.

Nota: la olla debe tener solo el agua suficiente como para cubrir la prenda. Si agregas demasiado líquido, el color final de la tela teñida será mucho más suave. También debes tener en cuenta que, debido a la evaporación, el nivel de agua disminuirá.

  1. Deja la prenda en el agua a fuego bajo durante otra hora. Pasado ese tiempo, quita la cacerola de la estufa y deja que la prenda repose en el agua durante un día.

  2. Un día después, retira la prenda de la olla y lávala con agua fría.

  3. Extiende la prenda y deja que se seque en un lugar muy ventilado o en el exterior de la casa. Tiéndela a la sombra, nunca directamente bajo la luz del sol.

Nota: cuando laves la prenda, parte del color se irá con el agua. Luego de secarse, el tono final también será más suave.

Resultado

Resultados de otros productos

Fresas — Rosa suave

Col o repollo morado — Índigo, morado azulado

Alcachofa — Verde suave

Cáscara de cebolla — Rojo anaranjado

Cáscara y semilla de aguacate — Rosa fuerte

Cúrcuma — Amarillo fuerte

Café — Marrón suave

Bono: Otros elementos que también puedes usar

Compartir este artículo