Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo vestirse para una entrevista de trabajo

Cuando entras en la oficina para una entrevista de trabajo, quieres causar una buena primera impresión, y esto significa llevar el atuendo adecuado que no solo cumpla el código de vestimenta, sino que también te siente bien. De esa manera le trasmitirás al reclutador cómo te presentas de manera profesional. No importa qué tan inteligente parezcas en tu hoja de vida, tu atuendo también debe “demostrarlo”. Por eso Ideas en 5 minutos tiene unos cuantos consejos prácticos y útiles que pueden ayudarte a elegir tu atuendo para una entrevista de trabajo.

1. Investiga el código de vestimenta de la empresa

Si investigas un poco sobre la empresa y su código de vestimenta, podrás hacerte una idea de su cultura de trabajo y del nivel de formalidad que consideran aceptable. Lo que puedes hacer es consultar fotos de la empresa en Internet y hacerte una idea clara de cómo se viste la gente cuando está en la oficina.

Un código de vestimenta informal significa un atuendo de aspecto profesional, pero todavía informal.

Para las mujeres:

1. Blusa oscura, pantalones de mezclilla y una chaqueta de punto

2. Blusa o camisa abotonada y camisa hasta la rodilla

3. Para el calzado, utiliza tacones o zapatos planos, pero evita los zapatos abiertos.

Para los hombres:

1. Camiseta Polo o camisa abotonada

2. Pantalones oscuros o pantalones de mezclilla

3. Zapatos cerrados

Un código de vestimenta informal de negocios significa que hay que arreglarse un poco más.

Para las mujeres:

1. Falda o pantalón azul marino o negro

2. Chaqueta, cárdigan o camisa abotonada

3. Tacones o zapatos planos cerrados

Para los hombres:

1. Pantalones de vestir azul marino o negro

2. Cinturón

3. Camisa con botones y corbata

4. Para el calzado, mocasines o zapatos Oxford

Para un código de vestimenta formal, opta por trajes de color oscuro.

Para la mujer:

1. Vestido de sastre

2. Pantalones o falda de traje

3. Chaqueta a juego

Para los hombres:

1. Pantalones de traje

2. Chaqueta

3. Camisa con botones y corbata

2. Elige el color adecuado

Cada color encierra emociones y significados. Por eso es bueno que elijas los colores adecuados para tu atuendo.

🟢 Considera la posibilidad de llevar estos tonos:

Gris: muestra lo analítico, lógico o independiente que eres. Llevarlo con confianza puede indicarle al responsable de la contratación que puedes pensar por ti mismo.

Blanco: es un color seguro para vestir y mostrará que eres organizado y pulcro.

Negro: representa la exclusividad, la sofisticación y el liderazgo. Es bueno para las entrevistas de alto nivel, pero es mejor evitarlo para los trabajos de nivel básico, como el servicio al cliente y la venta minorista.

Azul: muestra confianza y seguridad. Le insinuará al jefe de contratación que eres un verdadero jugador de equipo.

🟡 Precaución con estos tonos:

Rojo: es una gran elección de color si quieres persuadir a alguien. Esto se debe a que muestra poder, pasión y que eres enérgico con mucho coraje y emoción. Sin embargo, ten cuidado con este color porque también puede significar desafío y hostilidad.

Amarillo, verde púrpura: estos colores vivos pueden indicar que usted es divertido, pero tal vez no sean los primeros colores que deberías considerar para una entrevista porque no muestran sentimientos de confianza o compromiso.

Café: es un color terroso que muestra seguridad y fiabilidad. Sin embargo, es un tono anticuado, lo que significa que debes tener cuidado con cómo lo llevas.

Evitar:

Naranja: este color se considera uno de los más inapropiados porque puede mostrarte de forma negativa y hacerte parecer poco profesional y demasiado confiado.

3. Lleva una mezcla de colores

A la hora de planificar tu atuendo, si quieres llevar diferentes colores es importante saber cómo combinarlos adecuadamente.

Por ejemplo:

1. Ponte un traje oscuro si llevas una camisa de color claro. Quedará muy profesional.

2. Combina prendas grises apagadas con una chaqueta roja y zapatos bajos.

En cuanto a los looks más llamativos, opta por artículos en colores neutros con un solo elemento de acento vistoso.

4. Elige los accesorios adecuados

Sombreros: no lleves ninguno, independientemente del tipo de entrevista de trabajo a la que vayas. Esto significa no llevar ningún sombrero de moda, sombreros de béisbol, o sombreros de invierno y sudaderas con capucha.

Joyas: para las mujeres, evita ponerte muchas pulseras en los brazos y evita los aretes colgantes. Los relojes y las alianzas están bien para los hombres, pero nada más.

Cinturones: lleva un cinturón si va con tu ropa, por ejemplo si tus pantalones tienen trabillas para el cinturón. Debe ir a juego con la ropa que lleves o con el bolso y los zapatos.

Zapatos: es mejor evitar el calzado informal, como las zapatillas de deporte y las chanclas. También hay que evitar los zapatos con plataforma y los tacones altos. En cambio, si eres mujer, opta por zapatos cerrados de color neutro, y si eres hombre, por zapatos con cordones o sin cordones.

Maquillaje y peinado: cuando se trata de entrevistas de trabajo, menos es más. No te excedas. Tu peinado debe ser sencillo, sin mucho volumen ni accesorios.

Uñas: lleva las uñas medianamente largas o cortas y evita los esmaltes llamativos. El entrevistador no debería fijarse en tus uñas.

Colonia y perfume: al igual que con el vestuario, debes ser conservador con la colonia o el perfume. Hay personas que son más sensibles al olor. En realidad, el olor es nuestro sentido más fuerte y tu colonia o perfume habitual podría afectarle al entrevistador, así que no exageres.

Bolso y cartera: son accesorios estupendos porque puedes guardar en ellos copias adicionales de tu currículum y una lista de referencias. Es mejor considerar un pequeño maletín o un bolso más grande en el que puedas guardar todas tus pertenencias y además lo que necesitarás para la entrevista. Utiliza colores neutros.

Abrigos: si es posible, es mejor llevar un abrigo de lana en colores neutros. Evita a toda costa las chamarras deportivas.

Ideas En 5 Minutos/Ropa/Cómo vestirse para una entrevista de trabajo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos