4 Formas de arreglar una uña rota en casa

Si te has roto la uña, no es necesario que vayas corriendo al salón de belleza para arreglarla. Puedes hacerlo fácilmente en casa sin ningún material especial, y Genial.guru te mostrará cómo.

Preparación

Paso 1. Asegúrate de que tu uña rota esté al natural, es decir que no tenga ninguna capa de base o esmalte.

Paso 2. Lávate las manos con jabón y sécalas adecuadamente con una toalla limpia.

Paso 3. Usa un poco de alcohol isopropílico para desinfectar la uña y eliminar el exceso de aceite.

Una vez realizada la preparación, puedes elegir cualquiera de las siguientes cuatro maneras de arreglar tu uña rota, dependiendo de los materiales que tengas a mano.

Método 1: papel

Lo que necesitarás:

  • Una hoja de papel fina
  • Tijeras
  • Esmalte de uñas transparente

Paso 1. Toma la hoja de papel y corta un pequeño trozo con la forma de tu uña. Luego, toma el esmalte de uñas transparente y aplica una capa delgada sobre la uña rota.

Paso 2. Mientras el esmalte de uñas aún está húmedo, coloca el papel sobre él y cúbrelo con otra capa de esmalte. Una vez que esté seco, puedes aplicar esmalte de uñas de color para que el papel no sea visible.

  • Si no tienes papel común a la mano, puedes usar papel higiénico en su lugar.

Método 2: una bolsita de té

Lo que necesitarás:

  • Una bolsita de té
  • Tijeras
  • Pegamento de uñas
  • Lima de uñas

Paso 1. Toma una bolsita de té, córtala y tira el té. Luego, corta una tira que cubra toda la uña rota.

Paso 2. Toma el pegamento para uñas y cubre toda la uña con él. A continuación, coloca encima la tira de la bolsita de té, alísala con cuidado con las manos o con una lima de uñas y déjala secar.

Paso 3. Pon otra capa de pegamento en tu uña y deja que se seque nuevamente.

Paso 4. Alisa la superficie de la uña con una lima hasta que se vea natural, luego aplica una capa de base y otra de esmalte como de costumbre.

  • Puedes usar también un filtro de café, el resultado será igual de efectivo que con una bolsita de té.

Método 3: cinta adhesiva

Lo que necesitarás:

  • Cinta adhesiva transparente (cinta adhesiva o cinta para envolver regalos)
  • Tijeras
  • Pinzas

Paso 1. Corta un pedazo de cinta que pueda cubrir el área rota de tu uña.

Paso 2. Con unas pinzas, adhiere la cinta a tu uña de modo que cubra toda la zona rota. Luego, presiónala suavemente para asegurarte de que esté firmemente adherida.

Método 4: bicarbonato de sodio

Lo que necesitarás:

  • Bicarbonato de sodio
  • Pegamento de uñas
  • Un palillo de dientes
  • Lima de uñas

Paso 1. Coloca un poco de pegamento para uñas en la parte rota, luego toma un palillo y úsalo para que el pegamento entre por todo el corte.

Paso 2. Sumerge la uña en un poco de bicarbonato de sodio, concentrándote en el área que tiene el pegamento. Luego sácala, limpia el exceso de bicarbonato y usa la lima para alisarla.

  • Repite la aplicación de pegamento y bicarbonato de sodio y continúa limando tu uña hasta que luzca natural.
Compartir este artículo