7 Mascarillas sencillas para pieles grasas

El exceso de grasa o sebo en la piel puede deberse a distintos factores, como las condiciones ambientales o el uso de productos no adecuados. Esto puede causar que el rostro luzca brillante y que se sienta oleoso al tacto. Sin embargo, existen diversos remedios naturales y caseros que pueden ayudar a aliviar este problema.

Ideas en 5 minutos ha recopilado 7 mascarillas que puedes hacer con ingredientes fáciles de conseguir. Antes de probar cualquiera de ellas, te sugerimos consultar con tu médico especialista.

1. Plátano y limón

Los aceites naturales producidos en exceso se acumulan en los poros y pueden causar acné e inflamación en la piel. El limón ayuda a limpiar los poros obstruidos, mientras que los plátanos absorben el aceite. Prepara una mascarilla para reducir estas molestias en tu rostro siguiendo estos pasos:

  1. Muele 1 plátano con un tenedor.
  2. Agrega 10 gotas de jugo de limón1 cucharada de aceite de oliva, y mezcla hasta obtener una pasta homogénea.
  3. Aplica sobre el rostro y deja actuar durante 15 minutos.
  4. Enjuaga con agua tibia y seca cuidadosamente dando leves golpecitos.

2. Miel y avena

La avena puede absorber el exceso de aceite de la piel y ayudar a calmar la inflamación. También funciona como exfoliante al eliminar la piel muerta. Por otro lado, la miel posee propiedades antisépticas y antiinflamatorias.

Utiliza ambos componentes naturales siguiendo estos pasos:

  1. Mezcla ½ taza de avena molida con ¼ de taza de agua caliente hasta formar una pasta.
  2. Añade 1 cucharada de miel y revuelve.
  3. Masajea tu rostro con la mezcla durante 3 minutos o déjala actuar de 10 a 15 minutos.
  4. Posteriormente, enjuaga con agua tibia y seca cuidadosamente tu piel sin restregarla.

3. Claras de huevo y limón

Las claras de huevo y los limones pueden ayudar a tensar los poros. A su vez, el ácido de algunos frutos cítricos, como el limón, puede absorber el exceso de aceite de la piel. También existe evidencia de que esta fruta posee propiedades antibacteriales, lo que puede resultar beneficioso en personas con acné.

Prepara una mascarilla para tu rostro a través del siguiente procedimiento:

  1. Mezcla 1 clara de huevo con 1 cucharada de jugo de limón recién exprimido.
  2. Aplica sobre tu rostro y deja secar.
  3. Retira con agua tibia y seca cuidadosamente.

4. Almendras y miel

Las almendras pueden ayudarte a exfoliar tu piel y a absorber el exceso de aceite y las impurezas. A su vez, la miel sirve como un excelente humectante natural, que deja tu piel suave e hidratada. Para preparar una mascarilla:

  1. Tritura 3 cucharaditas de almendras en una licuadora o procesadora de alimentos hasta formar una pasta.
  2. Mezcla con 2 cucharadas de miel.
  3. Aplica sobre tu rostro y deja actuar de 10 a 15 minutos.
  4. Enjuaga con agua tibia y seca cuidadosamente.

5. Tomate y azúcar

El ácido de los tomates ayuda a absorber el exceso de aceite de la piel y a desobstruir los poros. Mientras que la textura del azúcar actúa como exfoliante, lo que deja tu piel limpia y suave. Para preparar esta mascarilla, sigue estos pasos:

  1. Mezcla 1 cucharadita de azúcar y la pulpa de 1 tomate.
  2. Aplica sobre la piel con movimientos circulares.
  3. Deja actuar durante 5 minutos.
  4. Retira con agua tibia y seca con una toalla dando leves golpecitos.

6. Aloe vera

El aloe vera se utiliza comúnmente para tratar quemaduras y varias afecciones de la piel, incluyendo el exceso de grasitud. Por otro lado, sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antibacteriales lo convierten en una buena alternativa para aliviar el acné.

Utiliza este ingrediente natural sobre tu rostro de la siguiente manera:

  1. Aplica una capa delgada de gel de aloe vera antes de ir a dormir.
  2. Deja actuar toda la noche.
  3. Retira por la mañana enjuagando con agua tibia.

Si tienes la piel sensible, te recomendamos probar en tu antebrazo antes de aplicarlo sobre tu rostro.

7. Avena y bicarbonato de sodio

Ambos ingredientes son capaces de exfoliar la piel, lo que remueve las células muertas y desobstruye los poros del exceso de aceite o las impurezas. Para preparar una mascarilla:

  1. Mezcla 2 cucharadas de avena2 cucharadas de bicarbonato de sodio en un bol.
  2. Agrega unas cuantas gotas de agua hasta formar una pasta.
  3. Aplica la mezcla sobre tu rostro masajeando suavemente y deja secar.
  4. Enjuaga con agua tibia y finaliza con una crema humectante.
Compartir este artículo