8 Productos para hidratar la piel

La piel del rostro puede deshidratarse por varias razones, por ejemplo, debido a una limpieza excesiva o a la exposición a la intemperie. Como resultado, el cutis que ayer era suave y radiante comienza a descamarse, se vuelve opaco, tenso y sensible.

Ideas en 5 minutos te presenta 8 productos que ayudan a hidratar la piel. También compartimos consejos sobre cómo hacer que este proceso sea más eficiente y cómo evitar errores.

1. Miel

La miel suaviza la piel, la hidrata y la hace más elástica. El azúcar presente en su composición ayuda a saturar la piel de humedad y a mantenerla en las capas superiores. Además, la miel tiene muchos antioxidantes que previenen el envejecimiento y la aparición de manchas de la edad.

Cómo utilizarla:

  • Método № 1. Mezclar 2 cucharadas de miel con 8 cucharadas de agua. Aplicar la mezcla en el cutis. Después de que se seque, lavar con agua tibia.
  • Método № 2. Aplicar miel sin diluir, dejar actuar durante 20 minutos, luego masajear ligeramente la piel y quitar el producto restante con agua.

2. Aceite de coco

El aceite de coco contiene muchos ácidos grasos que hidratan la piel, mejoran su función de barrera y aumentan la producción de colágeno.

Cómo utilizarlo: Aplicar aceite de coco antes de acostarse para despertar con una piel suave y radiante por la mañana. Es especialmente eficaz si se utiliza al salir de la ducha.

Para hidratar el cutis, también se pueden utilizar aceites de oliva, almendras, girasol y ricino.

3. Aguacate

El aguacate contiene una gran variedad de nutrientes. Por ejemplo, vitaminas C y E, ácidos grasos y carotenoides. Gracias a ellos, su pulpa nutre e hidrata la piel, la protege del estrés oxidativo y previene los primeros signos de envejecimiento.

Cómo utilizarlo:

  • Pelar el aguacate.
  • Triturar bien la pulpa hasta obtener un puré.
  • Aplicar en la piel.
  • Quitar con agua tibia en 10 minutos.

4. Gel de aloe vera

El aloe vera es un ingrediente natural conocido por sus propiedades hidratantes y calmantes. Se puede vender por separado como gel o se puede encontrar en cremas hidratantes, mascarillas y otros cosméticos.

Las propiedades del aloe se basan en su composición: contiene vitaminas A, C, D y E, zinc, potasio, magnesio, aminoácidos, polisacáridos y fitoesteroles. Gracias a ellos, alivia perfectamente la picazón y la irritación de la piel, previene su deshidratación y ayuda a la cicatrización de inflamaciones menores.

Cómo utilizarlo: Aplicar gel de aloe vera en el rostro 2-3 veces al día.

5. Manteca de karité

La manteca de karité contiene triglicéridos, que ayudan a suavizar el cutis y a reducir la pérdida de humedad. También tiene propiedades antiinflamatorias y refuerza la barrera protectora de la piel.

Cómo utilizarla: Aplicar en la piel estrictamente antes de acostarse, ya que la manteca es bastante grasa y se absorbe lentamente. Si quieres, también puedes utilizar aceite de palma, manteca de mango o manteca de cacao.

6. Glicerina

La glicerina es un remedio sencillo y eficaz para la sequedad. Hidrata la piel y retiene la humedad.

Cómo utilizarla:

  • Método № 1. Mezclar 50 ml de agua de rosas y 50 ml de glicerina, aplicar la mezcla sobre la piel con un algodón y dejar actuar toda la noche. Guardar el resto del producto en un frasco hermético.
  • Método № 2. Mezclar 2 cucharaditas de glicerina, miel y avena. Aplicar la pasta resultante en la piel. Cuando se seque, limpiar con un algodón humedecido en leche. Luego lavar el rostro con agua y secar bien la piel.

7. Mascarilla hidratante

Una mascarilla es otra forma de tratar rápidamente la piel seca. Por lo general, estos productos se aplican sobre el cutis durante no más de 15 a 20 minutos, pero existen mascarillas intensivas que se pueden dejar puestas durante toda la noche.

Busca estos ingredientes en las mascarillas que ayudan a hidratar la piel:

  • Aloe vera
  • Ácido hialurónico
  • Aceites vegetales
  • Ceramidas
  • Glicerina
  • Miel
  • Té verde
  • Avena
  • Colágeno
  • Elastina
  • Queratina

8. Crema hidratante

Para mantener el cutis con un aspecto saludable y radiante, usa una crema hidratante a diario. En primer lugar, retiene agua en la capa externa de la dermis. Además, a menudo contiene ingredientes que humectan profundamente la piel. Puede ser glicerina, urea o ácido láctico. También puede tener componentes suavizantes: lanolina, aceite de girasol y aceite de jojoba.

  • Para la piel normal, son adecuadas las cremas que mantienen el equilibrio natural de hidratación. Elige un producto a base de agua con una textura ligera y no grasa. Estas cremas a menudo contienen aceites ligeros o ingredientes a base de silicona.
  • Para la piel seca, usa un humectante a base de aceite que contenga ingredientes que retienen el agua. Busca ácido láctico y urea en estos productos.
  • Para la piel grasa, las lociones y los líquidos ligeros a base de agua funcionan bien. Busca un producto que esté etiquetado como “sin aceite” o “no comedogénico”.
  • Para la piel mixta, prueba con una crema de textura media. También puedes usar una loción ligera para las áreas grasas y una crema nutritiva para las zonas secas.
  • Para la piel sensible, elige una crema con ingredientes calmantes. Por ejemplo, con manzanilla y aloe vera. También dales preferencia a los productos etiquetados como “hipoalergénicos”, “sin perfume” y “para pieles sensibles”.

Consejos útiles

  1. Cualquier ingrediente cosmético puede provocar una reacción alérgica. Se recomienda probar el producto en una pequeña zona de la piel antes de aplicarlo en el rostro.
  2. Evita lavarte la cara, bañarte y ducharte con agua caliente. Las altas temperaturas pueden despojar a la piel de sus aceites naturales y su humedad. En vez de eso, usa agua tibia o fría.
  3. Elige un limpiador suave para el rostro que no reseque la piel.
  4. Aplica crema inmediatamente después de ducharte o lavarte la cara mientras la piel aún está húmeda. Esto permitirá que los ingredientes humectantes retengan el agua en la piel.
  5. Si la piel está severamente deshidratada, deja de usar productos con irritantes por un tiempo. Por ejemplo, los que contengan retinol y ácidos ANA.
Compartir este artículo