Cómo aprender a girar un aro en 5 pasos

Hacer ejercicio con un aro puede ayudarte a quemar hasta 420 calorías por hora. También fortalece los músculos de la espalda y el abdomen, corrige la postura, la coordinación de movimientos y simplemente mejora el estado de ánimo.

Ideas en 5 minutos preparó instrucciones paso a paso sobre cómo girar un aro con el cuerpo, desde cómo elegir la ropa y el equipo adecuados hasta cómo hacer movimientos básicos durante tu entrenamiento.

1. Elige la ropa adecuada

Usa ropa que esté hecha de tela antideslizante y que se ajuste perfectamente a tu cuerpo, pero que al mismo tiempo no restrinja los movimientos. Los leggings de algodón y una camiseta sin mangas son excelentes opciones. Es mejor no usar ropa holgada: el aro simplemente no podrá apoyarse contra el cuerpo. Las telas lisas, como el satén, tampoco funcionarán: el aro se deslizará a medida que se mueva.

2. Elige un aro de un tamaño adecuado

Para que esto funcione, es importante elegir el tamaño de aro correcto. Lo ideal es que llegue hasta tu cintura cuando lo coloques en posición vertical a tu lado. Si usas uno más pequeño, te resultará difícil sostenerlo mientras gira.

3. Ponte en la posición inicial

  1. Separa los pies a la altura de los hombros y dobla ligeramente las rodillas.

  2. Estira la espalda y endereza los omóplatos.

  3. Párate en el aro, tómalo con ambas manos, levántalo y presiónalo en la zona lumbar.

  4. Comprueba que los codos estén doblados en un ángulo de 90 grados.

4. Determina los puntos de apoyo

Selecciona dos puntos de apoyo que el aro tocará mientras se mueve alrededor de la cintura.

Si gira hacia la izquierda, un punto estará enfrente del comienzo del muslo izquierdo y otro en la parte posterior, al comienzo del muslo derecho. Si el aro gira hacia la derecha, ocurrirá lo contrario: un punto se ubicará en la parte delantera, al comienzo del muslo derecho, y el segundo en la parte posterior, al comienzo del muslo izquierdo.

5. Empieza a girar el aro

  1. Gira el torso y las caderas hacia un lado y empuja el aro en la dirección opuesta.

  2. Alternando, cambia tu peso de una pierna a la otra para que tu cintura se mueva y “empuje” el aro.

  3. Concéntrate en los puntos de apoyo. Imagínate cómo el aro pasa sobre ellos, de uno a otro. De esta forma, necesitarás menos esfuerzo para rotar.

  4. Si el aro se cae, no te preocupes. Simplemente recógelo e intenta de nuevo.

Consejos útiles

  • Por favor, ten paciencia. Pasará algún tiempo antes de que puedas sujetar el aro alrededor de la cintura por mucho tiempo. Esto puede tomarte hasta varias semanas. Simplemente sigue haciendo ejercicio a un ritmo cómodo y, con el tiempo, te resultará más fácil girar el aro.

  • Encuentra un espacio adecuado. Será difícil girar el aro en una habitación pequeña y estrecha. Asegúrate de que el lugar esté libre y que el aro pueda girar libremente sin tocar nada a su alrededor. Si es posible, ve a un parque o playa y haz ejercicio en un espacio abierto.

  • Pon música rítmica. Haz una lista de reproducción de tus canciones favoritas para crear un estado de ánimo positivo durante el entrenamiento.

Compartir este artículo