Cómo caminar con tacones

Caminar con tacones puede parecer muy complicado e incluso intimidante para algunos. Sin embargo, todo es cuestión de equilibrio y práctica. Ideas en 5 minutos tiene unos cuantos consejos para que puedas aprender a caminar con este tipo de calzado.

1. Encuentra zapatos cómodos

Si es la primera vez que usas estos zapatos, será mejor que empieces con tacones más pequeños. Busca calzado con tacones estables, más cortos y gruesos para que te den un mejor soporte al tobillo y te proporcionen mayor estabilidad al caminar. Para asegurarte de que tus pies estén bien sujetos, opta por zapatos que tengan correas o hebillas en el tobillo. Una vez que te sientas cómoda con los tacones más bajos, puedes pasar a las plataformas y, más adelante, a los zapatos stilettos con tacón de aguja.

2. Prepara el calzado para caminar

Muchos zapatos con tacones altos tienen suelas lisas sin ningún tipo de agarre. Esto hace que sea más difícil caminar con ellos sin resbalar. Puedes añadirles más agarre frotando las suelas suavemente con un papel de lija y colocando unas plantillas especiales pegadas en el interior del zapato.

3. Practica primero en casa

Otra buena forma de preparar tus tacones para caminar en el exterior y obtener algo de práctica adicional es usarlos en tu casa. Sin embargo, trata de buscar superficies más suaves para caminar en lugar de suelos duros.

4. Presta atención a tu forma de caminar

Al caminar con tacones, tu forma de andar puede ser incorrecta, lo que puede causarte molestias y hacer que tu manera de caminar parezca poco natural. No camines apoyando el pie de punta a talón. En su lugar, debes poner primero el talón y luego pasar a la punta del pie, desplazando el peso de tu cuerpo. Esto te ayudará a tener más equilibrio al caminar. Arquea ligeramente el pie para que la presión recaiga sobre el interior del zapato. De este modo, conseguirás que se ajuste a tu pie y tendrás más espacio para las maniobras. Para que tu forma de andar parezca natural, mantén la rodilla recta cuando tu pie esté completamente apoyado en el suelo.

5. Mantén la postura

Para tener un aspecto más elegante y que no parezca que estás tambaleándote, utiliza estos consejos:

  • Intenta caminar en línea recta. Para ello, coloca cada pie justo delante del otro después de cada paso. Visualiza una línea recta delante de ti que vaya hacia tu destino y síguela.
  • Muchas personas tienden a mirar hacia abajo cuando caminan con tacones. En cambio, intenta mirar siempre hacia delante y no te quedes mirando los pies. También puedes inclinarte ligeramente hacia atrás al caminar.

6. Ten cuidado en las escaleras

Al desplazarte sobre escaleras, debes cambiar la forma de caminar para evitar caerte y lesionarte. Al subir, planta primero los dedos de los pies y transfiere tu peso a ellos. Al bajar las escaleras, inclina el cuerpo ligeramente hacia el pasamanos y apoya por completo cada pie en el escalón.

Compartir este artículo