Cómo dar forma a las cejas

Una de las cosas más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de dar forma a las cejas es que, antes de empezar, hay que limpiarse bien la cara. Aunque es algo que aprendemos con el tiempo, las cejas también forman parte del look de nuestro rostro y, en consecuencia, de nuestro maquillaje.

En Ideas en 5 minutos, hemos escrito un artículo sobre cómo dar forma a tus cejas. Una vez hecho, a continuación encontrarás una guía con todo lo que necesitas saber para entender el arte de depilar las cejas como un profesional.

Qué tipos de cejas hay y cuál elegir

Antes de eliminar los pelos no deseados de las cejas, es esencial decidir qué forma quieres que tengan tus cejas, pero también cuál es la que mejor se adapta a tu rostro. Lo normal es elegir la forma que más se asemeje al contorno natural de tus cejas. Aunque las cejas de cada persona son únicas, a grandes rasgos se pueden dividir en 5 categorías que puedes encontrar en la imagen de arriba.

Otro dato importante que debes tener en cuenta es la forma de tu cara. En general, las formas de la cara son las siguientes:

  • Redonda: con esta forma, el principio y el final de tus cejas están alineados con el arco en medio. También deberás asegurarte de que tus cejas no sean demasiado finas ni demasiado gruesas.
  • Cuadrada: en este caso, intenta equilibrar tu mirada dando forma a tus cejas para dar un acabado más suave a tu rostro con un arco suave.
  • Ovalada: si tienes este tipo de rostro, la mayoría de las formas de cejas te sentarán bien. Aun así, es mejor evitar los estilos demasiado arqueados así como los excesivamente rectos.
  • Larga: si tu rostro es alargado, opta por unas cejas ligeramente gruesas que no sean demasiado largas ni arqueadas.

Cómo dar forma a las cejas

Lo qué necesitarás:

  • Lápiz para cejas
  • Pinzas de acero inoxidable
  • Un cepillo de la máscara de pestañas
  • Un par de tijeras pequeñas y afiladas para cejas
  • Un gel transparente para cejas
  • Compresas frías (ver nota)

Nota:

  1. Las compresas se elaboran simplemente empapando en agua unos rollos de algodón o unas toallas de papel suaves y enfriándolas en la nevera.
  2. También es importante el lugar en el que das forma a las cejas. Debes encontrar un lugar tranquilo, con mucha luz natural y un espejo que no tenga demasiado aumento. Los expertos recomiendan hacerlo en el coche.

1. Crea un “mapa de cejas”

Las cejas suelen tener 3 partes fundamentales:

  1. Cabeza: es la parte más cercana a la nariz.
  2. Arco: es la parte más alta de la ceja.
  3. Final: es la parte más cercana a la esquina exterior del ojo.
  1. Para encontrar la cabeza exacta de la ceja, apoya un lápiz fino verticalmente contra el puente de tu nariz. La parte que toca tu ceja es la cabeza y donde deben empezar tus cejas. Marca este punto con el lápiz de cejas.
  2. A continuación, gira el lápiz hacia fuera como si fuera una de las manecillas de un reloj. Detente en el borde exterior de tu iris. Aquí es donde la ceja se arquea de forma natural, es su arco y normalmente se encuentra a dos tercios del camino desde la cabeza hasta el final de la ceja. Marca también este punto.
  3. Por último, mueve el lápiz más allá. Detente en el ángulo exterior del ojo: es el final de la ceja. Marca también este punto.

Repite este proceso en ambas cejas y conecta las 3 marcas con líneas rectas tanto por encima como por debajo de tu ceja. Todo lo que esté fuera de las líneas debe depilarse y lo que esté dentro, debe dejarse tal como está.

2. Pinza de depilar

Utiliza ambas manos para depilar correctamente. Una de ellas sujetará la piel y la otra retirará suavemente el pelo. Hazlo siempre en la dirección del crecimiento para proteger el folículo y que el pelo vuelva a crecer. Otras zonas de limpieza son el espacio entre las cabezas de ambas cejas, la zona de la frente justo por encima de las sienes y justo por debajo de los arcos. Hazlo con precaución.

  • Consejo: pon un temporizador para 15 minutos. Cuando suene la alarma, deja de depilarte. Esta es una buena manera de parar y no depilarse compulsivamente. A continuación, aplica la compresa fría en la zona para ayudar a calmar cualquier enrojecimiento o irritación producida por la depilación.

3. Recorte con tijeras

Peina las cejas hacia arriba utilizando el cepillo de la máscara de pestañas o el gel transparente para cejas. Este último ayudará a mantener los pelos en su sitio y facilitará el corte, pero espera a que se seque del todo. Busca los pelos que salgan de la ceja y corta un pelo cada vez con las tijeras.

  • Consejo: hazlo siempre en un ángulo hacia abajo para no obstaculizar la visión de la ceja.

⚠️ NO recortes todos los pelos. Los pelos que caen en su sitio tras el peinado deben dejarse tranquilos. Lo mismo ocurre con todo lo que hay en la sección de la cola, ya que puedes acabar con huecos, ya que estas partes son naturalmente más escasas.

4. Rellena con un lápiz para cejas

Una vez que hayas limpiado la zona, puedes utilizar un lápiz para rellenar los puntos escasos con trazos cortos, como si fueran pelos. Ten en cuenta que las cejas son naturalmente más gruesas en la cabeza y más finas en el final. Pasa un cepillo de máscara por las cejas para difuminar el lápiz y ya está.

  • Consejo: utiliza siempre un lápiz afilado. Si la punta se ha redondeado, depositará demasiado color y el look final puede parecer demasiado cargado.
Compartir este artículo