Cómo elegir un protector solar según el tipo de piel

Para todos nosotros, la exposición prolongada al sol puede causar fotodaño, que puede provocar la pérdida de elasticidad en la piel, la formación de arrugas y manchas de edad. Un protector solar te ayuda a cuidar la salud de tu piel, por eso debes elegirlo guiándote por tu fototipo.

Ideas en 5 minutos te ayudará a conocer mejor tu tipo de piel y te contará cómo elegir un cosmético adecuado para protegerla. Recuerda que antes de comprar el protector solar, se sugiere consultar a un especialista médico por el FPS recomendado según tus necesidades así como la frecuencia con la que hay que aplicar este tipo de cosmético.

En 1975, el dermatólogo Thomas B. Fitzpatrick desarrolló una escala de fototipo humano basada en la cantidad de melanina de la piel. De este modo, el científico no solo describió los tipos de piel, sino que también analizó su respuesta a la luz ultravioleta.

Según la clasificación de Fitzpatrick, la piel de algunas personas se broncea más uniformemente y se expone menos a los efectos nocivos del sol, mientras que otras tienden a ser más sensibles a los rayos solares y a menudo solo reciben quemaduras en lugar de un bronceado uniforme.

Fototipo № 1

Las personas que pertenecen al fototipo 1 no son capaces de producir mucha melanina. Su piel tiene un tono blanco pálido y suele combinarse con ojos verdes o azules y cabello pelirrojo o rubio.

La piel de este fototipo es la más sensible. Prácticamente no se broncea y tolera muy mal el sol. Para proteger su piel, se recomienda utilizar un protector con FPS 50+, que tiene un nivel alto de protección, y evitar pasar demasiado tiempo al sol.

Fototipo № 2

La piel del fototipo 2 también es de color pálido y muy sensible. Normalmente los poseedores de este fototipo tienen el pelo rubio, ojos azules o verdes y pecas.

Las personas del fototipo 2 no se broncean bien, pero su riesgo de tener quemaduras solares es menor que el de las personas del fototipo 1. También deben evitar tomar el sol y se sugiere usar una crema solar de protección con al menos FPS 30+ para proteger su piel.

Fototipo № 3

Aunque la piel del fototipo 3 también es bastante clara, ya no tiene un tono pálido. Normalmente la tienen las personas con cabello oscuro y ojos azules o verdes.

Ellas pueden broncearse, pero a veces puede aparecer una quemadura. La exposición prolongada al sol suele provocar enrojecimiento en la piel y posteriormente un bronceado. Para reducir los efectos negativos del sol, es recomendable que las personas con este tipo de piel usen únicamente una crema con FPS 25+ o 20+.

Fototipo № 4

El fototipo 4 corresponde a las personas de piel morena clara o aceitunada y pelo oscuro.

La piel de este fototipo se broncea bien y gradualmente. Para tomar el sol de forma activa, un protector con FPS 15+ podría ser suficiente para las personas con este tipo de piel.

Fototipo № 5

La piel del fototipo 5 contiene mucha melanina, es más densa y tiene un tono más oscuro. Es capaz de broncearse de forma fácil y activa.

Las medidas de protección también son importantes para estas personas, pero algunas cremas pueden dejar marcas blancas en la piel. Hay que tenerlo en cuenta a la hora de elegir un protector solar, y en el caso de tomar el sol de forma intensiva, se sugiere usar una crema con FPS 15.

Fototipo № 6

La piel del fototipo 6 tiene un tono marrón oscuro o incluso negro. Es capaz de conseguir un bronceado muy pronunciado y de oscurecerse aún más con el sol.

Es importante proteger tal tipo de piel del fotoenvejecimiento más que de las quemaduras solares, ya que pueden formarse manchas de pigmentación en el cuerpo junto con el bronceado. Se recomienda que las personas con piel de tipo 6 usen una crema con FPS 15 si se exponen al sol durante lapsos prolongados.

Compartir este artículo