Cómo hacer agua de arroz para tu cuerpo: 3 métodos

El agua de arroz ha sido popular en Asia durante siglos, ya que allí las personas la usan para diversos procedimientos de belleza. Aprecian el agua de arroz por sus beneficios y la aplican sobre la piel y el cabello, además se bañan con ella.

Hoy en día, el agua de arroz se ha vuelto popular en todo el mundo. Y lo mejor de todo es que es muy fácil de hacer en casa. En Ideas en 5 minutos, estamos listos para mostrarte tres formas de prepararla. También encontrarás consejos sobre cómo usar el agua de arroz para tu cabello, tu piel y tu cuerpo.

I. Formas de hacer agua de arroz

1. Remojar

Remojar el arroz es el proceso más rápido y sencillo para hacer agua de arroz.

Paso 1: Consigue ½ taza (100 gramos) de arroz crudo.

Paso 2: Debes poner el arroz en un colador y enjuagarlo con agua para eliminar la suciedad y el polvo.

Paso 3: Coloca el arroz lavado en un tazón y vierte de 2 a 3 tazas (480-720 ml) de agua. Deja el arroz en remojo durante 30 minutos.

Paso 4: Cuela el arroz, pero guarda el agua. Vierte el agua en un recipiente. Está lista para usar. No tires el arroz, ¡aún puedes cocinarlo!

2. Agua de arroz fermentada

Otro método para obtener elementos útiles y antioxidantes del agua de arroz es fermentarla.

Paso 1: Enjuaga 1 taza (200 gramos) de arroz crudo con agua para eliminar la suciedad y el polvo.

Paso 2: Coloca el arroz lavado en un tazón y vierte 1 taza (240 ml) de agua. Mezcla hasta que el agua se vuelva turbia.

Paso 3: Cuela el arroz, pero conserva el agua.

Paso 4: Vierte el agua en un recipiente y cúbrelo con una tapa. Ahora es el momento de dejar fermentar el agua de arroz durante 12-24 horas a temperatura ambiente. De esta forma, dejas que se liberen las vitaminas y los minerales. No la dejes fermentar más de 24 horas, de lo contrario el producto se echará a perder.

Paso 5: Después de que el agua esté fermentada, puedes guardarla en el refrigerador hasta que desees usarla.

3. Hervir

También puedes hacer agua de arroz usando lo que queda después de hervir el arroz.

Paso 1: Pon ½ taza (100 gramos) de arroz. Vierte 2 veces más agua de la que se usa normalmente para cocinar en una olla.

Paso 2: Hierve el arroz en el agua hasta que esté bien cocido.

Paso 3: Cuela el arroz y conserva el agua. Vierte el agua en un recipiente. Está lista para usar.

II. Cómo usar el agua de arroz

1. Agua de arroz para el cabello

Puedes usar agua de arroz como acondicionador. Puede ayudar con el crecimiento del cabello, reparar el cabello dañado y las puntas abiertas, y hacer que los mechones sean más fuertes y suaves. También desenreda el pelo y lo hace más brillante.

Paso 1: Disfruta de tu ducha.

Paso 2: Lávate el cabello con champú y enjuaga con agua.

Paso 3: Vierte agua de arroz en tu cabello. Masajea tu cuero cabelludo y tu cabello.

Paso 4: Deja el agua de arroz en tu cabello durante 20 minutos. Después, enjuágalo con agua tibia.

2. Agua de arroz para la cara

El agua de arroz puede hidratar la piel del rostro y reducir la irritación. Usar esta agua dos veces al día en tu cutis también puede hacer que tu piel esté menos seca.

Paso 1: Vierte una pequeña cantidad de agua de arroz en un algodón y masajea suavemente tu rostro y tu cuello.

Paso 2: Puedes dejarla en tu cara o enjuagarla con agua tibia.

3. Exfoliante corporal

También puedes usar agua de arroz para tu cuerpo; por ejemplo, junto con un exfoliante suave.

Paso 1: En un recipiente pequeño, debes mezclar un poco de sal, un par de gotas de aceite esencial, cítricos y agua de arroz para hacer un exfoliante natural y fragante.

Paso 2: Frota suavemente el exfoliante sobre tu piel y enjuaga con agua tibia.

Compartir este artículo