Cómo hacer crecer el cabello

La tasa promedio de crecimiento del cabello es de 0,5 a 1,7 cm por mes. Este proceso se ve influenciado por la edad, los genes, el estado de salud y la estación del año. Así que, si quieres dejarte crecer una larga melena, debes armarte de paciencia.

Ideas en 5 minutos estudió los consejos de los expertos y averiguó cómo cuidar el cabello para que crezca más rápido.

1. Controla tu dieta

El crecimiento del cabello se acelera mediante:

  • Alimentos proteicos. La proteína es el componente principal del cabello, por lo que se recomienda incluir productos ricos en ella en la dieta: carne, pescado, huevos, aves, leche, nueces, granos y legumbres.

  • Ácidos grasos poliinsaturados omega-3. Se encuentran en pescados grasos (como el salmón), aceites de pescado y mariscos.

  • Aguacate. Este producto estimula la producción de colágeno y mejora la condición del cabello. También es una excelente fuente de ácidos grasos esenciales. Estas grasas no son producidas por el cuerpo, pero son componentes importantes de las células. Su disminución puede ocasionar caída del cabello.

  • Ostras. Son ricas en zinc. La falta de este elemento puede provocar caída del cabello y sequedad del cuero cabelludo.

  • Espinaca. Es rica en nutrientes: ácido fólico, hierro, y vitaminas A y C.

2. Hazte masajes de cabeza

Masajear la piel ayuda a estimular la circulación sanguínea.

Masajea tu cuero cabelludo con aceite de bardana, coco, ricino, argánjojoba. Estos son acondicionadores naturales para el pelo y están llenos de nutrientes y vitaminas esenciales.

Cómo hacer el masaje:

  • Calienta un poco 1 o 2 cucharadas de aceite.

  • Masajea el cuero cabelludo frotando el aceite con movimientos circulares de 10 a 15 minutos.

  • Deja el aceite como una mascarilla durante 30 minutos y luego enjuágalo.

  • Para estimular el crecimiento del cabello, realiza este masaje de cuero cabelludo con aceites 1 o 2 veces por semana.

3. Recorta las puntas con regularidad

Córtate el cabello una vez cada 2 a 3 meses para eliminar las puntas abiertas o dañadas. Solo asegúrate de advertirle a tu estilista que estás dejándote crecer el pelo para que no corte más de lo necesario.

4. Encuentra el champú adecuado

Usa champús suaves y naturales. Evita los productos que contienen siliconas, ya que estas se acumulan en la estructura del cabello y lo hacen más pesado. Como resultado, el pelo deja de recibir nutrición externa y se debilita. Estas siliconas incluyen Cetearyl methicone, Cetyl dimethicone, Cyclomethicone, Cyclopentasiloxane, Dimethicone, Dimethiconol, Stearyl DimethiconeTrimethylsilylamodimethicone.

5. Trata de lavarte el cabello con menos frecuencia

Cuando te lavas el cabello con frecuencia, quitas el sebo secretado por las glándulas ubicadas en el cuero cabelludo. Este hidrata el pelo y lo protege de los daños.

Para mantener tu cabello limpio y evitar que se seque demasiado, es suficiente con lavarlo 2 o 3 veces a la semana.

6. Usa acondicionador para el cabello

El acondicionador mejora la elasticidad del cabello, lo que evita su rotura y ayuda a mantener la longitud. Aplícalo solo en el pelo, evitando la zona de las raíces.

7. Usa la menor cantidad de veces posible los aparatos que producen calor

Trata de evitar los rizadores o planchas: su uso regular debilita el cabello, quebrándolo y rompiéndolo. Si decides peinarte con dispositivos así, selecciona el ajuste de calor más bajo y no olvides aplicarle un protector térmico a tu pelo.

8. Peina tu cabello con cuidado

Cepillar el cabello ayuda a distribuir el sebo por todo el tallo del pelo y también estimula el flujo sanguíneo al cuero cabelludo. Pero hacerlo con demasiada fuerza puede dañar tu cabello. Por lo tanto, cepíllalo suavemente con un peine de dientes anchos. Avanza desde las puntas hasta la parte superior. Ten especial cuidado al peinar el pelo húmedo; no tires de él y peina suavemente las áreas enredadas.

9. Usa remedios caseros para el crecimiento del cabello

Haz mascarillas para el cabello según algunas recetas populares:

  • Por ejemplo, para aumentar el flujo sanguíneo al cuero cabelludo y así inducir el crecimiento del pelo, puedes usar una mascarilla a base de mostaza en polvo. Para su preparación, mezcla 1 cucharada de mostaza en polvo con un poco de agua tibia y 1 cucharadita de azúcar. Revuelve bien y aplica la pasta en el cuero cabelludo. Prepárate para una sensación de ardor. Lava la mascarilla después de 30 a 40 minutos. No te la apliques más de una vez a la semana, porque la mostaza puede secar tu cabello.

  • La mascarilla de canela también induce el flujo de sangre a los folículos pilosos: mezcla 2 cucharaditas de miel y 1 cucharadita de canela molida. Agrega un poco de agua tibia para facilitar la aplicación. Ponla sobre el cuero cabelludo y lava después de 30 minutos.

Las mascarillas funcionan mejor a temperaturas cálidas, así que después de aplicar una, colócate un gorro de ducha y envuélvete la cabeza en una toalla. Aplícalas con un pincel o un cepillo de dientes viejo.

Compartir este artículo