Cómo hacerte un corte de cabello preciso

No es un problema si tu cabello se ve mal y no tienes tiempo para ir a una estética o una peluquería. Siempre lo puedes arreglar rápidamente en casa. Todo lo que necesitas son las herramientas adecuadas, algo de tiempo y un poco de paciencia.

Ideas en 5 minutos ha recopilado muchos consejos y técnicas útiles para el cabello, tanto rizado como lacio. Estas te ayudarán a recortar las puntas abiertas, arreglar tu flequillo y a refrescar todo tu look. También incluimos pautas para los hombres que los ayudarán a mantener su cabello limpio y con un buen corte.

Lo que necesitarás

Antes de comenzar a cortarte el cabello, asegúrate de tener todas las herramientas necesarias:

  • Invierte en tijeras de barbería de buena calidad, ya que estas hacen cortes precisos, lo que significa que terminarás con orillas y bordes limpios. No uses tijeras comunes, ya que no son lo suficientemente afiladas y convertirán tu corte de cabello en uno torcido y desordenado.

  • Un peinecepillo para tu cabello.

  • Recortadora de cabello con diferentes aditamentos para cortar el cabello de hombre.

  • Espejos pequeños y grandes para ayudarte a ver tu cabello desde diferentes ángulos mientras lo cortas.

Consejos adicionales antes de empezar

Una vez que hayas preparado todas las herramientas necesarias, es importante tener en cuenta estos consejos:

  • Recorta las zonas del cabello en pequeñas áreas, en lugar de hacer cortes más grandes. Elige el largo que deseas tener en tu cabello, pero inicia con una mayor longitud. Más tarde puedes recortar un poco más. De esta manera, si comentes un error, aún puedes solucionarlo.

  • Trabaja en secciones pequeñas. Sostén tu cabello extendido entre tus dedos y haz los primeros cortes. Luego usa esta parte como referencia para cortar la siguiente sección.

  • Siempre tira de tu cabello de manera recta para que tu largo sea uniforme, y sostenlo entre tus dedos. Para obtener bordes precisos y sólidos, coloca las tijeras paralelas al cabello y córtalo de forma recta.

  • Si quieres un acabado más texturizado en tus puntas, presta atención a la posición de las tijeras. Utiliza una técnica de corte puntual. Coloca tus tijeras paralelas al cabello debajo de tus dedos, luego apunta los extremos de las tijeras ligeramente hacia arriba. Abre y cierra las tijeras, cortando así las puntas del cabello.

Recortar las puntas abiertas

Paso 1: lava tu cabello y luego sécalo con un secador de cabello, pero no por completo. Deja un poco de humedad para ver la textura natural de tu cabello.

Paso 2: toma una pequeña sección de tu cabello, gíralo ligeramente en la parte inferior y sujeta el mechón con los dedos.

Paso 3: revisa el cabello y encuentra las puntas abiertas. A veces, verás los cabellos que están completamente abiertos o algunos que tienen solo las puntas poco sanas. Agarra unas tijeras de peluquería y corta solo esos cabellos.

Paso 4: puedes girar el mismo mechón de cabello en otra dirección, exponiendo más las puntas abiertas que podrías haber pasado por alto. Repite lo mismo con el resto del cabello.

Cortar el cabello largo y lacio

Paso 1: humedece las puntas de tu cabello con agua, para que queden ligeramente mojadas. Péinalas y luego divide tu cabello en 2 secciones. Lleva una sección hacia adelante desde tu hombro hasta tu pecho. Aprieta los extremos entre tus dedos.

Paso 2: coloca esta sección frente a tu cara para que puedas verla mejor. Para asegurarte de que la línea del cabello esté completamente lacia, el cabello en la parte posterior de la cabeza debe ser más corto. Por lo tanto, debes cortarlo en línea diagonal, no en línea recta. Coloca las tijeras en ángulo y córtate el cabello, abriendo y cerrando ligeramente las tijeras.

Lograr un peinado bob en ángulo

Paso 1: para asegurarte de que tu corte sea aproximadamente de una sola longitud, humedece ligeramente tu cabello con agua antes de cortarlo. De esta forma conseguirás un corte limpio y preciso.

Paso 2: cepilla o peina tu cabello hasta la parte superior de tu cabeza. Tuerce el cabello y sostenlo por encima de la cabeza. Aprieta los mechones entre los dedos índice y medio.

Paso 3: lleva las tijeras al mechón de cabello seleccionado y córtalo a la longitud que consideres óptima para ti.

Paso 4: suelta tus mechones y cepíllalos.

Recortar el flequillo

Paso 1: encuentra el comienzo de tu fleco. Párate de lado junto al espejo y revisa en tu cabeza. Identifica el lugar en tu cabeza donde comienza a redondearse en la frente. Puedes señalarlo con un peine.

Paso 2: con un peine, separa tu fleco en forma de triángulo.

Paso 3: aprieta tu flequillo con los dedos como una línea, donde quieras que esté la longitud deseada. Siempre puedes dejar algo más de longitud para que puedas volver y corregir tus errores.

Paso 4: trae hacia arriba los extremos que estás a punto de cortar. ¡No te cortes el pelo de manera recta! En su lugar, coloca las tijeras en un ligero ángulo. Después de colocar el dispositivo correctamente, recorta suavemente el cabello.

Cortar el cabello rizado

Paso 1: asegúrate de que tu cabello esté seco. También es bueno si lo cortas al segundo o tercer día después de haberlo lavado. Presta atención a tus mechones, cómo caen, y qué forma están tomando.

Paso 2: inclina ligeramente la cabeza y deja que los mechones se coloquen en su posición natural. Aprieta las puntas de tu cabello de ambos lados y colócalas frente a los hombros. Verifica los extremos y decide cuánto necesitas cortar. Dado que tu cabello es rizado, es mejor no recortar mucho, ya que podrías terminar con una parte más corta de lo planeado.

Paso 3: para asegurarte de que tu corte final se vea uniforme y ordenado, usa la regla del reloj imaginario. Desde la parte superior de la cabeza, aprieta un mechón entre los dedos índice y medio. Luego, tira de él hacia arriba como si estuvieras alineando con la posición de las 12 en punto. Corta el extremo del mechón. Luego haz lo mismo con el mechón que está a lado, que tomaría la posición del 1 en el reloj, y corta. Utiliza todos los ángulos necesarios que están cerca y coloca cada nuevo mechón junto al anterior para ajustar la longitud.

Paso 4: cuando hayas terminado de recortar, agita suavemente tu cabello con la ayuda de tus dedos. Esto te ayudará a ver la forma final del corte y también a notar si quedan puntas abiertas. Luego puedes volver a esos mechones y recortarlos.

Consejos útiles:

  • Utiliza la punta de las hojas de las tijeras para cortar. No abras demasiado las tijeras, porque de esta manera corres el riesgo de cortar demasiado.

  • No te cortes el cabello después de alisarlo o rizarlo con aparatos térmicos. Esto puede afectar al aspecto final de tu peinado y hacer que este se vea desordenado.

Cortar el cabello de los hombres

Paso 1: humedece tu cabello con agua para que quede ligeramente mojado. Luego usa un peine para seccionar tu cabello, dividiendo la parte superior y los lados.

Paso 2: al elegir un accesorio de corte del aparato, opta por el que te dará una longitud un poco más larga de lo que normalmente eliges. De esta manera, tendrás la oportunidad de corregir errores si cometes alguno durante el proceso.

Paso 3: comienza desde la sección lateral. Empieza a recortar en la parte frontal de la parte de la oreja, en la sien, moviéndote hacia arriba de la cabeza. Cuando llegues a la parte donde seccionaste tu cabello, levanta la muñeca. Haz esto hasta que hayas terminado con un lado y luego continúa con el siguiente.

Paso 4: para crear un efecto de desvanecimiento en los lados, reemplaza tu accesorio actual por uno más corto. Repite el proceso, comenzando desde la parte frontal de la cabeza y recorta el cabello hasta la mitad.

Paso 5: para recortar tu cabello desde atrás, toma un pequeño espejo y párate con la espalda hacia un espejo más grande. Utiliza este pequeño espejo para ver tu reflejo. Luego, recorta el cabello en la parte posterior de tu cabeza comenzando desde la parte inferior y moviéndote hacia arriba.

Paso 6: asegúrate de que tu cabello aún esté un poco húmedo y péinalo una vez más. Luego, toma una sección de tu cabello y usa tus dedos para sostenerlo verticalmente. Coloca tus tijeras paralelas a tus dedos. Con cortes rectos, recorta las puntas de tu cabello y continúa con la siguiente sección. Pon un poco del cabello previamente cortado en la nueva sección para usarlo como referencia para un largo uniforme.

Compartir este artículo