Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo limpiar un piercing en el ombligo

El ombligo requiere de una limpieza regular de la misma forma que cualquier otra parte de nuestro cuerpo. De lo contrario, en esta zona puede aparecer un olor desagradable e incluso infecciones, acompañadas de enrojecimiento y comezón. En particular, un piercing en el ombligo necesita de un cuidado especial.

En Ideas en 5 minutos te contaremos cómo limpiar correctamente un piercing en el ombligo y te explicaremos qué consecuencias puede tener el no prestarle la atención que merece.

Limpieza de un ombligo con un piercing recién hecho

Se debe prestar una atención especial al cuidado de un piercing, ya que una perforación en el ombligo tarda mucho en cicatrizar. El proceso puede durar cerca de 1 año.

Si el piercing aún no cicatriza, se debe limpiar de forma regular con una toalla de papel remojada en solución salina una vez al día. No solo se puede utilizar una solución ya elaborada, sino que también se puede preparar una en casa. Para hacerlo, basta con disolver 1/8 de cucharadita de sal en 1 vaso de agua.

Recuerda que una limpieza demasiado excesiva o frecuente únicamente causará daño. Tampoco se debe limpiar el piercing con algún tipo de producto especial, tales como lociones o cremas. Se debe tener en cuenta que incluso el agua oxigenada o crema antibacteriana puede retrasar el proceso de cicatrización.

Si el piercing del ombligo cicatriza bien y sin infecciones, entonces se debe seguir limpiando de manera regular durante 4 semanas. En caso de que aparezca una infección, el proceso de curación será más largo y el cuidado del piercing se volverá más complicado.

A veces, el ombligo no acepta el piercing. En tal caso, deberás seguir limpiando de forma regular durante mucho más tiempo.

Limpieza del piercing

El mismo piercing también se debe limpiar con solución salina. Lo mejor será dejarlo reposar en esta de 10 a 15 minutos. Después de esto, se debe secar con una toalla de papel y enjuagarlo con agua tibia.

No se debe utilizar una toalla de tela para limpiar el piercing, ya que puede dejar bacterias en él.

Nunca dejes que otra persona use tu piercing. Aunque lo limpies de una forma muy cuidadosa, de alguna manera tiene pequeños arañazos y cortes que no puedes ver, en los que se pueden acumular bacterias.

Señales de infección

Los síntomas de infección de un piercing en el ombligo pueden ser:

  • Enrojecimiento
  • Sarpullido
  • Hinchazón
  • Secreción atípica o con mal olor
  • Piel caliente al tacto alrededor del piercing
  • Ardor

Recuerda que no debes tratar una infección por tu propia cuenta. Si se observan algunos de los síntomas anteriores, se sugiere consultar con un médico antes de tomar cualquier medida.

Ideas En 5 Minutos/Belleza/Cómo limpiar un piercing en el ombligo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos