Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo lucir de alta gama

A veces lucir de alta gama en la calle no tiene que ver con el precio del atuendo, sino con saber qué ponerse y cómo. Puedes llamar la atención no solo por el magnífico aroma del perfume que llevas puesto, las uñas cuidadas que tienes o las joyas caras que luces.

En Ideas en 5 minutos reunimos algunos consejos para ayudarte a lograr un look glamuroso sin esfuerzo en unos pocos pasos, sin importar lo que lleves puesto.

1. Conoce tu tipo de cuerpo

Conocer tu cuerpo es importante para lograr una apariencia elegante. No importa dónde compres tu ropa o cuánto dinero cueste. Siempre que conozcas tus tallas y el tipo de cuerpo que tienes, puedes encontrar fácilmente ropa para tu figura de casi cualquier marca y lograr una apariencia electrizante.

2. Opta por ropa a medida (entallada)

La sastrería no consiste solo en coser, achicar y agrandar; también se trata de ajuste, patrones y telas. Mejora la funcionalidad de la ropa y hace que cualquier artículo parezca diferente y favorecedor para la persona. La ropa entallada se asocia con el buen gusto, la clase y la riqueza. El indicador de riqueza no depende de marcas o estilos específicos.

Puedes tener un look de alta gama con ropa que te quede perfecta. Tus prendas deben ajustarse a tu cuerpo como si estuvieran hechas a tu medida. Formal o no, la ropa debe ser de tu talla y resaltar tu físico.

3. Ten piezas clásicas en tu armario

De vez en cuando, considera invertir en piezas atemporales y consigue artículos clásicos. Por ejemplo, chaquetas de cuero, un pequeño vestido negro, una gabardina, prendas básicas blancas, camisas blancas o jeans bien ajustados. Nunca pasan de moda. Además, también son fáciles de combinar con prendas modernas.

4. Consigue algunos elementos llamativos

Las piezas llamativas son aquellas que la gente nota primero. Puede ser cualquier cosa: un collar, aretes, un bolso, un par de tacones o una falda. Son esenciales porque ayudan a expresar tu personalidad y dan información sobre tu estilo. En lugar de comprar mucha ropa barata, opta por unos pocos artículos de calidad. En otras palabras, apuesta por la calidad sobre la cantidad. Asegúrate de no usar muchos artículos llamativos a la vez, sino solo unos pocos. Ejemplos de elementos de este tipo son:

  • Estampados: cuadros, rayas, lunares y animal print
  • Patrones: floral, paisley
  • Colores: pasteles, tonos tierra, neones, tonos joya, colores del arcoíris
  • Adornos: bordados, lentejuelas, brocados, botones
  • Siluetas: oversize, asimétricos, voluminosos
  • Telas: piel sintética, tweed, lana, terciopelo, seda, angora

5. Conoce los tejidos y materiales

Hay dos tipos de tejidos: naturales y sintéticos. Elige telas hechas de las mismas materias primas siempre que sea posible. Mezclar prendas de distintos tipos en un solo atuendo no siempre es una buena idea. Esto se debe a que cada tipo de material tiene diferentes reglas de mantenimiento y estilo, por lo que es bueno conocer las telas de tu ropa. Si quieres usar materiales totalmente naturales, asegúrate de que sean de algodón, cachemira, seda o lino.

Además, recuerda que las telas sintéticas, como el poliéster, el nailon o el rayón, pueden no combinar bien con las telas de algodón. Por lo tanto, opta por combinar solo sintéticos con otros sintéticos.

6. Evita los adornos

Los adornos son elementos decorativos que se agregan a la ropa para que luzca atractiva a la vista. Sin embargo, mantenerla simple es una buena idea. Evita usar telas que parezcan baratas por tener cadenas, hebillas, tachuelas y acabados dorados o plateados. Pueden hacer que una prenda cara parezca barata.

Además, la piel sintética, algunos adornos de pedrería, encajes o lentejuelas pueden disminuir la calidad de un artículo. Los colores brillantes tampoco son fáciles de usar. Por lo tanto, puedes optar por colores más oscuros, negros, pasteles, apagados o blancos.

7. Asegúrate de que tu ropa esté bien planchada

Para lograr una apariencia refinada, debes cuidar bien tu ropa; mantenla planchada cuidadosa y metódicamente. Por lo general, algunas prendas pueden arrugarse y perder forma cuando se sacan de la lavadora o la secadora. El planchado conserva la frescura y el aspecto original de tu ropa durante mucho tiempo. La ropa planchada también se sentirá cómoda en tu piel.

Puede haber algunas telas delicadas en nuestro armario, como abrigos de lana, seda o terciopelo, que pueden necesitar limpieza en seco. Sin embargo, si necesitas lavarlos por tu cuenta, asegúrate de seguir las instrucciones especiales de lavado.

8. Usa accesorios de buen gusto

Si no puedes darte el lujo de comprar perlas auténticas, está bien, porque al jugar con otros accesorios, aún puedes tener estilo. Por ejemplo, elige joyería fina en lugar de piezas grandes. O busca un bolso de alta calidad en una tienda de segunda mano. Ayudará a elevar tu look. Los sombreros elegantes, unos anteojos de sol de aspecto extravagante, un bolso de diseñador auténtico, una cartera o calcetines también pueden ayudarte a pulir y completar tu atuendo.

9. Invierte en zapatos de alta calidad

Los zapatos completan tu look, así que gastar un poco más en ellos puede ser una buena idea. Ten al menos un par de buenos zapatos de cuero, como botines altos, zapatos de salón, bailarinas o mocasines. Asegúrate de que estén siempre limpios. Si sueñas con comprar un par de zapatos de una marca cara, ahorra dinero durante unos meses. Sin embargo, no olvides que también puedes comprar las marcas que se ajusten más a tu presupuesto y que puedas pagar.

10. Elige artículos sin logos

Es mejor eliminar todas las etiquetas y logos de tu atuendo, porque los logos no son un signo de riqueza. A veces, los logotipos exagerados pueden hacer que tu ropa parezca barata, lo que probablemente sea lo último que quieres. En su lugar, opta por logotipos silenciosos o ninguno. Además, ten en cuenta que las etiquetas no son visibles en la ropa de marcas caras.

11. Presta atención al cuidado personal y de la piel

Asegúrate de mantener tu higiene bajo control, eso significa tener un cabello limpio y peinado, y también uñas y dientes impecables. No necesitas gastar una fortuna para tener una piel radiante. Puedes abandonar cualquier hábito destructivo que puedas tener y comenzar un estilo de vida nuevo y saludable. Además, lleva un maquillaje natural y un aroma característico.

Ideas En 5 Minutos/Belleza/Cómo lucir de alta gama
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos