Cómo preparar agua de rosas

El agua de rosas es un destilado preparado principalmente con rosas de Castilla, y tiene varias utilidades cosméticas debido a las propiedades que posee. Se puede utilizar para el cuidado del rostro, para reducir el acné y para prevenir la aparición temprana de las líneas de expresión, entre otras bondades. Y lo mejor es que se puede obtener fácilmente en casa.

Ideas en 5 minutos te muestra cómo prepararla en 5 sencillos pasos. Antes de utilizarla, se recomienda hacer una prueba de alergia o consultar a tu dermatólogo.

Vas a necesitar

  • ½ kg de pétalos de rosa (dependiendo del tamaño de las flores, entre 12 y 20 rosas)

  • ½ litro de agua destilada

  • Una olla con tapa

  • Un envase de cristal con su tapa

  • Un colador

  • Una botella con atomizador

Preparación

  1. Si tienes las rosas enteras, deshoja los pétalos y lávalos muy bien. Es preferible que sean rosas rojas o rosadas, por su fragancia.

  2. Coloca el ½ litro de agua destilada en la olla y vierte los pétalos de rosa.

3. Coloca la estufa a fuego alto. Cuando esté hirviendo, baja el fuego y déjala 10 minutos. El vapor debe mantenerse dentro de la olla, es importante no destaparla durante la cocción.

4. Mantenla en reposo durante una hora.

5. Filtra la infusión obtenida. Para conservarla, cierra la botella y guárdala en el refrigerador.

Bono: Uso del agua de rosas

  • Por sus propiedades antioxidantes, se puede utilizar para fortalecer las células de la piel y regenerar los tejidos, y también como producto antienvejecimiento.
  • Por sus propiedades antiinflamatorias, ayuda a reducir las bolsas en los ojos, el acné, la dermatitis y el exceso de grasa en la piel.

Compartir este artículo