Cómo retirar pestañas postizas sin lastimar tus ojos

A quienes les gusta aplicar y lucir pestañas postizas antes de asistir a un evento especial o, simplemente, para realzar y obtener una mirada más penetrante, tarde o temprano les llega el momento que deben retirarlas. Ideas en 5 minutos te enseña paso a paso cómo removerlas sin dañar tus ojos ni lastimar tus pestañas naturales.

Antes de empezar, tu cara debe estar libre de maquillaje

  • Quítate el maquillaje de los ojos como usualmente lo haces. De esta manera, podrás observar fácilmente dónde comienzan las extensiones y dónde terminan tus pestañas naturales.

  • Aplica el removedor de maquillaje en una almohadilla o toallita y pásalo sobre el área de los ojos y las pestañas. Asegúrate de eliminar todo el rímel y el delineador.

Método 1: Con aceite (de coco o de oliva )

Paso 1

  • Empapa una almohadilla o pañito de tela con el aceite. Fíjate que quede bien humedecido.

  • Luego, cierra los ojos y aplícalo sobre tu párpado. Mantenlo delicadamente presionado por al menos 3 minutos para que actúe, así ablandará el pegamento que mantiene las pestañas postizas pegadas.

  • Repite este procedimiento en ambos párpados.

Paso 2

  • Con la ayuda de un hisopo ligeramente humedecido con el aceite que empleaste previamente, desprende las extensiones. Comienza jalándolas hacia abajo desde la esquina interna del ojo.

  • Si es necesario, aplica más aceite al hisopo o utiliza uno nuevo. Evita jalarlas con tus dedos, esto podría arrancar y dañar tus pestañas naturales.

  • Es importante que mantengas los ojos cerrados durante todo el procedimiento, para evitar que el aceite los irrite. Si esto ocurre, lávate con abundante agua fría.

Paso 3

  • Después de remover tus pestañas postizas, lava tu cara con agua ligeramente tibia empleando tu limpiador facial. Esto ayudará a eliminar residuos de aceite sobre la piel y que no entre en tus ojos.

Método 2: Con líquido removedor de pegamento

Paso 1

  • Coloca las almohadillas debajo de tus ojos para protegerte la piel. Primero, retira la parte posterior del lado adhesivo. Luego, pégala con el lado redondo hacia afuera apuntando hacia el ojo. Presiona ligeramente la superficie para que quede bien fija.

  • Este producto ayudará a que el líquido removedor no caiga sobre tu piel, ya que podría provocarte picazón o irritación.

Paso 2

  • Aplica el líquido removedor de pegamento para pestañas a un cepillo de rímel limpio.

  • Cierra el ojo en el que vas a trabajar para evitar que la solución entre en él. Arrastra el cepillo sobre la pestaña, desde la raíz.

  • Deja que el removedor actúe durante unos minutos para que disuelva el pegamento. Lee la etiqueta para verificar exactamente cuánto tiempo requiere que se asiente.

Paso 3

  • Luego del tiempo de espera, desprende las pestañas postizas con la ayuda de dos hisopos jalándolas hacia abajo, o también podrías utilizar la punta de tus dedos.

  • Remuévelas delicadamente, evitando la línea de tus pestañas naturales.

Paso 4

  • Repite el procedimiento para retirar cada pestaña postiza sobre cada ojo.

  • Al finalizar, emplea un removedor de maquillaje de ojos para eliminar residuos del removedor de pegamento. Empapa una almohadilla y pásala sobre los párpados. Asegúrate de que el área quede totalmente limpia.

Recomendaciones

  • Es importante que consultes con un especialista antes de realizar estos procedimientos en casa. Además verifica con tu dermatólogo sobre los productos que utilizarás, ya que dependiendo de tu piel podrían causar alguna irritación.

  • Si deseas remover tus pestañas aplicando el primer método, previamente podrías recurrir a un baño facial con vapor. Este ayudará a ablandar el pegamento aplicado en las pestañas postizas.

  • Calienta agua, viértela en un recipiente hondo. Cubre tu cabeza con una toalla o paño e inclínate sobre el vapor. No te acerques demasiado al recipiente, podrías quemarte o causar irritación en tu piel. Deja que actúe por al menos 15 minutos.

  • Podrías añadir unas gotitas de aceite esencial de lavanda, menta o eucalipto al agua. Esto no solo le brindará un delicioso aroma sino también te ayudará a relajarte mientras esperas. Luego, sigue paso a paso el procedimiento utilizando aceite de coco o de oliva.

  • Al terminar de remover tus pestañas postizas, peina tus pestañas naturales desde la raíz con un cepillo aplicador de rímel limpio.

Compartir este artículo