Cómo tomar un baño de forma ideal

Tomar un baño puede ser más relajante que una ducha rápida por la mañana antes de ir a trabajar. Y aunque parece algo bastante sencillo, hay cosas que se deben hacer y otras que hay que evitar y que vale la pena tener en cuenta para aprovechar al máximo esta experiencia reconfortante. En Ideas en 5 minutos, queremos mostrarte cómo tomar un baño de manera correcta.

1. Dale una limpieza rápida a la tina

No es un secreto para nadie que las bañeras son propensas a tener espuma de jabón, moho, suciedad, depósitos minerales y pelos sueltos. Todos esos elementos podrían terminar en tu cuerpo si no los limpias. Por eso es importante limpiar el interior de la tina con una toalla de papel o un paño.

2. Llena la tina con agua

Llena tu tina con agua tibia o ligeramente caliente. Puedes probar la temperatura con el codo.

3. Mientras tanto, crea un ambiente propicio

Piensa en tomar un baño como una experiencia completa: comienza desde lo más simple, cuando lo estás preparando, y puedes terminarlo tomando un té en el sofá.

  • Puedes utilizar aceites esenciales para obtener un aroma relajante. En ese caso, agrega de 10 a 15 gotas de tu aceite favorito mientras el agua aún está corriendo.
  • En este punto, también puedes usar burbujas, bombas de baño o sales corporales.
  • También puedes instalar un carrito de baño si deseas tomar un té o un café, o leer algo mientras te bañas. Si bien esto es solo una sugerencia, creemos que es mejor no traer tu teléfono a este espacio, ya que este es un momento para conectarte solo contigo mismo.
  • La música y las velas (perfumadas o no) también son formas habituales de crear un ambiente agradable. Si usas velas, asegúrate de no dejarlas nunca desatendidas.

4. Disfruta de tu baño e hidrátate siempre después de terminar

Ahora es el momento de disfrutar y relajarse.

  • Algunas personas prefieren ducharse y no tomar un baño en la tina para no sentir que se bañan en su propia suciedad. Si no te duchaste, considera si quieres o no lavarte el cabello (de lo contrario, puedes peinarte).
  • Cuando el agua comience a enfriarse, abre el grifo y deja correr un poco de agua caliente para recalentar la tina y que el agua vuelva a la temperatura ideal.
  • Una vez que hayas terminado, deja que el agua se drene y enjuaga cualquier resto de jabón de tu cuerpo. Si necesitas afeitarte, ahora que tus folículos se han suavizado, es el momento perfecto para hacerlo. De lo contrario, sécate el cuerpo con palmaditas.
  • Aplica siempre crema hidratante después del baño.

Qué hacer y qué no hacer

✅ Guarda el jabón para el final para evitar romper la barrera cutánea. El agua caliente con jabón podría resecar tu piel.

⛔️ No te bañes por más de 15 minutos, 10 si agregaste una cantidad generosa de sales de baño, que son especialmente secas.

Agrega una buena cantidad de aceite de baño (o aceite de cártamo, almendras o girasol) para mantener la humedad.

⛔️ No te bañes ni te duches con demasiada frecuencia. No solo estás desperdiciando agua, sino que podrías causar sequedad y picazón en la piel y permitir que ciertas bacterias dañinas ingresen a través de la piel agrietada.

✅Puedes utilizar alguna pelota para masajear y aplicar presión específicamente en un punto rígido de tu espalda o en algún músculo. Puedes hacerlo atrapándola entre tu cuerpo y algo más, como la parte de atrás de la bañera. Luego presiona con tu cuerpo, y esta presión acabará con los “nudos”.

⛔️ No olvides reemplazar tu esponja vegetal. Cualquier accesorio debe reemplazarse de vez en cuando y mantenerse seco después de su uso. Las bacterias pueden crecer fácilmente allí.

Compartir este artículo