Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo usar un suero facial

El suero es un producto para el cuidado intensivo de la piel en forma de gel, crema ligera o suspensión acuosa. Contiene una mayor concentración de ingredientes activos que los cosméticos habituales, por eso se usa para resolver problemas determinados, tales como el acné, los primeros signos de envejecimiento y la hiperpigmentación, entre otros.

Ideas en 5 minutos ha preparado para ti una guía de sueros y te contará cuáles son sus tipos, cómo elegir este producto, cuándo aplicarlo y cómo usarlo correctamente en el cuidado del cutis. En esta guía te proporcionamos información general, por eso antes de aplicar cualquier producto de cuidado, te recomendamos que consultes a un cosmetólogo. Te dirá qué sueros son los adecuados para tu tipo de piel.

¿Qué tipos de suero existen?

  • Los sueros antiedad combaten los primeros signos del envejecimiento. Renuevan la piel y estimulan la producción de colágeno, proteína responsable de su fuerza y ​​elasticidad. Normalmente, estos sueros contienen retinol, vitamina C o complejos de péptidos.

  • Los sueros antioxidantes combaten los radicales libres, que se consideran una de las causas del envejecimiento. Los principales antioxidantes son las vitaminas A, C y E, que se incluyen con mayor frecuencia en la composición de estos productos.

  • Los sueros hidratantes le proporcionan humedad a tu piel y previenen su pérdida. Por lo general, su mecanismo de acción se basa en la captura y retención de agua en las capas superficiales de la piel. Estos sueros contienen ácido hialurónico, vitamina B5 (ácido pantoténico) o escualano.

  • Los sueros para pieles con acné contienen ingredientes que combaten activamente el acné (ácido salicílico) y calman la piel irritada (nicotinamida).

  • Los sueros con ácidos alfahidroxiácidos (AHA) exfolian y renuevan la piel. Emparejan el tono de tu piel, la suavizan, previenen la aparición de arrugas y ayudan a combatir el acné y la pigmentación.

¿Cómo elegir correctamente el cosmético?

Lo ideal sería consultar a un cosmetólogo. Él te aconsejará qué ingredientes activos te ayudarán según el estado de tu piel. En general, al elegir un suero, vale la pena tomar en cuenta los siguientes puntos:

  • Tipo de piel. Por ejemplo, las personas con piel seca deben tener cuidado con algunos productos que contienen ácidos o retinol. Pueden resecar e irritar la piel, y empeorar su estado.
  • Alergia a ingredientes. Es posible que hayas tenido una mala reacción a ingredientes específicos antes. Trata de evitarlos al elegir un cosmético de cuidado intensivo.
  • Estado actual. Elige un suero de acuerdo con el estado de tu piel. Si tienes varios problemas, recurre a los cosméticos específicos para resolverlos. Por ejemplo, el ácido salicílico cura el acné y exfolia la piel. Y la vitamina C al mismo tiempo combate la pigmentación, protege la piel de los radicales libres y previene la aparición de las primeras arrugas, estimulando la producción de colágeno.

¿Cuándo usar el suero?

Después de limpiar tu rostro y antes de aplicar la crema. La secuencia de acciones óptima es la siguiente:

  1. Limpiador (espuma, gel, loción o agua micelar).
  2. Suero.
  3. Crema para el contorno de los ojos.
  4. Crema facial básica.
  5. Bloqueador solar (en caso de ser necesario).

Además, existen reglas generales:

  • Los sueros antioxidantes se aplican por la mañana. Esto ayuda a proteger la piel de los efectos ambientales nocivos y de los radicales libres durante todo el día.
  • Los sueros antiedad se aplican antes de dormir. Por la noche, los procesos de regeneración y renovación de la piel son más rápidos, lo que significa que el producto funciona mejor.
  • Los sueros hidratantes se pueden aplicar dos veces al día para mantener la piel humectada el mayor tiempo posible.

¿Cómo aplicar correctamente el suero?

Aplica una capa delgada de suero y espera que se absorba por completo. Antes de aplicarlo, lee el instructivo en el envase del cosmético. Por lo general, se indica el modo de uso: con un ligero masaje o con palmaditas. Además, puede ser necesario hacer una pausa de unos minutos entre la aplicación del suero y de la crema.

¿Un suero podría reemplazar a una crema facial?

En realidad no es así. El suero y la crema actúan de manera diferente sobre la piel.

Los sueros tienen una consistencia más ligera que las cremas hidratantes, por eso se absorben más rápido y penetran de forma más profunda en la piel. No están destinados a reemplazar a una crema hidratante, pero pueden usarse para aumentar su efecto. Por ejemplo, si se trata de un suero hidratante con ácido hialurónico.

Los cosméticos humectantes son más espesos y cremosos que los sueros. Están diseñados para hidratar la piel y prevenir la pérdida de humedad. Algunas cremas tienen ingredientes activos añadidos, pero para tratar problemas realmente graves, es mejor combinar una crema hidratante con un suero de alta calidad.

¿Cuándo puedo comenzar a ver resultados?

Los sueros contienen una alta concentración de ingredientes activos, por eso el efecto se nota antes que con una crema normal. Sin embargo, todo depende del tipo de suero. Lo ideal sería aplicar el cosmético regularmente entre 4 y 6 semanas para ver resultados notables.

Es importante saber:

  • Si usas más de un suero en tu tratamiento, puedes aplicar primero el suero más ligero y luego el más intenso. Sin embargo, ten en cuenta que el primer suero aplicado funcionará mejor que el segundo. Por lo tanto, tiene más sentido aplicarlos en orden de prioridad.

  • Si el ingrediente activo es demasiado irritante o reseca tu piel, una capa intermedia de otro cosmético te ayudará. Puedes suavizar su efecto aplicándolo sobre otro cosmético.

  • Antes de aplicarlo por primera vez, prueba una pequeña cantidad en el pliegue del codo para asegurarte de no tener una reacción alérgica al cosmético.

Ideas En 5 Minutos/Belleza/Cómo usar un suero facial
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos