Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

20 Plantas de interior que requieren poca luz e incluso toleran bien la temporada fría

Las plantas que requieren poca luz crecen bien en habitaciones cuyas ventanas están orientadas al este o al oeste. Lo mejor sería que hubiera 1-2 ventanas que den una iluminación ambiente. Es importante entender que una habitación sin ventanas o solo con una ventana orientada al norte complicará mucho la existencia de plantas más tolerantes a la sombra. Sin embargo, en esta situación, puedes ayudar a las plantas encendiendo la luz varias horas al día.

Ideas en 5 minutos te ayudará a crear un jardín de invierno incluso en una habitación con poca luz, donde el sol se asoma rara vez. Pero recuerda que el hecho de que una planta requiera poca luz no significa que pueda vivir sin luz en absoluto. Solo indica que no necesita luz solar directa.

Plantas que florecen

  • Eucharis amazonica (lirio del amazonas): parece un narciso, tiene hojas grandes y anchas y flores blancas fragantes. Es perfecta para un rincón cálido y sombreado, al que le llegue la luz ambiente. La puedes iluminar con lámparas para una mejor floración.
  • Phalaenopsis (orquídea): es uno de los tipos de orquídeas más populares debido a su poco exigente cuidado y a su larga floración (de 2 a 3 meses). Requiere mucha humedad (60-70 %) y poca luz.
  • Anthurium (lirio flamingo): es una planta tropical con flores de colores llamativos y hojas anchas. Es mejor tenerla en interiores con mucha humedad y mantener su suelo constantemente húmedo, pero no empapado. La luz del sol directa puede quemar las hojas, por lo que la sombra parcial con luz ambiente es perfecta para ella.
  • Spathiphyllum (espatifilo, lirio de paz): tiene grandes hojas verdes y flores blancas alargadas. Purifica bien el aire, florece durante todo el año y no requiere cuidados especiales. Crece bien con poca luz. Si quieres que florezca de forma constante, entonces es mejor colocar la maceta donde haya luz ambiente.

Plantas decorativas

  • Zamioculcas: es una suculenta con brotes gruesos cilíndricos y pequeñas hojas brillantes de color verde oscuro. Es perfecta para recámaras con poca luz. Técnicamente puede sobrevivir incluso sin luz solar. A menudo se puede encontrar en recámaras sin ventanas. Sin embargo, crece mejor con luz ambiente y brillante. Es resistente a la sequía y se debe dejar secar entre riegos.
  • Aglaonema: tiene tallos cortos con hojas ovaladas con un patrón peculiar y de color verde brillante. Crece bien en un lugar en la sombra y es perfecta para habitaciones con poca luz. Es mejor alejarla de la luz solar directa para no quemar sus hojas. Las hojas necesitan luz ambiente para adquirir un color intenso.
  • Sansevieria: tiene patrones de rayas onduladas en las hojas, que se asemejan a la piel de una serpiente. No solo puede sobrevivir con poca luz, sino que también es extremadamente resistente a la sequía. Aunque te olvides de regarla, no se marchitará, pero tampoco tienes que exagerar.
  • Calathea: tiene hermosas hojas con patrones que pueden ser diferentes según la especie. En condiciones favorables, puede crecer hasta 90 cm y a veces un poco más. Prefiere una luz baja o moderada. La abundancia de luz solar directa puede dañar las hojas frágiles, ya que se quemarán y el color se volverá opaco.
  • Schefflera: también conocida como “árbol paraguas”. Se siente muy bien en una luz baja a media. Puede existir bajo luz artificial en caso de que la planta se mantenga a 30 cm de la lámpara. Si le crece un tallo largo o crece de forma lenta, entonces lo más probable es que necesite un lugar con más luz.
  • Dieffenbachia: puede ser de color verde, amarillo, abigarrado y blanco. No solo puede decorar la recámara, sino también purificar el aire. Crece bien en cualquier lugar, ya que se adapta tanto a la luz baja como a la media y directa. Entre riegos el suelo de la planta debe estar seco.

Lianas, plantas colgantes y enredaderas

  • Chlorophytum: es una de las plantas de interior más fáciles de cuidar. Parece una araña con largas patas abiertas. Se puede colocar en forma de plantas colgantes. Puede crecer en condiciones de iluminación imperfectas, en particular con una lámpara. Debes regarla con frecuencia para evitar que su suelo se seque.
  • Hiedra: es una planta rastrera que también se puede colocar como la vid, que va hacia abajo. No es una planta exigente, crece bien con luz baja o moderada. Entre riegos el suelo debe estar completamente seco.
  • Tradescantia: tiene hojas inusuales de colores verde, morado y plateado. Se ve genial en una maceta colgante o en un estante. Es mejor mantenerla en un lugar cálido lejos de la luz solar directa. Reacciona bien a la sombra, pero puede perder el color de las hojas.
  • Scindapsus: es una planta trepadora que puede alcanzar un poco más de 3 metros de longitud. Se siente mejor con poca luz y con un riego semanal. Proviene del sudeste asiático y puede aguantar cualquier nivel de humedad.
  • Syngonium: es una planta trepadora y fácil de cuidar. Es resistente a niveles bajos de luz. Si prefieres que tenga las hojas jóvenes, entonces corta los tallos trepadores. De esta forma, la planta se volverá como un arbusto y las hojas adquirirán la forma de una flecha.

Helechos, palmeras y plantas grandes

  • Dracaena: es una planta perenne de hojas alargadas. No requiere cuidados especiales. Se siente cómoda en la penumbra o con luz ambiente, por ejemplo, la que entra a la habitación a través de una cortina transparente. La luz solar directa puede quemar las hojas.
  • Monstera (costilla de Adán): tiene enormes hojas verdes con agujeros. Crece bien a la sombra y, por lo general, reacciona bien a la luz ambiental brillante en espacios interiores. El exceso de luz puede quemar sus hojas.
  • Chamaedorea: es una buena elección para los jardineros principiantes. Dado que es fácil de cuidar, puede producir inflorescencias paniculadas de color amarillo. Se adapta fácilmente al ambiente con poca luz y reacciona bien al sol de la mañana y a la luz diurna.
  • Nephrolepis: es una planta de interior fácil de cuidar. Se siente cómoda en un lugar luminoso, protegido de la luz solar directa. Prospera en un ambiente húmedo, por lo que el espacio perfecto para ella sería un cuarto de baño.
  • Crassula: es una planta suculenta de hojas redondas que parecen monedas. Es fácil de cuidar, ya que es resistente a la ausencia de riego, es persistente y prefiere la sequedad. Puede crecer con luz solar directa, penumbra y sombra completa. Aunque en este último caso, se observará un menor crecimiento.
Ideas En 5 Minutos/Casa/20 Plantas de interior que requieren poca luz e incluso toleran bien la temporada fría
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos