5 Formas de doblar una toalla de manera hermosa

Hay varias formas poco comunes de doblar toallas. Por ejemplo, una de las opciones te ayudará a hacer que el baño se vea como un spa, mientras que otras crearán un orden único en los gabinetes o en los estantes y ayudarán a ahorrar espacio.

Ideas en 5 minutos decidió mostrarte las formas más fáciles y útiles de afrontar una tarea tan simple como doblar toallas de diferentes tamaños y propósitos.

Método n.º 1

  • Coloca la toalla sobre una superficie plana.

  • Dóblala por la mitad a lo largo.

  • Dobla el rectángulo resultante.

  • Divide mentalmente el rectángulo resultante en tercios.

  • Dobla el tercio izquierdo del rectángulo hacia adentro.

  • Dobla en el tercio derecho.

  • Al doblar de esta manera, no hay lados con bordes desiguales, por lo que una toalla doblada tres veces se ve ordenada.

Método n.º 2

  • Extiende la toalla sobre una superficie plana.

  • Dobla la toalla por la mitad.

  • Comienza a doblar en tercios nuevamente, pero esta vez cuida que el lado izquierdo forme un bolsillo en el que se colocará el lado derecho.

  • Una toalla doblada en forma de “bolsillo” ocupa un mínimo de espacio y no se desplegará hasta que quieras que lo haga.

Método n.º 3

  • Extiende la toalla sobre una superficie plana.

  • Dóblala por la mitad a lo largo.

  • Une las esquinas de forma prolija.

  • Empieza a enrollar la toalla.

  • Cuando el rollo está listo, no es necesario asegurarlo.

  • Las toallas dobladas así tienen menos pliegues y son muy cómodas para guardar en el armario y sacarlas una a una sin desordenar el resto de las cosas.

Método n.º 4

  • Mostraremos el método que se utiliza en spas y hoteles con el ejemplo de un toallón.

  • Dobla la toalla por la mitad en diagonal.

  • Lleva la esquina superior derecha a la inferior izquierda, pero no la lleves hasta el borde, déjala como se muestra en la foto.

  • Da la vuelta al triángulo resultante.

  • Toma la toalla por la esquina derecha y dóblala hacia el medio.

  • Dobla la esquina izquierda de la misma forma. Los bordes doblados deben quedar sueltos sin pliegues adicionales.

  • Da la vuelta al “sobre” resultante de modo que el lado frontal quede de cara hacia ti.

  • Empieza a enrollar la toalla como se muestra en la foto.

  • Guarda la esquina restante en el bolsillo resultante.

  • Una toalla doblada de esta manera se ve prolija, se mantiene firme y se puede almacenar incluso en lugares abiertos en el baño. Por ejemplo, en un estante o en una canasta especial.

Método n.º 5

  • Un método similar al anterior, pero adecuado para una pequeña toalla cuadrada.

  • Extiende la toalla sobre una superficie plana.

  • Dobla dos esquinas opuestas de modo que se superpongan en el medio, como se muestra en la foto.

  • Da la vuelta a la toalla con la parte trasera hacia arriba.

  • Dobla la esquina del lado izquierdo.

  • Empieza a enrollar la toalla.

  • Como en el método anterior, la esquina suelta debe doblarse dentro del bolsillo resultante.

  • Este método funciona no solo para las toallas, sino también para las servilletas de tela.

Compartir este artículo