7 Consejos para refrescar tu hogar en época de verano

Durante la temporada de verano, con las altas temperaturas que hay en el exterior, el calor se adueña de las viviendas, por lo cual solemos recurrir al aire acondicionado para enfriarlas. El problema se presenta si no contamos con este aparato, o si el hecho de refrescarnos también nos trae una gran alza en el precio de la factura eléctrica.

Ideas en 5 minutos te ofrece algunos consejos prácticos para ayudarte a bajar algunos grados en el termómetro de tu hogar y para volver más confortables tus ambientes.

1. Abre las ventanas durante las primeras horas de la mañana y por la noche

  • Permite que entre aire fresco en tu hogar. Abre las ventanas cuando la temperatura se encuentra más baja, de 7 a 8 de la mañana.
  • De la misma manera, ventila tu vivienda por la noche. Tus habitaciones se mantendrán frescas y ventiladas por algunas horas y eso te ayudará a conciliar el sueño.

2. Cierra las ventanas, las persianas y las cortinas durante las horas de alta temperatura

  • Es necesario mantener cerradas tus ventanas para evitar que el aire caliente ingrese a tu hogar desde el mediodía hasta las últimas horas de la tarde. De esta manera, podrás conservar tus ambientes interiores frescos por más tiempo.
  • Además, para evitar que la luz directa del sol caliente tu vivienda, cierra las persianas o las cortinas que haya en tus ventanas. Esto también te permitirá reducir la exposición a los rayos ultravioleta intensos, que podrían afectar tu salud.

3. Utiliza ventiladores de techo

  • Una alternativa para disipar el aire caliente de una habitación es utilizar ventiladores de techo. Abre las ventanas y enciéndelo a máxima velocidad. Estos electrodomésticos aumentan el flujo de aire considerablemente y ayudan a refrescar tu hogar de manera rápida.

4. Pon cubos de hielo frente a un ventilador portátil

  • Un ventilador pequeño o mediano podría ayudarte a refrescarte mientras estás leyendo en tu dormitorio o trabajando frente a tu ordenador.
  • Para hacer que el aire caliente no se estanque, coloca un recipiente con cubos de hielo delante de un ventilador y enciéndelo.

5. Coloca plantas de interior, que absorben el calor

  • Una alternativa natural para mitigar las altas temperaturas es emplear plantas de interior, que refrescan y ayudan a oxigenar tus habitaciones.
  • Los helechos, el árbol de caucho, el aloe vera y la lengua de suegra absorben el calor y mantienen tu vivienda con un grado de humedad agradable y cómodo en época de verano.

6. Apaga los electrodomésticos que generen calor

  • Existen electrodomésticos dentro de nuestro hogar que irradian una gran cantidad de energía, por lo que generan mucho calor. Si los mantienes encendidos o en uso, la temperatura subirá considerablemente.
  • Trata de evitar el uso del horno, la televisión, la plancha o la lavadora durante las horas más calurosas. Notarás la diferencia en tus ambientes.

7. Enfría tu colchón antes de dormir

  • Tu dormitorio es la habitación más esencial a la hora de descansar. Si el calor del verano no te permite conciliar el sueño, puedes enfriar tu colchón utilizando paquetes de hielo o una bolsa térmica llena de cubos de hielo. Ponla sobre la cama y las almohadas durante unos minutos antes de ir a dormir.
  • También puedes vestir tu colchón con materiales claros y ligeros, como sábanas de algodón, que ayudan a eliminar la humedad. De esta manera, te sentirás más cómodo al dormir.
Compartir este artículo