Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo calentar una habitación

Calentar una habitación o una oficina puede ser complicado, sobre todo si no pasas mucho tiempo en ella. Por suerte, hay trucos sencillos que te ayudan a calentar una habitación rápidamente y a ahorrar dinero en la factura de la luz. Y cerrar las cortinas de las ventanas y despejar la zona alrededor del calefactor son solo un par de las varias cosas que puedes hacer para ayudar en eso.

Para saber más sobre cómo calentar una habitación, en Ideas en 5 minutos te preparamos una sencilla guía que te ayudará a lograr este objetivo.

1. Cierra la puerta al entrar en la habitación

Muchas personas no cierran la puerta al entrar en una habitación, lo que provoca una pérdida de calor. El objetivo es mantener el calor atrapado en la habitación que se intenta calentar, lo que las puertas abiertas impiden.

Por tanto, cierra las puertas interiores de la habitación que calientas -que conducen a las habitaciones que no calientas- para mantener el calor dentro. Por supuesto, no pasa nada por dejar las puertas abiertas entre las habitaciones que calientas.

2. Cierra las cortinas y persianas por la noche

Cerrar las cortinas, persianas o contraventanas es una forma que a menudo se pasa por alto para mantener el calor en el interior. Para obtener un mejor efecto, debes cerrar las cortinas, persianas y contraventanas por la noche y mantenerlas abiertas en un día soleado si la habitación está en el lado del sol. De este modo, conseguirás un calentamiento natural gratuito.

Lo mejor es que tengas cortinas largas que lleguen hasta el suelo o, al menos, hasta el alféizar.

  • Nota: Si no tienes cortinas, persianas o contraventanas, puedes utilizar mantas para cubrir las ventanas desde el interior (tendrás que colgarlas de algo). Así aislarás mejor la habitación.

3. Despeja el área alrededor del calentador

Antes de encender tu calentador o sistema de calefacción central, retira todo lo que esté junto a él. De este modo, te aseguras un calentamiento eficaz y evitas riesgos de seguridad.

Para calentar una habitación o cualquier otro espacio interior se necesita un flujo de aire eficiente. Y tú interrumpes el flujo de aire colocando cualquier cosa delante de tu calefactor. Lo mejor es que el objeto más cercano esté al menos a un poco más de 0,5 metros del calefactor, pero cuanto más, mejor.

Además, cualquier artículo inflamable que esté cerca de un calentador o fuente de calor podría incendiarse. Por lo tanto, eliminar todo lo que está alrededor del calefactor es una solución con la que todos ganan.

  • Nota: Si tu calefactor tiene un termostato inteligente, puedes utilizarlo para programar la calefacción y ajustar la temperatura de la habitación a tus necesidades.

4. Inspecciona si hay grietas y otras fuentes potenciales de corrientes de aire frío

Las grietas de las ventanas y las aberturas bajo las puertas son fuentes habituales de corrientes de aire frío. Por lo tanto, inspecciona estos pequeños infractores una vez que hayas tomado las medidas y precauciones básicas que ya hemos mencionado.

En primer lugar, realiza una inspección visual para localizar las grietas y otras posibles fuentes de corrientes de aire. Haz una prueba de humo incluso si no las ves, pero quieres asegurarte de que realmente no están ahí. Si tienes detectores de humo, desactívalos antes de proceder a la prueba de humo. La forma más fácil de hacer la prueba es:

1. Cierra las ventanas y las puertas.

2. Apaga la calefacción.

3. Utiliza una varilla de incienso o una vela cerca de los lugares que sospechas que tienen grietas para ver si el humo se mueve. Ten mucho cuidado al utilizar la vela para evitar cualquier riesgo potencial de seguridad.

Si encuentras corrientes de aire alrededor de las puertas y ventanas, debes colocar un burlete en las grietas y aberturas. Dependiendo de la accesibilidad y de algunos otros factores, puedes utilizar toallas, mantas, cinta de empaque o cinta de espuma, entre otros materiales, para ello.

5. Invierte la rotación de tu ventilador de techo

Si tienes un ventilador de techo, puedes invertir su rotación para mejorar el calentamiento de la habitación. Eso te ayuda a mantener el aire caliente en el suelo, que normalmente sube.

Los ventiladores de techo suelen girar en sentido contrario a las agujas del reloj, lo que te ayuda a mantener el aire fresco abajo en verano. Pero cuando cambias al “modo invierno”, el ventilador gira en el sentido de las agujas del reloj. De este modo, envía el aire caliente hacia abajo.

  • Nota: Cuanto más alto sea el techo, mejor funcionará este truco.

6. Cubre el suelo con alfombras y moquetas

Cubrir la madera, las baldosas y otros tipos de suelo con alfombras, moquetas y alfombrillas también puede ayudarte a mantener la habitación caliente. Aunque estos revestimientos del suelo no calientan la habitación por sí mismos, atrapan el aire caliente que emite la calefacción. Ten en cuenta que las alfombras gruesas aíslan mejor que las finas.

Ideas En 5 Minutos/Casa/Cómo calentar una habitación
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos