Cómo cultivar albahaca en casa

Si quieres cultivar hierbas frescas en casa, la albahaca es una excelente opción: no es muy caprichosa, crece rápidamente y su aroma es incomparable. Además, es una gran adición a muchos platos.

Ideas en 5 minutos te trae una manera fácil de cultivar albahaca en el alféizar de una ventana en cualquier época del año.

Necesitarás

  • Maceta con orificios de drenaje.

  • Semillas de albahaca.

  • Arcilla expandida.

  • Suelo universal para plantas o plántulas de interior.

  • Agua.

  • Papel film.

Etapas de trabajo

  • Vierte una capa de arcilla expandida u otro elemento de drenaje hasta llenar de 2 a 3 cm de espesor del fondo de la maceta.

  • Pon una capa de tierra en la maceta, dejando unos 3 o 4 cm desde el borde.

  • Riega abundantemente antes de plantar las semillas.

  • Planta las semillas a 2 cm de distancia una de la otra.

  • Cubre con 1 cm de tierra.

  • Cubre la maceta con una envoltura de plástico para crear un efecto invernadero.

  • Usa un palillo de dientes para abrir agujeros en el plástico y permitir que circule el aire.

  • Coloca la maceta en un alféizar iluminado por el sol.

  • Dependiendo del tipo de albahaca, las semillas germinarán en 2 a 7 días.

  • Durante ese tiempo, rocía la tierra, pero no la riegues.

  • Retira el papel film cuando la mayoría de las semillas haya germinado.

  • La albahaca necesita una temperatura de 20 a 25 grados para un crecimiento activo.

  • Trata de no colocar la planta en una corriente de aire.

  • La primera cosecha puede recolectarse cuando los brotes tengan 5 o 6 hojas. En este caso, puedes cortar las 2 hojas superiores.

Consejos

  • Para desinfectar el suelo, puedes calentarlo en el horno a una temperatura de 100 a 120 grados durante una hora. Para el mismo propósito, puedes verterle agua hirviendo o una solución de permanganato de potasio (en este caso, habrá que secar el suelo antes de plantar las semillas).

  • Cuando aparezcan los brotes, será necesario quitar algunos. Se recomienda dejar uno cada 10 cm.

  • La albahaca necesita cuidados. La tierra debe ser aflojada y regada.

  • En verano, la albahaca debe regarse todos los días. El suelo debe estar húmedo, pero no inundado.

  • En invierno es suficiente un riego moderado 2 veces por semana.

  • Tan pronto como aparezcan las flores, deben cortarse inmediatamente. De lo contrario, las hojas perderán calidad.

  • Una planta adulta necesita al menos 6 horas de luz solar al día, por lo que en invierno puede ser necesaria retroiluminación: puedes utilizar luces artificiales o lámparas led con luz blanca cálida de 2 700 K.

  • No dejes que la albahaca crezca en altura y recorta las hojas superiores periódicamente, pero siempre deja al menos 4 en la parte inferior.

Imagen de portada Ideas en 5 minutos
Compartir este artículo