Cómo encender una chimenea

Una chimenea puede hacer que tu hogar sea cálido y acogedor, especialmente durante el invierno. Y si bien encenderla puede parecer una tarea sencilla, a veces se olvidan ciertos pasos clave.

Por eso, en Ideas en 5 minutos creamos una guía paso a paso para encender tu chimenea rápidamente.

Antes de empezar

Es una buena idea tomar algunas medidas de seguridad antes de usar cualquier chimenea:

  • Elimina el exceso de ceniza y hollín con un cubo de metal y una pala.
  • Deja que el aire fluya a través de la chimenea usando el control de aire o el amortiguador (una especie de puerta que divide la cámara de combustión de la chimenea).
  • Limpia tu chimenea al menos una vez al año.
  • No enciendas un fuego si crees que tu chimenea está obstruida.

Qué necesitarás

  • Troncos
  • Periódico
  • Cerillos o encendedor

Paso 1

Primero, junta los troncos y coloca los más grandes en la parte inferior y los más pequeños en la parte superior. Hacer esto asegura que el fuego arderá de manera uniforme y por más tiempo sin necesidad de volver a encenderlo.

Paso 2

A continuación, pon el periódico. Antes de colocarlo dentro de la chimenea, córtalo en tiras y colócalas encima de los troncos.

Consejo: También puede ayudar construir una pirámide con la leña encima de todo.

Paso 3

Por último, enciende el fuego. Toma tus cerillos (o encendedor) y comienza primero encendiendo el periódico. De esta manera, el fuego puede acumularse de manera uniforme y extenderse a todos los troncos.

Nota: Controla el tamaño de la llama ajustando el control de aire y ten en cuenta que cuanto más grandes sean los troncos que uses, tanto más tiempo arderá el fuego. No dejes el fuego desatendido durante largos períodos de tiempo.

Compartir este artículo