Cómo hacer naranjas deshidratadas

Las naranjas secas son realmente versátiles. Este no es solo un refrigerio saludable, sino también una decoración original para el hogar. Las naranjas secas se pueden usar para álbumes de recortes, mezclas aromáticas, como decoración navideña, como decoración para un baño o cocina, o simplemente como un detalle sofisticado para tu interior.

En Ideas en 5 minutos, te ofrecemos dos métodos de secado disponibles para preservar su color.

Utensilios

  • Bandeja para hornear cubierta con pergamino

  • O un deshidratador de verduras y frutas

Procedimiento

  • Toma naranjas de diversas variedades, limones y limas. También se puede utilizar el pomelo.

  • Lava la fruta.
  • Corta los cítricos en rodajas de 4 a 6 mm de grosor.

  • Exprime el zumo de un limón entero en un bol con agua limpia a temperatura ambiente.

  • Pon las rodajas en agua con limón durante 20-30 minutos. Es necesario para preservar el color de la fruta después del secado.

  • Seca las rodajas con una toalla de papel.

Cómo deshidratar las naranjas en el horno

  • Coloca las rodajas en una bandeja de horno o en una rejilla forrada con pergamino.
  • Deja que el aire circule, ya sea secando con la puerta entreabierta o utilizando la convección.
  • Seca las naranjas durante 10 horas a 60-80 °C. Comprueba regularmente que las naranjas estén en buen estado y dales la vuelta. El tiempo de cocción depende directamente del horno. No es aconsejable dejarlas a una temperatura más alta, ya que los cítricos pueden quemarse fácilmente.

Cómo secar naranjas en un deshidratador

  • Coloca las rodajas en la rejilla del deshidratador en una sola capa.
  • Seca las naranjas durante 18-20 horas a 60 °C.
  • Cuando se utiliza un deshidratador de verduras y frutas, no se puede controlar el proceso, ya que está automatizado. Lo principal es asegurarte de que al final la fruta no esté húmeda. Si es necesario, enciende el deshidratador durante otras 2 o 3 horas.
Compartir este artículo