Cómo lavar a máquina prendas delicadas

Cómo lavar a máquina prendas delicadas

Siempre dan ganas de mantener el guardarropa en buen estado. Pero unas prendas tranquilamente pueden lavarse, secarse y plancharse de forma normal, mientras que otras requieren de una cuidadosa atención. Por ejemplo, una blusa de seda o suéter de lana no deben lavarse a una temperatura mayor a 60 °C junto con prendas de algodón.

Tales piezas pueden lavarse a mano, pero no todos tienen fuerzas ni tiempo para hacerlo. Por eso, en Ideas en 5 minutos te contaremos cómo lavar prendas delicadas a máquina.

Qué telas requieren de un trato delicado

Para comenzar, veamos qué prendas y telas necesitan de un lavado cuidadoso.

¡Ojo! Los expertos aconsejan no lavar a máquina sedas muy finas, piel, cuero, cuero de gamuza y plumas.

En qué se diferencia un lavado delicado de uno normal

Las prendas sencillas y no delicadas frecuentemente se lavan en programas estándar. El tambor de la lavadora gira rápidamente y la temperatura del agua es bastante alta, cerca de 50–60 °C. Pero los tejidos delicados requieren de un lavado específico para ellos.

Durante un lavado delicado, el tambor gira lentamente. Las prendas en la lavadora literalmente nadan en olas. La temperatura del agua es de aproximadamente 30 °C. En un lavado delicado, las piezas rozan menos unas con otras. El centrifugado de tal lavado es mínimo o en general no se tiene.

Qué modos de lavado deben utilizarse para las prendas delicadas

En la mayoría de las lavadoras hay modos especiales para “lana” y “seda”. Estos son perfectos para lavar prendas de seda, lana y casimir. Para otras piezas delicadas se utilizan los modos “lavado a mano” y “lavado delicado”. También hay modo “lavado en frío”. El agua fría es más cuidadosa con los tejidos y los protege de la pérdida de fibras.

Cómo configurar el modo de lavado delicado por ti mismo

Si tu lavadora no tiene un modo de lavado para prendas delicadas, lo puedes configurar tú mismo. Para esto necesitas hacer lo siguiente:

  • Configura la temperatura del agua a 30 °C.
  • Coloca el tiempo mínimo de lavado. Generalmente es de 30–40 min.
  • Enciende el modo de enjuague extra.
  • Apaga el modo de centrifugado, si así lo indica la etiqueta de la pieza. Si la prenda se puede centrifugar, coloca una velocidad máxima de centrifugado de 800 r. p. m.

Con qué lavar las prendas delicadas

Es mejor lavar las prendas delicadas con productos especiales. Más a menudo suelen venderse en botellas. Estos tienen un pH neutro, se disuelven por completo en agua fría, producen poca espuma y se enjuagan bien. Son más suaves que los detergentes normales. Lo que importa es que estos productos no contengan cloro.

En las tiendas se pueden encontrar geles y detergentes concentrados especialmente para lavar seda, lana y prendas de color. Pero se puede comprar un producto que sea adecuado para lavado delicado. Con frecuencia tendrá una frase que dirá “para lavado delicado” o “para tejidos delicados”.

Para las prendas de tejidos delicados utiliza un suavizante especial. Este suaviza y alisa las fibras. Se recomienda utilizar productos ecológicos para lavar. Ayudan a conservar mejor el tejido y no causan alergias.

Qué pueden decir las etiquetas en la ropa

Todas las prendas tienen una etiqueta con su composición y las recomendaciones para su cuidado. Antes de lavar una prenda, léela atentamente. En las piezas de tejidos delicados frecuentemente se encuentran las siguientes etiquetas.

Qué hacer si la prenda no tiene etiqueta

Si la prenda no tiene etiqueta con estas marcas, mira la composición del tejido e intenta al tacto determinar de qué se trata. Al principio del artículo te contamos qué tejidos necesitan de un lavado delicado. Si la prenda se compone de fibras delicadas y habituales, lávala en un modo delicado. Si no puedes determinar la composición, es mejor asegurarte y también seleccionar el modo de lavado delicado.

Por ejemplo, la playera en la foto superior se puede lavar en agua fría y no se debe usar blanqueador. El lavado en seco también está prohibido. Se puede secar en máquina, pero con un secado suave.

Cómo preparar correctamente las prendas para su lavado

Al lavar prendas delicadas, divídelas en categorías. Las piezas blancas con blancas, las de color con prendas de color. No se debe lavar la lana con tejidos finos. Separa todo según su composición y densidad.

Lava la ropa interior y las prendas con elementos decorativos en bolsas de malla especiales. En ellas también se pueden lavar tejidos finos y ligeros. Antes de lavar, pon al revés todas las prendas con bordados, patrones, diamantes de imitación y parches. También es mejor lavar las de color al revés. De esta forma reduces la probabilidad de que se decoloren.

El tambor debe de estar cargado a la mitad. Después del lavado, saca las prendas de la lavadora. No vale la pena secar a máquina los tejidos delicados.

Compartir este artículo