Ideas En 5 Minutos
NuevoPopular
Aprende
Crea
Mejora
Ideas En 5 Minutos

Cómo limpiar un espejo sin dejar manchas

Parece que lavar un espejo es bastante fácil: solo necesitas espolvorearlo con un detergente especial y limpiarlo con una servilleta. Pero, en realidad, las manchas a menudo permanecen incluso cuando se usa un spray limpiacristales de alta calidad, y la antigua forma de frotar los espejos con periódicos genera la aparición de pelusa y polvo.

Ideas en 5 minutos te trae varios trucos con los que podrás limpiar cualquier espejo del polvo y la suciedad sin dejar manchas.

Qué necesitarás

  • Rociador y limpiacristales

  • Alcohol medicinal

  • Paño esponjoso o esponja

  • Paño de microfibra

  • Vinagre blanco (de mesa)

  • Espuma de afeitar

Cómo limpiar un espejo

Paso 1. Elimina los restos de la laca para el cabello y otra suciedad limpiando la superficie del espejo con un disco de algodón o un paño de microfibra empapado en alcohol.

Paso 2. Aplica un limpiador de vidrios en el espejo con la ayuda de un rociador. Seca la superficie con un paño de microfibra. Muévete como si estuvieras dibujando la letra S en el espejo, de un borde al otro de la superficie. Al mismo tiempo, trata de agarrar y eliminar el exceso de suciedad de la superficie del vidrio.

Paso 3. Cuando termines, retrocede y mira el espejo desde diferentes ángulos: asegúrate de que la superficie esté limpia de manera uniforme. ¡Listo!

Cómo preparar un limpiacristales

Necesitarás:

  • 1/2 taza de agua destilada

  • 1/2 taza de vinagre blanco

Preparación: Mezcla los ingredientes en un recipiente y vierte el líquido en una botella con atomizador. La principal ventaja de un producto de este tipo es su composición simple y respetuosa con el medio ambiente, así como la ausencia de manchas en el vidrio después de la aplicación. El olor a vinagre desaparece en un par de minutos después de su aplicación a la superficie.

Trucos útiles

  • Si las manchas de agua son difíciles de limpiar debido a la cal, mezcla 1 parte de vinagre blanco y 1 parte de agua (preferiblemente destilada) en un recipiente. Humedece una esponja en el líquido resultante y luego frota el espejo lentamente. Mantén la esponja húmeda. Para quitar las manchas rebeldes, presiónalas con la esponja y déjala reposar unos minutos.

  • Las manchas de pasta de dientes y las huellas dactilares en el espejo se pueden eliminar rápidamente humedeciendo un disco de algodón con una pequeña cantidad de alcohol y limpiando la superficie con él.

  • Es mejor deshacerse primero de las manchas visibles y rebeldes y luego aplicar el limpiacristales uniformemente sobre toda la superficie del espejo y secarlo. De lo contrario, después del lavado, pueden quedar aureolas.

  • Para evitar que el espejo del baño se empañe, aplícale espuma de afeitar y luego sécalo con una toalla o paño de microfibra. El espejo no se empañará durante mucho tiempo. Luego, simplemente repite el procedimiento.

  • No uses toallas de papel o periódicos viejos para lavar o limpiar espejos. Pueden dejar pelusa, polvo y restos de papel con tinta. En su lugar, es mejor usar un paño fino de microfibra.

Compartir este artículo