Cómo limpiar una estufa de gas

Después de realizar experimentos culinarios, el resultado no solo es la comida. Durante el proceso de preparación, en la estufa de gas se juntan restos de comida quemada, hollín, manchas de grasa y otras suciedades. Cocinar de tal manera que la estufa no se ensucie es imposible, por eso tarde o temprano surge la necesidad de limpiarla.

Ideas en 5 minutos preparó una serie de instrucciones paso a paso para limpiar una estufa de gas. Averiguarás cuán seguido hay que hacerlo y qué productos de limpieza se requieren.

Productos que necesitarás

Para limpiar una estufa de gas, necesitarás:

  • Detergente líquido

  • Limpiador para cocina con pulverizador

  • Guantes de goma gruesos para proteger las manos

  • Esponja con capa abrasiva suave

  • Trapo de tela

  • Toalla pequeña

  • Recipiente hondo

Cómo limpiar una estufa de gas

  • Antes de proceder con la limpieza, asegúrate de que su superficie se haya enfriado por completo y de que los hornillos estén apagados. Si tu modelo viene con un bloqueo de uso, actívalo.
  • Quita las rejillas y ubícalas en el fregadero. Pulveriza sobre ellas abundante limpiador y déjalo actuar durante 15-20 minutos.
  • Quita los hornillos y ponlos en un recipiente con agua y detergente líquido. Déjalos en remojo durante 20-30 minutos.
  • Pulveriza de forma abundante la superficie de la estufa de gas con el limpiador. Déjalo actuar durante unos minutos para que se ablanden las manchas profundas.

  • Frota la estufa con la parte suave de la esponja.

  • Quita las manchas resistentes con la parte áspera. Antes de hacerlo, prueba frotar un poco la parte áspera de la esponja en un lugar poco notable de la estufa para asegurarte de que no dañará la superficie.

  • No te olvides de repasar las manijas y limpiar entre ellas.

  • Moja la esponja y repasa una vez más la estufa. Sigue repasando hasta que se hayan quitado todas las manchas.

  • Seca la estufa de gas con el trapo de tela para eliminar los restos de agua y de limpiador.

  • Vuelve a las rejillas. Lávalas hasta eliminar los restos de grasa y de limpiador. Para combatir el cochambre profundo, utiliza la parte áspera de la esponja. Lávalas una vez más bajo el chorro de agua y ponlas a secar.
  • Vuelve a los hornillos. Límpialos con la esponja para quitar las manchas. Después lávalos con agua, utiliza la toalla para secarlos y ponlos en su lugar.

Cuán seguido hay que limpiar la estufa

Repasa la estufa de gas con una esponja húmeda o una servilleta después de cada uso para quitar los restos de comida, líquidos y manchas recientes. Una vez cada 1-2 meses, limpia la estufa a fondo siguiendo nuestras instrucciones paso a paso.

Compartir este artículo