Cómo limpiar una plancha

Con el paso del tiempo, el compartimento para el agua y la base de la plancha pueden llenarse de cal. La mayoría de los fabricantes aconsejan limpiar el aparato cada 1 a 4 meses dependiendo de la frecuencia de uso. Esto garantizará un perfecto deslizamiento y evitará que la suciedad de la plancha se traslade a la ropa durante el planchado.

Ideas en 5 minutos quiere ofrecerte métodos sencillos para limpiar la suciedad acumulada en la superficie de una plancha. Para esto necesitarás materiales y herramientas que puedes encontrar fácilmente en casa, como esponja, jabón líquido para lavar platos, un viejo cepillo de dientes, bicarbonato de sodio y vinagre.

1. Esponja y jabón líquido para lavar platos

Una esponja y jabón líquido para lavar platos serán capaces de quitar la suciedad reciente.

  • Aplica unas gotas de jabón líquido en la base de la plancha.

  • Haz espuma con la parte blanda de la esponja.

  • Frota la superficie durante un minuto.

  • Quita la espuma y seca la base con una toalla.

2. Pasta de bicarbonato de sodio

Una pasta de bicarbonato de sodio servirá para las superficies más sucias.

  • Mezcla 2 cucharadas de bicarbonato de sodio con 1 de agua.

  • Frota minuciosamente la pasta sobre la base de la plancha con ayuda de un cepillo de dientes viejo.

  • Procura que el bicarbonato no se meta en los agujeros para el vapor.

  • Quita la pasta y seca la base con una toalla.

3. Vinagre

El vinagre te ayudará a limpiar la cal del compartimento para el agua.

  • Mezcla 2 cucharadas de vinagre con 2 de agua.

  • Abre la tapa del compartimento.

  • Vierte esta mezcla.

  • Enciende la plancha y ponla en la temperatura más alta.

  • Toma un trozo de tela o sábana vieja y plánchalo. La cal saldrá de los agujeros de la base junto con el vinagre.

Compartir este artículo